Noticias

Crece la Generación Eléctrica (Pero se Produce Menos Gas)
13/08/2008

Un informe confirmó ayer que la producción de petróleo y gas sigue declinando en el país, mientras que la de energía eléctrica aumentó 4% en junio con relación al mismo mes del año anterior.

Los datos divulgados por el Instituto Argentino de la Energía General Mosconi, presidido por Jorge Lapeña, indican: La producción de petróleo bajó 6% en junio con relación al mismo mes del año anterior. La de gas, por su parte, se redujo 2% entre las mismas fechas.

Las ventas de naftas (súper y común) aumentaron 5% en junio de este año con respecto a igual mes del año anterior. Pero las ventas de gasoil cayeron 10% entre los mismos meses.

La producción de electricidad creció 4% en junio con relación al mismo mes de 2007. Si se consideran los 12 meses acumulados a junio, contra igual período anterior, la producción de petróleo se redujo en 4%, la de gas en 2%, y la de energía eléctrica subió 2%.

Si se hace una comparación entre iguales períodos para ventas de naftas, el crecimiento fue de 15%, lo que demuestra que hay una fuerte desaceleración de la tasa de aumento (en junio sólo crece 5%). El mismo fenómeno se registra con las ventas de gasoil. En doce meses acumulados a junio de 2008, contra un período igual anterior, se vendió 5% más de ese combustible, pero junio contra junio de 2007 muestra una caída de 10%.

Los datos de electricidad explican en parte la fuerte reducción en las restricciones al consumo de industrias durante este invierno. Pero tienen mucha más incidencia en ese hecho las temperaturas bastante menos extremas que en junio de 2007 y la reducción del consumo en industrias y comercios. Una estimación preliminar de fuentes privadas indica que en julio la demanda residencial creció 5% con relación al año anterior, mientras en 2007 había subido a una tasa de 30%. Pero el consumo total sería inferior a 2%, debido a la menor actividad en industrias y comercios que disminuye la demanda de energéticos.

En tanto, la baja en la demanda de gasoil podría atribuirse a que hubo en junio pocos cortes de gas a industrias, lo que redujo la necesidad de adquirir combustibles líquidos para el funcionamiento de plantas fabriles. Una de las razones para no interrumpir el suministro de gas a industrias -aun con la caída de la producción- fue el menor consumo residencial por las temperaturas y el aporte del barco regasificador de gas natural licuado de origen importado. A esto se suma que en los días más fríos se interrumpió totalmente el envío de gas a Chile, mientras que en los más templados se exportó alrededor de un millón de metros cúbicos y, en las jornadas intermedias, aproximadamente 500.000 metros cúbicos.

 

Fuente: Ámbito Financiero

Los desafíos del sector energético

 

El desabastecimiento energético como problema regional

 


Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.