Noticias

Importar energía de Brasil será 25 veces más caro
21/05/2008

La energía que se importa desde Brasil, a la que hubo que recurrir los últimos días, resulta hasta 25 veces más cara que la generada en la Argentina. En una punta están los u$s 13,69 por Megavatio/Hora (MWh) de Genelba, la central térmica de General Rodríguez; en la otra los u$s 300 a u$s 400 que cuesta la misma unidad de medida si entra por el Nodo Frontera Garabí II. Una situación que el otoño cálido atrasó, pero que la salida del sistema de varias centrales (tanto térmicas como hidroeléctricas) adelantó. Este déficit energético podría costarle al país alrededor de u$s 3.000 millones este año (según cálculos del sector privado), pero lo más probable es que no se paguen cash –como ocurrió en algunos tramos del año pasado– sino que se devuelvan con distintos tipos de energía. “El año pasado, cuando los brasileños llegaron a mandarnos 1000 MWh, las remesas llegaron a $ 400 millones por semana. Que además debimos pagar adelantados, porque negociando son peores que haciendo tiempo si ganan un partido”, comentó una fuente cercana al tema.

Desde el Gobierno, en tanto, señalan que “la energía que Brasil nos importará hasta noviembre, podremos devolverla luego con gas (de gran disponibilidad en primavera y verano), energía hidroeléctrica, térmica o de otro tipo. Este intercambio nos permite afrontar los períodos de gran demanda a los dos países sin mayores problemas”. Según el Acuerdo de Provisión de Energía binacional, al cual El Cronista accedió en exclusiva, la importación de energía de Brasil contempla las dos posibilidades: pagándola en reales o mediante energía, técnicamente llamadas sin y con devolución.

Si el pago se hiciera cash, “las facturas deberán ser presentadas al Comprador Argentino hasta el décimo día hábil del mes calendario siguiente al facturado. El vencimiento de los pagos pendientes será a los cinco días hábiles de la recepción del documento de crédito o débito”, según establece el acuerdo.

El precio, según distintos actores consultados por este diario, estará entre u$s 300 a u$s 400 durante esta época del año, y superaría claramente ese techo en el invierno. Porque la energía importada siempre vendrá desde la central brasileña menos eficiente, y en consecuencia la de mayor precio. Cuánto más frío haga en Brasil, haciendo subir su consumo, lo que vende a la Argentina saldrá más caro, por lo que el MWh superaría los u$s 400, sin que nadie se anime a pronosticar un techo. La estrategia argentina es comprarle energía a Brasil ahora, cuando no es tan cara, para necesitarla menos a medida que bajen las temperaturas y suba su precio. “Las represas del río Limay están bajas, pero también es cierto que se está guardando ese agua para usarla más adelante.

Además, se prefirió sacar de servicio muchas centrales ahora, para tenerlas disponibles en el invierno. Y la generación que se sumó en Campana (550 Megavatios), así como mediante Energía Delivery, más lo que vendrá por Timbúes (275 MW) y la suba de Yacyretá (220 MW), harán que durante el invierno se necesite menos de los brasileros”, comentó una fuente del sector. De todas formas, durante lo más crudo del invierno habrá que recurrir a la importación desde el país vecino, con un límite de 2100 MWh al que difícilmente se llegue.

La pretensión oficial es usar esta posibilidad en la menor medida posible, porque u$s 400 o más por MWh es un precio muy lejano al de los usuarios locales. “El MWh que el Estado argentino le pague o devuelva a Brasil se venderá, en el mejor de los casos, a u$s 80 (usuarios industriales) y en el peor a u$s 15 (residenciales)”, aseguró una fuente del sector. Desde el Gobierno, en tanto, recuerdan una máxima que nadie discute: “la energía más cara es la que no se tiene”.


 

Fuente: El Cronista

Más actualidad eléctrica


Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.