Noticias

Cómo será el mundo con el petróleo a u$s 200 el barril
12/05/2008

El precio del petróleo por encima de los u$s 125 el barril, y las especulaciones que se hacen sobre la posibilidad de que llegue a u$s 200, nos recuerdan que cada vez dependemos más del oro negro. Es improbable que el crudo llegue a costar u$s 200 en un futuro próximo, pero, si ocurre, las economías sufrirán el impacto.

La razón subyacente por la cual el precio del petróleo se duplicó por diez en menos de diez años es que la demanda, principalmente en China y la India, creció rápidamente mientras la oferta no mantenía el mismo ritmo. Esta dinámica es diferente a los shocks del lado del suministro que se vieron en la década de los 70, pero como los camiones y las personas no pueden dejar de trasladarse y viajar de un día para otro, un pequeño déficit en la oferta puede causar grandes variaciones en el precio.

Los mercados muestran esa volatilidad. El precio spot del petróleo con entrega inmediata se mantiene por encima del precio para entrega a futuro. Esto sugiere que se teme, particularmente, por el suministro de corto plazo. Los precios spot pueden trepar o desplomarse en el corto plazo, pero parece improbable que por un tiempo vuelvan a niveles bajos y estables.

El petróleo caro tiene efectos económicos. Los exportadores netos se vuelven más ricos a expensas de los importadores netos: los productores de Medio Oriente pueden comprar más autos alemanes, ropa francesa y títulos de Tesoro de Estados Unidos a cambio de cada barril. Los importadores deben comprar menos de todo lo demás para mantener el consumo de crudo.

El alto precio del petróleo puede causar inflación. Y, además, es posible que haya que eliminar el equipamiento de capital que utilice mucho combustible. Por ejemplo, podría acortarse la vida útil de las camionetas 4x4, las maquinarias agrícolas y las plantas de energía alimentadas a gas. Estos cambios causan pérdidas económicas.

Por el momento, la economía mundial le ha restado importancia a los incrementos en el precio del petróleo con el argumento de que, como los países ricos ahora pueden fabricar muchos más productos por barril de crudo que en la década de los 70, un aumento en los precios causa menos perjuicio económico. Este razonamiento es correcto, pero, cuanto más aumenten los precios, menos verdadero resultará. La porción de producción económica que las naciones importadoras deben gastar en crudo ha trepado notablemente. En los países ricos, el petróleo a u$s 125 el barril resultará un lastre notable para el crecimiento económico; en los más pobres, cuando se combine con los incrementos en los precios de los alimentos, pueden traducirse en mayor pobreza.

La producción petrolera debe crecer en respuesta a esta situación, pero, si no lo hace, es bastante imaginable que el petróleo pueda llegar a u$s 200 el barril. Y esto causaría graves perturbaciones económicas, tensiones internacionales y crisis cambiarias para algunas naciones pobres.

 


Fuente: El Cronista

Más actualidad eléctrica

Alternativas de energía


Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.