Noticias

Ya se usa energía de Brasil para el consumo interno
19/05/2008

La temperatura templada que se registra en la mayor parte del país y que continuaría hasta el viernes posterga por ahora la evidencia de la escasez energética. Pero ya hay datos concretos de las dificultades: desde este fin de semana se empezó a importar hasta 800 megavatios de electricidad desde Brasil. De esa cantidad, unos 300 se envían a Uruguay, y el resto ya se destina al consumo interno. Esto es así porque la contracara de las altas temperaturas para esta época del año es la sequía.

La represa binacional de Salto Grande está generando muy poco porque el embalse está bajo, lo que explica la necesidad de importar que tiene Uruguay. (En otros años, antes de 2004, esas importaciones eran de energía argentina; ahora se debe triangular desde Brasil).

La bajante en Salto Grande se puede solucionar en cualquier momento porque el régimen de lluvias en la zona de la represa es poco previsible. En cambio, ya hay expectativas mucho menores de que llueva en las represas del Comahue.

En estas hidroeléctricas, los embalses podrían guardar reservas de agua para cuando aumente el consumo residencial por el frío, pero de hecho la falta de lluvias mantiene los niveles a igual altura que en el último mes y medio, y aun con tendencia a la baja.

En Alicurá, el embalse bajó un metro con respecto a mediados de la semana pasada, lo que se explica porque en el horario pico se sigue utilizando energía de esta central y no hay nuevos aportes de agua.

Para cubrir el consumo interno, las centrales térmicas están operando en los máximos niveles posibles (casi 9.000 megavatios en el horario pico), si se considera que en este tipo de usinas siempre hay un grado de indisponibilidad por razones técnicas o salidas por mantenimiento. Esto es casi inevitable y no se puede corregir con los exagerados controles del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, que tiende a atribuir los problemas a las empresas.

Por el momento, la mayor parte de las centrales térmicas está operando a gas, pero cuando baje la temperatura, deberán usar gasoil o fueloil importado, lo que les baja el nivel de rendimiento, suscita problemas de logística (para que el combustible llegue a tiempo) y les resta eficiencia.

Esta semana, probablemente con la presencia de la presidenta Cristina Kirchner, se inaugurará la segunda turbina a gas de la central de Campana, operada por la española Endesa, pero la primera todavía sigue en período de prueba y no despacha energía al sistema interconectado nacional. Mayor atraso Más retrasada aún está la construcción de la central de Timbúes, donde todavía ni una turbina fue inaugurada. Además, en este último caso, sólo podría funcionar si hay gas, porquetodavía no se construyó el oleoducto y para recibir el gasoil que necesita, se requiere una cantidad de camiones inexistente en el mercado. En los dos casos, son centrales de ciclo combinado, con dos turbinas a gas y una a vapor en cada caso. Según lo previsto, las de vapor estarán listas para el invierno de 2009.

Los datos permiten sospechar que aun con la importación ya comprometida con Brasil, habrá un faltante de energía en el invierno, que será más grave si se registran temperaturas muy frías. Por el momento, no hay iniciativa nuevas para incentivar el ahorro, por lo que se supone que para cubrir ese faltante, se cortará energía en el horario pico a las 4.700 empresas industriales y comerciales que tuvieron restricciones en el invierno de 2007.


 

Fuente: Ámbito Financiero

Más actualidad eléctrica


Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.