Noticias

La apariencia y la realidad energética
18/04/2008

Todo empezó con la distorsión del índice de inflación que obligó a deformar otros indicadores de la estadística oficial. Una inflación que aparenta ser más baja que la real obliga a presentar un producto en apariencias más grande que el real. En el juego de las apariencias le llegó el turno a la simulación microeconómica, con los indicadores energéticos a la cabeza.

Hay una correlación muy fuerte entre el crecimiento de la economía y el crecimiento de la demanda energética. En los países en vías de desarrollo la tasa de intensidad energética (cantidad de energía consumida por unidad de producto generado) es superior a la unidad.

En los países que han completado su proceso de industrialización e incorporado pautas de eficiencia energética, la tasa es menor a la unidad. Argentina está en el primer grupo, pero cuando se hacen proyecciones de largo plazo de la demanda de energía se suele aceptar como criterio simplificador una tasa igual a la unidad. De manera simple esto significa que si el producto se proyecta creciendo a un 5% la demanda de energía final crecerá en el mismo porcentaje. Uno de los indicadores de economía real más relevantes para medir la temperatura del nivel de actividad económica es la tasa de crecimiento de la demanda de energía, tomándose como aproximación de la misma (por su disponibilidad inmediata), la demanda de electricidad (rescata la actividad del sector formal e informal de la economía). Pues bien, en el país de la suspicacia, la tasa de crecimiento de la demanda eléctrica ha sido alcanzada por las generales de la ley de la dicotomía entre apariencia y realidad. Desde fines de 2007 se registra una marcada diferencia en un indicador clave: la ‘demanda de energía eléctrica‘, relevada e informada por dos entes controlados por el Gobierno nacional: Cammesa (la administradora del mercado eléctrico) y el INDEC sobre datos del Ministerio de Planificación.

De acuerdo con los datos de Cammesa, la demanda de energía en enero fue de 9.175,7 GWh, un 4,9 % más que el mismo mes de 2007. En febrero de este año (con 29 días) el consumo eléctrico fue de 8.728 GW/h. Si ambos meses hubieran tenido la misma cantidad de días el consumo habría crecido sólo un 3.3% en la comparación interanual. El acumulado del bimestre da para Cammesa un 5.7% respecto al bimestre del 2007. Según el INDEC, la demanda eléctrica en enero alcanzó los 9.771 GW/h, y la de febrero 9.292 GW/h. La variación respecto a enero del 2007 fue de 10.4%, y la de febrero de un 12.6%. El acumulado del bimestre da para el INDEC un crecimiento de la demanda de energía eléctrica del 11.4%. La diferencia también se dio en diciembre del año pasado y en los datos acumulados de 2007. Para Cammesa, la demanda en diciembre del 2007 fue de 8.921 GW/h y la variación de todo el 2007 se ubicó en el 5,5%. En cambio, para el INDEC, el consumo en el último mes del año alcanzó los 9.761 GW/h, arrojando una suba anual del 7,8%. Es difícil que el INDEC tenga acceso a mayor o mejor información que la que suministra Cammesa, empresa ligada a la operadora del despacho, y donde coexisten intereses cruzados de los segmentos del mercado con los de los grandes consumidores.

Es coherente presumir que el INDEC debe conciliar en la realidad económica virtual que nos está ofreciendo, datos macro con datos micro. Sería imposible que el índice de actividad económica registrara guarismos próximos al 10%, como se nos anuncia, con un crecimiento de la demanda eléctrica de un 4/5 % por más eficiencia energética que se quiera justificar.

La economía argentina está volando sin instrumentos en tiempos de mayor turbulencia. No sabemos con precisión cuál es la inflación real ni a qué ritmo crece, pero tampoco conocemos la verdadera tasa de expansión económica.

A falta de indicadores confiables, el cable a tierra del humor social nos señala que la inflación real sigue creciendo, y que la economía ha empezado a desacelerarse siguiendo la tendencia de la verdadera tasa de crecimiento de la demanda energética. Con patas cortas o largas, la mentira siempre se da de bruces con la realidad.

 

Fuente: El Cronista

Más actualidad eléctrica

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.