Noticias

Suiza presenta el primer submarino solar del mundo
10/09/2008
Lo hizo ayer, en el pabellón que el país alpino tiene en la Expo Zaragoza. El aparato –proyecto Goldfish– funciona con energía solar que es producida en la plataforma flotante donde atraca. El lugar elegido para materializar este proyecto es el lago Thun, en los Alpes. La iniciativa parte de la empresa de energía suiza BKW FMB Energie AG (BKW) y la compañía de transportes BLS SA, ambas ubicadas en Berna.

Hace un par de meses concluyó el denominado "estudio de factibilidad" del Proyecto Goldfish y ayer fue presentado todo él, y con todo lujo de detalles, en Zaragoza, en el marco de la exposición universal que ha lugar allí. Del estudio de factibilidad, llevado a cabo por los ingenieros Martin Pfisterer y Matthias Zelweger, responsables del proyecto, se extrajeron dos conclusiones fundamentales.

Una: el proyecto, aseguran sus promotores, "es totalmente realizable desde el punto de vista técnico", pues es perfectamente factible la alimentación de este ingenio con energía solar "desde una plataforma solar flotante" (ambos ingenieros aseguran, además, que toda la instalación es "adaptable a múltiples aplicaciones industriales, turísticas o de transportes").

Y  dos: "es posible la obtención de todos los permisos exigidos por el marco legal actual", por lo que el proceso de obtención de autorizaciones se puede llevar a cabo "rápidamente" (el submarino y la plataforma son considerados formalmente como embarcaciones).

Diez millones de francos suizos

Todo ello, aseguran sus promotores, "garantiza la alta seguridad de la inversión para los asociados buscados, dispuestos a financiar el proyecto, cuyos costes se elevan a unos diez millones de francos suizos" (algo más de seis millones de euros).

El proyecto en cuestión incluye un transbordador solar que lleva a los pasajeros desde el punto de salida, al borde del lago, hasta la plataforma solar flotante, donde se inicia la inmersión; la plataforma solar propiamente dicha, que debe servir como estación de carga para el submarino solar y el submarino en cuestión.

La plataforma solar flotante, similar a un nenúfar, está formada por un elemento central con una gran carpa y cinco satélites (de 6,5 toneladas cada uno) dispuestos en círculo y equipados con paneles solares. La energía producida por todos ellos es suficiente, aseguran los promotores, como para garantizar las inmersiones del submarino solar en el lago y, también, para posicionar la plataforma automáticamente a través de un sistema de posicionamiento geográfico.

Ordenador de a bordo para orientar los paneles

Cada uno de los cinco generadores solares tiene más de 40 metros cuadrados de superficie solar. Estos, señalan sus creadores, "pueden inclinarse hasta 30° en dirección al sol, sobre todo en invierno" para aprovechar mejor la luz del sol. El ordenador de a bordo calcula siempre el ángulo óptimo y hace descender los generadores solares a partir de una velocidad determinada del viento para reducir la resistencia del aire.

El submarino ha sido ideado para alcanzar una profundidad de inmersión máxima de 300 metros y para el transporte de 24 pasajeros. Desde el punto de vista técnico, señalan sus promotores, el aparato podría ser tripulado todos los días del año, "con excepción de una pausa de dos semanas para el mantenimiento". Para todo el estudio se ha partido, sin embargo, matizan, de una hipótesis de uso de 100 pasajeros durante 100 días por año.

Los promotores del Proyecto Goldfish aseguran que el consumo diario de energía sería de alrededor de 100 kWh, "a condición de que el submarino se use a una velocidad moderada; de esto resulta un consumo anual aproximado de 10.000 kWh".

Según los datos provistos por MW-Line, empresa especializada en la construcción de barcos electro-solares, "la energía necesaria para el posicionamiento de la plataforma exige contar con una superficie de módulos solares de aproximadamente 100 metros cuadrados. Esto se corresponde con una potencia nominal de aproximadamente 12 kWp y un consumo anual de energía de alrededor de 12.000 kWh".

Larga trayectoria solar

BKW FMB Energie AG (BKW) es una de las empresas más importantes de Suiza en el sector energético. Produce y suministra energía eléctrica a alrededor de un millón de personas. Entre sus proyectos más emblemáticos figura la construcción de la embarcación solar más grande del mundo, que circula desde el año 2001 en los lagos del Jura suizo, la construcción de la planta de energía FV del Stade de Suisse, nuevo estadio deportivo de la ciudad de Berna, que en 2005 obtuvo el Premio Solar Europeo y la construcción de la instalación de energía solar más elevada del mundo, en Jungfraujoch, en los Alpes suizos, en 2007.

Según reza el "Informe final sobre el estudio de factibilidad del proyecto Goldfish", se da la circunstancia de que "el primer submarino usado con fines turísticos fue el también suizo Auguste Piccard, con el que 32.000 pasajeros pudieron descender a las profundidades del lago Leman durante la Exposición Nacional suiza del año 1964. El Auguste Piccard tenía capacidad para 40 personas, un peso de 180 toneladas y podía descender hasta los 610 metros de profundidad. Continúa siendo el submarino turístico más grande y que descendió a la mayor profundidad de todos los construidos hasta ahora en el mundo".

Fuente: Energías Renovables

Más información sobre energías alternativas

Europa estudia importar energía solar del desierto del Sahara

¿Que es la energía solar?


Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseņo y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.