Noticias

Ya se importa electricidad de Brasil (se envía a Uruguay)
13/05/2008

Empezaron ayer las importaciones de energía eléctrica desde Brasil, pero por el momento sólo para reenviarla a Uruguay, afectado por el bajo nivel de generación de sus represas hidroeléctricas, en particular la binacional ubicada en Salto Grande.

En tanto, en la Argentina el pronóstico meteorológico extendido indica que por los menos durante esta semana y la próxima, la temperatura se mantendrá entre 15° y 25°, nivel que se considera ideal para el sistema eléctrico, porque no se prenden los aparatos de aire acondicionado ni los calefactores.

De todas formas, el sistema nacional opera con limitaciones que por el momento siguen impidiendo que se pueda guardar agua en las represas de la zona del Comahue, las únicas con posibilidad de acumular reservas para el invierno. La primera dificultad pasa por el bajo nivel del embalse de Salto Grande, por lo cual sólo están en funcionamiento cuatro de las 12 turbinas de la represa, de modo que la generación está en un promedio diario de alrededor de 400 megavatios, frente a un total posible de 1.200.

Igualmente, para cubrir la demanda del horario pico se despachan más de 800 megavatios de Salto Grande, mientras el resto del día se procura recuperar el embalse. En esta presa -llamada de pasada- no hay posibilidad de acumulación salvo cuando el nivel del agua está bajo, como ocurre ahora. Hay, además, problemas en las centrales térmicas. Se estima que unos 550 megavatios no se están produciendo por falta de gas, mencionándose que en esa situación se encuentran el ciclo combinado de Aluar y otro de AES Paraná. También están indisponibles 250 megavatios en Central Costanera. Según informó la empresa a la Bolsa de Comercio ayer, el viernes pasado en horas de la tarde se produjo una falla en el transformador principal de una de las turbinas a gas del ciclo combinado denominado Mitsubishi, por lo cual el equipo debió salir de servicio. Análisis

La compañía dijo que «la avería se produjo a pesar de haber realizado todos los procedimientos de mantenimiento preventivo y predictivo que son recomendados por el fabricante para anticipar potenciales desperfectos». Hasta anoche, los técnicos analizaban si el transformador puede repararse o si haría falta su reemplazo, y no había todavía estimación del plazo para que la turbina vuelva a funcionar. Aun con la falta de gas para ciclos que no pueden sustituirlo por gasoil y las indisponibilidades de Costanera y otras centrales, en el horario pico la generación térmica proporcionó ayer más de 8.600 megavatios. Pero el nivel de la demanda sigue superando los 16.000 megavatios a las 20 (sin aparatos de aire, ni calefactores), por lo cual Cammesa, la empresa controlada por la Secretaría de Energía que se ocupa del despacho eléctrico, debe utilizar energía de las hidroeléctricas del Comahue. En éstas los niveles de agua se mantienen constantes, aunque se esté generando, lo que indica que algunas lluvias están cayendo, pese a que éste es un año seco.

Tal como estaba acordado, Uruguay empezó a recibir ayer entre 200 y 300 megavatios diarios a través del sistema argentino. El acuerdo fue alcanzado por los ministros Daniel Martínez de ese país, con sus par de Brasil, Edson Lobao, y el ministro de Planificación argentino, Julio De Vido, durante un encuentro en Venezuela con motivo del Consejo Energético de Sudamérica la semana pasada. Martínez explicó que la importación se debe realizar vía Argentina debido a que la interconexión uruguayo-brasileña tiene una capacidad máxima de 70 megavatios. El funcionario estimó que el envío de energía brasileña permitirá atender prácticamente 20% de la demanda uruguaya y evitar la utilización de la Central Batlle, que genera con altos costos porque utiliza combustibles líquidos.

Simultáneamente, el gobierno uruguayo extendió ayer las medidas de ahorro energético obligatorias, que ya regían para el sector público, al sector privado, tanto residencial como comercial. En el sector residencial, se obliga a inhabilitar 50% de los ascensores en edificios, 50% de las escaleras mecánicas y la iluminación de porches y fachadas. Para el sector comercial, «se obliga a mantener apagados los equipos eléctricos para exhibición y venta, apagado 50% de la iluminación interior de los estacionamientos, 50% de los avisos luminosos y 50% de las luces de vidriera». Tampoco se podrán realizar espectáculos públicos nocturnos.

Un plan tan drástico es impensado en la Argentina, donde ya hay casi certeza de que si falta electricidad en el invierno, volverá a recurrirse a los cortes de luz en el horario pico a unos 4.700 usuarios medianos y grandes de todo el país. Para los días de temperaturas más bajas juegan en contra la falta de reservas significativas en el Comahue, las dudas de que realmente puedan estar funcionando las nuevas centrales ubicadas en Campana y Timbúes (ésta es la más retrasada) y la falta de gas para las centrales que no pueden reemplazarlo por combustible líquido, además de la exigida logística que se requiere para que el fuel y el gasoil importado lleguen a las usinas.

 


Fuente: Ámbito Financiero

Más noticias eléctricas


Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.