Noticias

El etanol es la fuente renovable menos limpia para el transporte
24/12/2008
Mark Z. Jacobson, profesor de ingeniería civil y ambiental de la Universidad de Stanford (California), ha publicado un estudio en el que compara el impacto ambiental ocasionado por diferentes fuentes energéticas (excluido el petróleo) en un escenario hipotético en el que todos los vehículos de Estados Unidos se abastecieran con una de ellas. La eólica y la solar de concentración ganan la partida, y la pierden el etanol de maíz y el celulósico, superados incluso por la energía nuclear.

No es el primer estudio en el que Mark Z. Jacobson, director además del programa Atmosphere/Energy de la Universidad de Stanford, advierte sobre los riesgos de un uso masivo de los biocarburantes. En abril de 2007 publicó otro en el que destacaba que la emisión de compuestos carcinógenos (producen cáncer) que se emiten tras la combustión del etanol es similar, e incluso superior, a la de la gasolina tradicional. 

Los efectos para la salud vuelven a contar en el informe comparativo que ha publicado Jacobson en la página web de la revista Energy & Environmental Science, ya que entre los impactos que se estudian figura la mortalidad achacable a la contaminación del aire. Pero es solo una de las variables, ya que abarca otras más, como la contribución al cambio climático, la seguridad energética, el uso de agua y tierras y la afección a la biodiversidad.

El etanol de celulosa peor que el de maíz

A la hora de analizar el impacto causado por la utilización de fuentes energéticas en el transporte, Mark Z. Jacobson ha trabajado con 12 combinaciones diferentes, entre las que ha excluido al petróleo y a otros biocombustibles que no son el etanol. Nueve de ellas se basan en la producción de electricidad para cargar baterías de uso en los automóviles, una en la producción de hidrógeno para pilas de combustible con el mismo fin y dos en biocarburantes: etanoles a partir de maíz y de celulosa (segunda generación).

La clasificación final, de la más limpia a la más sucia y menos eficiente, queda así: eólica, eólica con producción de hidrógeno, solar de concentración, geotérmica, maremotriz, solar fotovoltaica, undimotriz, hidroeléctrica, nuclear, carbón con captura de carbono, etanol de maíz y etanol de celulosa (el último). Es decir, los dos biocarburantes analizados dan peores resultados que la energía nuclear y las térmicas de carbón con captura y almacenamiento de carbono.

Jacobson lo tiene claro, “algunas de las opciones propuestas para combatir el cambio climático son francamente horribles y los biocarburantes como el etanol causan más daño a la salud humana, la vida silvestre, el abastecimiento de agua y el uso de la tierra que los actuales combustibles fósiles”.

Los cálculos, mediante modelos matemáticos, están hallados partiendo de que todos los vehículos de Estados Unidos utilicen alguna de las doce combinaciones energéticas citadas. Jacobson pone el ejemplo del espacio necesario para cubrir esa demanda: “los parques eólicos sólo requerirían el 0,5% de tierra de los EEUU, mientras que el cultivo de maíz y de especies para obtener celulosa demandarían más de un 30%”.

 

 

Fuente: www.energias-renovables.com

 

 

Más información sobre energías alternativas

¿Cuándo será el hidrógeno el combustible de presente?

El bioetanol procedente de una hierba produce un 540% más de energía que la que consume


Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseņo y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.