Noticias

Cristina en Ecuador: obra pública y energía, en el centro de la agenda
21/04/2008

La Presidenta se reunirá hoy con Rafael Correa. Lanzarán las obras de la mayor hidroeléctrica de ese país, que tendrá capitales argentinos estatales y privados. Así buscarán opciones alternativas a Venezuela para Enarsa.

Sólo un tremendo aguacero que cayó sobre Quito amenazaba con opacar la llegada de Cristina Kirchner a esta capital. Pero la Presidenta aterrizó ya sin lluvia. Como estaba previsto, llegó ayer al caer la tarde en Ecuador (alrededor de las 20 en Argentina), y se zambulló en el hotel para cumplir, hoy, con su apretada agenda de un día con su colega Rafael Correa, que ordenó llenar de rosas cada rincón por donde pasara la argentina.

Ambos se verán hoy al mediodía y firmarán, además de una simbólica Declaración Conjunta, 11 convenios bilaterales, varios de los cuales representan importantes apuestas de empresas argentinas que buscan hacer negocios en Ecuador.

Sin dudas, la Presidenta respirará aquí un poco del aire que falta en Buenos Aires, donde la circunda, además, un panorama nacional complicado. Pero optó por no emitir palabra alguna en público a su llegada al país andino. En la comitiva la acompañan los ministros Julio De Vido (Planificación), Carlos Tomada (Trabajo) y Jorge Taiana (Exteriores), más un puñado de legisladores. Los empresarios involucrados, a los que el embajador Carlos Piñeiro Iñíguez les armó agenda propia, fueron en otro avión.

La visita de Cristina, la primera a Ecuador como jefa de Estado, trasciende claramente los lazos de amistad que tejió con su amigo ecuatoriano.

Tiene como eje el lanzamiento de las obras de construcción de la que será la mayor central hidroeléctrica de este país, la Coca Codo Sinclair, y en la que la estatal Enarsa junto a otras empresas argentinas (Corporación América, Cartellone e Impsa) participará con un 30% de la inversión: oficialmente se dijo que serán US$ 480 millones de un total de 1.600 millones. En lo formal, es una sociedad binacional entre Enarsa y la estatal ecuatoriana Termopichincha.

El lanzamiento de las obras se concretará hoy al mediodía cuando ambos mandatarios descubran la piedra fundamental de la central. Será en los patios coloniales del Palacio Carondelet, sede del gobierno.

Sin contar las actividades de la tarde: una reunión privada entre los presidentes, la firma de la declaración y los convenios, condecoraciones mutuas y un almuerzo. Aunque las fuentes consultadas dijeron que no será parte importante de este viaje, se espera que la Presidenta vuelva a apoyar a su colega ecuatoriano en su grave conflicto con el presidente Alvaro Uribe, por la incursión en territorio ecuatoriano del Ejército colombiano para cazar al número 2 de las FARC, Raúl Reyes.

La Coca Codo Sinclair será una represa ubicada en la Amazonia ecuatoriana, a unos 300 km de esta capital. Producirá 1.500 megavatios, magnitud comparable a un Chocón y medio.

No pocos ven a ésta y otras iniciativas futuras como una apuesta estratégica argentina: la búsqueda de opciones alternativas -económicas y políticas- a Venezuela para Enarsa y sus socias privadas. Por cierto, fue De Vido quien cerró estos acuerdos.

De la mano de la Codo Sinclair, que, curiosamente, ayudará a este país a palear el déficit energético -que ahora también padece nuestro país- hay un crecimiento de la participación argentina en la obra pública de Ecuador, considerado aquí como "exponencial". De hecho, desde el sector privado, Cartellone ya está presente en este país en la construcción de puentes y túneles. Lo mismo ocurre con Corporación América, que cuenta con inversiones en el sector aeroportuario.

En ese sentido, comentaron las fuentes consultadas, los acuerdos que se firmarán hoy -hay sobre minas y petróleos, ciencia y tecnología, laboral, y sobre actividades espaciales, entre otros- permitirán una futura participación nacional en la modernización ferroviaria y del transporte de corta, mediana y larga distancia de Ecuador. También en el proyecto de un tren rápido para unir Guayaquil y Salinas.

Hoy, además, se hará entrega del estudio de ingeniería para las obras de navegabilidad del río Napo, que hizo la argentina Emepa, de Gabriel Romero, un empresario cercano al kirchnerismo. Se trata de un proyecto que forma parte de los sueños ecuatorianos de tener una hidrovía que una, vía la Amazonia brasileña, los océanos Atlántico y Pacífico.

 


Fuente: Clarín

Más actualidad eléctrica


Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.