Noticias

Biocombustibles y energía en la cita de Lula y Bush
10/07/2008

Arreglada el día anterior, la cita entre los presidentes Lula da Silva y George Bush en la isla de Hokkaido (Japón), donde ayer concluyó el encuentro del Grupo de las 8 potencias más 5 países "emergentes", sirvió para que el jefe de Estado brasileño expusiera a su poderoso colega norteamericano varias de las preocupaciones de las que dejaron constancia los sudamericanos en la cumbre del Mercosur en Tucumán de la semana pasada.

Según trascendió, tocaron cuestiones de energía, de los subsidios agrícolas y la liberalización comercial, y hasta de los biocombustibles. Pero todo indica que Lula habría mencionado muy diplomáticamente cierta inquietud de Brasil y sus colegas de Sudamérica respecto de la reactivación de la IV Flota de EE.UU. para América latina y el Caribe, que patrullará las aguas del Atlántico Sur. En la cita con Bush, ambos conversaron sobre la Ronda de Doha que, al menos en teoría, se armó para eliminar los subsidios a la agricultura que aplican las regiones ricas del mundo. Sin embargo, las grandes potencias se han negado a retirar el apoyo a sus sectores agrícolas en la medida deseada por los países en desarrollo, entre ellos, Brasil, Argentina y la India. A cambio, Washington y los europeos exigen una apertura mayor de los mercados de los países emergentes en bienes industriales y en servicios.

Según fuentes brasileñas, Lula manifestó a Bush que habían avanzado todo lo posible en ese tema y que ya no había margen para concesiones de las naciones emergentes si del otro lado no había un gesto de mayor voluntad.

En su discurso de ayer, Lula mencionó el papel que la especulación financiera internacional tenía en el aumento de los precios de los alimentos, que se basa para él en que los commodities, así como el petróleo, se han convertido en objeto de apuestas en los mercados a futuro. También mencionó el disgusto de los sudamericanos respecto de las recientes medidas adoptadas por la Unión Europea frente a la inmigración. Según Lula los países ricos creen que los pobres incomodan. Pero hay una sola manera de solucionar el problema y es acabar con la lógica de los subsidios agrícolas .


 

 

Fuente: Clarín

Más información sobre energías alternativas


Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.