Noticias

Cobrarán la deuda estatal las eléctricas que inviertan
29/07/2008

Las temperaturas moderadas que dominan los termómetros este año evitaron hasta ahora cortes eléctricos como los de 2007. Lejos de confiar en los designios del clima, el Gobierno puso en marcha un plan para evitar mayores sobresaltos en el mediano plazo.

A través de la resolución 724 de la Secretaría de Energía, a cargo de Daniel Cameron, publicada en el Boletín Oficial el jueves pasado, lanzó una nueva modalidad de contrato que le permitirá a Cammesa, la compañía mixta encargada que administra el mercado, comenzar a saldar una deuda superior a $ 1.000 millones que mantiene con el sector privado. A cambio, la norma exige a las empresas que aumenten inversiones.

A través de la norma, Energía habilita a Cammesa a realizar Contratos de Compromiso de Abastecimiento MEM, que estarán “asociados a la reparación y/o repotenciación de grupos generadores”, según sostiene el texto firmado por Cameron.

Podrán celebrar esos acuerdos, que tendrán prioridad de pago, las empresas que presenten planes de inversión para mejorar el rendimiento de sus instalaciones cuyo costo supere el 50% de sus ingresos. “Al que invierta $ 40 millones le van a pagar hasta 80 millones”, explican en el sector.

La creciente deuda del Estado con las empresas se debe a que Cammesa es la encargada de cobrar por la energía y luego girar los fondos al sector privado. Por el desfinanciamiento del ente mixto, esa operatoria tiene una demora que en algunos casos supera los 12 meses.

“El primer cuatrimestre tuvimos una buena generación de caja, pero no cobramos. Si se nos rompía una máquina, no teníamos con qué pagar la reparación”, reconoce el número uno de una de las generadoras.

La situación afecta a todas las compañías del sector. Entre las principales se encuentran Central Puerto y Piedra del Aguila (del grupo que encabeza Carlos Miguens), Central Térmica Güemes, Loma La Lata y Nihuiles, de Pampa Holding (en manos de Marcelo Mindlin), El Chocón y Costanera (de la española Endesa) y las eléctricas de la norteamericana AES.

En las empresas recuerdan también que “desde hace tiempo no tenemos actualización en los precios”. Además, aportaron desde 2004 hasta el año pasado parte de sus ingresos para financiar dos nuevas centrales.

Los ejecutivos de las generadoras vienen planteando su estrecha situación de caja a Energía desde hace tiempo. De hecho, la cartera que conducen Cameron reconoce algunos de los argumentos privados cuando justifica la norma. Según la resolución, las empresas que producen electricidad “no tienen la seguridad suficiente de disponer de los recursos económicos necesarios para afrontar los costos que ocasionan una reparación mayor”. Eso, debido a que esa clase de iniciativas pueden “no ser completamente cubiertas” por el pago que reciben del Gobierno.

La ruptura que aceleró los planes

En el sector aseguran que la decisión oficial de comenzar a instrumentar una forma más veloz para saldar las deudas del Gobierno con las empresas surgió a partir de una importante rotura en Central Puerto, una generadora que pertenecía a Total y ahora está en manos de Sadesa, liderada por Carlos Miguens, que en diciembre del año pasado tuvo un problema en un transformador.

Por esa dificultad, la empresa, que tienen casi el 10% de la oferta eléctrica del país, mantuvo paralizada más de un tercio de su capacidad instalada.

Como los transformadores son caros de reparar y comprar, desde Planificación le ordenaron a Transener –la transportadora de energía propiedad de Dolphin, la cordobesa Electroingeniería y la estatal Enarsa, que preste el que tiene de back up a Central Puerto.

En el Gobierno notaron, además, demoras en la reparación de equipos en otras empresas y poca intención de aumentar la capacidad de generación.

 

Fuente: El Cronista

Más actualidad eléctrica


Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.