Noticias

Sube otra vez la electricidad: hasta 0,7% en todo el país
13/08/2008
La factura de electricidad que reciben los consumidores comerciales, industriales y residenciales de todo el país mostrará un alza de entre el 0,2 y el 0,7% en forma retroactiva a julio por un postergado incremento en la tarifa de los transportistas, aprobado ayer.

La suba otorgada a estas empresas rige desde el 1° de julio y recibió el visto bueno del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), según consta en ocho resoluciones publicadas en el Boletín Oficial. Las compañías beneficiadas son Transnoa, Transba, Transener, Distrocuyo, Transpa, Transnea y Transcomahue (que opera dos subsistemas, uno en Río Negro y otro en Neuquén). Los aumentos concedidos oscilan entre el 23 y el 45%, según pudo saber LA NACION de dos fuentes privadas.

Estos aumentos alcanzarán a los usuarios de todo el país ya que en la factura de las distribuidoras existe un cargo por el transporte de electricidad. Pero como tiene una incidencia muy baja en el precio final, los aumentos para los consumidores serán moderados y no llegarán al 1%. Se sumarán, eso sí, a las subas anunciadas por el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, hace menos de dos semanas, para los hogares que más consumen del área metropolitana. Las industrias, el comercio y los hogares del resto de la Argentina ya habían sufrido incrementos en los últimos años.

Pocas beneficiadas

Sólo Transener, Distrocuyo y Transba habían recibido del Gobierno una mejora en sus tarifas o "remuneración" por el transporte de electricidad, que fue del 25% para la primera y del 31% para las otras dos. El resto de las transportistas no obtuvo ajuste alguno desde la salida de la convertibilidad. Ahora todas serán beneficiadas, aunque en distinta medida, ya que el ajuste cubrirá el alza en los costos que las empresas sufrieron en los últimos años, que fue dispar.

El ajuste estaba contemplado en el acta acuerdo que cada empresa firmó con el Gobierno en la renegociación de los contratos de concesión. Ese documento contemplaba que, hasta tanto comenzara a regir el nuevo régimen tarifario -previsto ahora para febrero de 2009 y que prevé una tasa de rentabilidad para las compañías-, el Gobierno otorgaría aumentos en las tarifas, pero sólo para compensar el alza en los costos. Nunca se hizo: los aumentos fueron parciales y no alcanzaron a todas las empresas.

El Gobierno comenzó a desandar ese camino, aunque aún queda un trecho por recorrer. "En nuestro caso el aumento de ahora es del 26,65 por ciento, y es un reconocimiento parcial de la variación de costos que acumuló la empresa desde junio de 2005 [cuando se le autorizó la suba del 31%] a junio de 2008, que llegó al 37 por ciento", explicó a LA NACION el director general de Distrocuyo, Alejandro Neme.

Según Neme, los ajustes oscilan entre el 25 y el 45% y varían "por la estructura de costos de cada transportista". Una fuente vinculada a otra de las empresas dijo, bajo estricto pedido de anonimato, que el aumento para ellos era de "alrededor del 23 por ciento".

Estos aumentos no incidirán en los subsidios que paga el Gobierno. "No se está tocando las tarifas mayoristas que se les paga a los generadores, que es la que recibe subsidios", apuntó el ex presidente de YPF Daniel Montamat. Con todo, agregó que al menos el Gobierno parece decidido a recomponer, gradualmente, los precios de la canasta energética: "Se debería haber hecho en forma gradual, pero se trabajó tanto en el corto plazo que la suma de los cortos plazos nos llevó al largo plazo. Del pan para hoy y hambre para mañana, ahora nos llevó al mañana".

 

 

 

Fuente: La Nación

 

 

 

Europa estudia importar energía solar del desierto del Sahara

 

Aplicación de la Termografía infrarroja en mantenimiento predictivo

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.