Noticias

Tras la Venta Frustrada, Esso Retoma su Plan de Inversiones en la Argentina
18/04/2008

A menos de un mes de haber anunciado su permanencia en la Argentina, Esso retomó su plan de inversiones, que había permanecido casi congelado durante el tiempo que duró el frustrado proceso de venta.

Según confirmaron a El Cronista conocedores de la iniciativa, la compañía está por dar la puntada final a un plan para aumentar en al menos 5% su capacidad de producción de gasoil, uno de los reclamos más fuertes del Gobierno también hacia el resto de las petroleras como Repsol YPF, Shell y Petrobras. El proyecto, que según sus conocedores demandará una inversión de u$s 50 millones, consiste en instalar una planta de hidrógeno en la refinería que la empresa tiene en Campana.

La iniciativa estará a cargo de Air Liquide, una empresa francesa que se dedica a prestar esta clase de servicios a varias firmas (Siderar y Acindar, entre otras) y que participará de la inversión. La planta de hidrógeno fue pensada para mejorar la calidad de los combustibles y cumplir con normas de la Secretaría de Energía que estipulan una disminución en el contenido de azufre de naftas y gasoil. Pero en la petrolera prefirieron orientarla al incremento de producción porque la nueva unidad permitirá reemplazar otros productos y derivarlos a la fabricación de gasoil. En el mercado estiman que esa decisión cuenta con el visto bueno del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien hace dos años prometió que en la Argentina iba a “llover gasoil”, y es el depositario de los reclamos de dueños de estaciones de servicio, transportistas y el campo ante la escasez crónica del combustible. Tanto en Esso como en Air Liquide evitaron hacer declaraciones. “No podemos comentar inversiones en refinación, porque se trata de una cuestión estratégica”, se excusó Tomás Hess, director de Asuntos Públicos de la petrolera.

Además de mejorar levemente el abastecimiento interno, la iniciativa le permitirá a Esso ahorrar dinero. Sucede que las petroleras deben importar el gasoil que le falta al mercado, a precios internacionales. Así, un metro cúbico con eximición de impuestos (como ofrece el Gobierno) se consigue en el exterior a u$s 690, pero el precio de venta en los surtidores locales es de u$s 350. 

Con poco más de cinco millones de metros cúbicos de petróleo que corrieron por la planta de Campana el año pasado, la refinería de Esso tiene un 13,5% de la producción de combustibles en el país, por detrás de Shell, Petrobras e YPF, según la Secretaría de Energía. Vuelta al ruedo El primer acuerdo con respecto a la construcción de una nueva planta de hidrógeno en Campana se firmó en 2006. Pero poco tiempo después la compañía inició el proceso de venta de activos en la región.

Los interesados realizaron un due dilligence anticipado, y Esso se comprometió a “congelar” la actividad durante el proceso de selección. Entre los interesados en el negocio local figuraban, entre otros, Eduardo Eurnekian, dueño de Aeropuertos Argentina 2000, entre otros negocios, Marcelo Mindlin, dueño de Edenor y Transener, Carlos Miguens Bemberg (primer inversor en el sector eléctrico local) y el ex número uno del Banco Galicia, Eduardo Escassany.

En el sector sostienen que las presiones políticas hicieron desistir de la operación a los mejores oferentes, como Petrobras. Un problema crónico para el Gobierno y las empresas Desde hace años la Argentina consume más gasoil que el que producen sus refinerías. Sin embargo, en los ‘90 ese no era un problema debido a que el tipo de cambio alto y los precios de los combustibles en el mercado local permitían a las empresas (no sólo a las más grandes, sino también a muchos intermediarios) comprar en el exterior y vender el producto en el mercado local a cambio de una ganancia interesante. El cuadro hoy es distinto. El litro del combustible costaba en el país $ 1,60 en febrero –antes de los últimos aumentos de abril–, mientras que en Brasil rondaba los $ 3,35 y en Chile $ 3,26. En ese contexto, nadie en el país está estimulado a comprar gasoil en el exterior para vender en el mercado interno, justo cuando la demanda va en aumento. En ese escenario, el Gobierno autorizó esta semana la importación de 1,8 millón de metros cúbicos de gasoil en 2008 (en la primera etapa sólo se dará un cupo de 500.000) por medio de la Resolución 151 de la Secretaría de Energía, como anticipó El Cronista.

Ese volumen supera en un millón de m3 a la importación del año pasado y cubre dos meses de producción local. Los cupos se otorgarán siguiendo un criterio que causó polémica en el sector: en primer término, tendrán prioridad quienes “adhieran a los programas y/o planes que en materia energética propicie el Estado Nacional”. En el mercado aseguran que esa condición no estaba en las resoluciones anteriores. En el segundo punto la resolución se refiere a “aquellos interesados que expliciten hacer uso de los esquemas de fideicomiso vigentes con Venezuela”. En suma, nada asegura a esta altura del año que no falte producto durante el resto de 2008.


 

Fuente: El Cronista

Más actualidad eléctrica


Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseņo y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.