Noticias

Guiño oficial a empresas: les perdonarán multas millonarias por consumo eléctrico
26/06/2008

En medio de los cortes de energía que comenzaron a aplicarse a empresas en todo el país, el Gobierno puso en marcha un nuevo plan de seducción para que las grandes, medianas y pequeñas compañías se garanticen su propia energía y liberen oferta para el consumo en hogares. La propuesta oficial es tentadora: perdonarles deudas millonarias que acumularon el año pasado, cuando no respetaron la orden del Ministerio de Planificación, a cargo de Julio De Vido, de reducir el consumo eléctrico en los momentos más críticos del sistema energético.

Frente a la posibilidad de apagones por la fuerte demanda en hogares, durante el invierno de 2007 casi 5.000 empresas debieron racionar su demanda por orden del Gobierno. Las penalizaciones son más que severas. Por ejemplo, una industria pagó el año pasado un promedio de $ 70 el megawatt (Mw) por hora. Para el consumo no permitido, las multas son de $ 3.000 el Mw, es decir, por encima de 40 veces más. A pesar de las amenazas, una gran cantidad de empresas hizo oídos sordos al pedido oficial. “Las industrias estábamos ante la disyuntiva de ceder ante las multas o directamente cerrar nuestras fábricas”, reconoció un empresario consultado por El Cronista.

El Gobierno tiene la lista de los incumplidores, pero a través de la nota 380, firmada por el secretario de Energía, Daniel Cameron, le pidió a Cammesa –la compañía administradora del mercado– no informar los montos. En el mercado estiman que esa movida se debe a que en la Casa de Gobierno no quieren recibir demandas judiciales por las penalizaciones. Y aseguran que las multas para algunas empresas “son exorbitantes”.

Segundas intenciones

La señal de paz hacia las industrias la comunicó el propio Cameron, que en marzo envió la nota 287 a Cammesa, en la que les otorga a las industrias la posibilidad de condonar la penalidad por haber consumido de más si contratan con un generador antes del 1º de agosto tanta energía como la que utilizaron en 2005 (el resto ya tienen la obligación de obtenerlo de esa manera).

Energía les da otra alternativa: que instalen grupos electrógenos por tanto o más que la energía consumida durante ese año. Varias de las empresas más grandes del país ya se lanzaron a buscar su propia electricidad. Entre ellas, la alimenticia Arcor, la cementera Minetti, la petroquímica Solvay Indupa –tiene en marcha un proyecto de gran porte en sociedad con Albanesi–, la minera Barrick; AGD, la cerealera de los Urquía; Molinos, de los Perez Companc; Aluar, de los Madanes Quintanilla, y las siderúrgicas de Techint.

Además de liberar electricidad para hogares, el Gobierno tiene otras intención: que las industrias dejen de comprar la energía a empresas distribuidoras (como Edenor y Edesur), por lo que deberán desembolsar entre un 20% y un 25% más en sus nuevas facturas.

Para las firmas que quieran obtener el perdón oficial, sin embargo, la redención no será del todo sencilla. Eso se debe a que deberán comprar electricidad a generadores que hayan tenido esa producción en marcha antes de 2005 y, además, cuenten con excedentes como para abastecer bien al consumo residencial. Algunas de las compañías en condiciones potenciales de ofrecer esa electricidad son Central Puerto, Endesa Costanera, Genelba, Pluspetrol y Dock Sud, entre otras. “Esta medida ya comenzó a generar movimiento. Las medianas empresas se están moviendo a través de consultoras”, asegura un alto ejecutivo del sector generador.

Los problemas de las temperaturas bajas en invierno

El año pasado la Argentina registró el invierno más crudo durante las últimas cuatro décadas. Ese fue el mayor argumento que esgrimieron en despachos públicos para justificar los cortes a industrias de todo el país, que se prolongaron intermitentemente a lo largo de tres meses, con epicentro en julio. Ese fue el detonante de la nueva medida del Gobierno para que las empresas liberen energía a los hogares. La situación crítica se repite este año.

El jueves y el viernes se registraron cortes a empresas, al igual que durante los primeros días de esta semana. En el Gobierno prefieren llamarles “reducciones voluntarias de carga”, dado que, según los funcionarios, responden a una colaboración de las empresas frente al pedido oficial. Los números de ahorro están guardados bajo siete llaves, pero en el sector estiman que se recortaron unos 1.000 megawatts, cerca de un 5% de la oferta real de la Argentina.

 


Fuente: El Cronista

Más información sobre ahorro de energía 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.