Noticias

La clase media, la más perjudicada con la suba de tarifas
03/08/2008
La suba del salario mínimo, del mínimo no imponible de Ganancias y de las asignaciones familiares no compensarán en el caso de los sectores medios a las erogaciones que los hogares deberán enfrentar las alzas en las facturas de electridad, gas, medicina prepaga, telefonía móvil, el GNC y el resto de los combustibles. Por un lado, las modificaciones en Ganancias sólo llegarán a los sectores más altos, mientras que el alza del salario mínimo afecta a una porción baja de los trabajadores. Los que están en negro y los cuentapropistas son los que más sufrirán el nuevo esquema.

La estrategia oficial de acercarse a la clase media se verá complicada por la batería de medidas que acaba de lanzar el Gobierno. Es que el balance entre los beneficios otorgados por la suba del salario mínimo y del mínimo imponible de Ganancias, versus las alzas en las tarifas de electricidad, gas, transporte y comunicaciones, arroja como perdedores a los sectores medios.

Estrictamente, el tarifazo no arrancó con los anuncios de esta semana, sino que viene pegando fuerte, especialmente en los sectores de ingresos medios y altos, desde junio, cuando se empezaron a sentir las subas de la televisión por cable y de los pasajes aéreos de cabotaje. En julio se sumaron las de los taxis, y este mes empezarán a impactar el aumento de los servicios de medicina prepaga y los seguros de automóviles. En las facturas de agosto figurará la suba de la tarifa eléctrica que entró en vigencia desde julio. Además, se esperan las subas de otras tarifas postergadas: gas, transporte público de pasajeros de corta distancia y agua y servicios sanitarios.

Durante un acto en San Martín, la presidenta Cristina Kirchner apuntó ayer una vez más a los sectores más ricos del país y que se rehúsan a la redistribución del ingreso. “Dejen construir la Argentina de los que creemos que podemos estar todos un poco mejor”, les dijo.

Los analistas consultados por PERFIL coincidieron en que el nivel socioeconómico más afectado por las subas, en principio, serán las clases media y alta de Capital y Gran Buenos Aires.

Distribución

El impacto redistributivo de los aumentos varía en cada caso.

Transporte aéreo, servicios de medicina prepaga, seguros de automóviles y taxis son consumidos exclusivamente por la población de mayor poder adquisitivo.

No pasa lo mismo con la electriciad. El Gobierno optó por castigar con mayores subas a quienes más consumen. Pero los especialistas no creen que necesariamente el mayor consumo de electricidad hable de una mejor situación socioeconómica. De hecho, las heladeras y equipos de calefacción y aire acondicionado de mayor eficiencia son más caros y por ello son adquiridos por los segmentos de mejor pasar de la población.

A su vez, en los hogares de la clase media y pobre de los suburbios del área metropolitana, las redes de agua potable no existen y deben recurrir a sumar entre 5 y 10 KWh (casi la mitad de lo que consume una heladera) por bimestre para abastecerse de agua de pozo a través de un bombeador.

Es por ello que, a diferencia de lo que aseguró el ministro de Planificación, Julio De Vido, se encuentran casos de familias pobres que consumen más del máximo de 650 KWh por bimestre que los exceptuaría de la suba.

Dejando de lado la cuestión redistributiva, el aumento en la electricidad y el posible incremento en el gas de red, si bien ayudan a moderar los subsidios, lo hacen de forma muy limitada.

Los especialistas sostienen que si la distorsión en los precios vinculados con la producción primaria de energía –extracción de petróleo y gas– se mantiene, los subsidios al sector privado seguirán creciendo. De hecho, De Vido, al anunciar la medida, comentó que se ahorrarían $ 300 millones, menos de 1% de los subsidios estimados para este año.

Telefonía celular. Las empresas están comunicando a sus clientes que a partir de este mes les aumentarán los precios de las llamadas un 10% por cada minuto, aunque, en algunos casos, las subas pueden ser superiores al 15%. También los mensajes cortos de texto (sms, por su sigla en inglés) sufrirán un aumento similar. Esta suba impacta con más fuerza en los estratos más bajos, que destinan 8% de sus ingresos a mantener su teléfono móvil, contra el 1% que destinan los usuarios de una familia de altos ingresos. Además, a diferencia de los estratos medios y altos, la mayoría de los hogares de menores ingresos no disponen de línea fija.

Por otra parte, la población más necesitada en general no tiene acceso a gas por redes. Por ende el aumento debería recaer con mayor peso en las clases media y alta, mientras que las subas en el transporte de pasajeros impactará en las clases más bajas porque el gasto en tickets de transporte representa una proporción mayor del magro salario de los sectores de menores ingresos.

 

 

 

 

Fuente: Perfil

 

 

Como leer la factura de energía Eléctrica

 

¿Como se lee un medidor electrónico AMPY?

 

¿Que es el factor de potencia?

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.