Noticias

El Gobierno exige más inversiones a las eléctricas para darles aumento de tarifas
03/04/2008

Las compañías de distribución de energía eléctrica, como Edenor, Edesur y Edelap, tienen previsto realizar nuevos anuncios de inversión cuando se concrete el aumento de tarifas residenciales que ya tienen acordado con el Gobierno pero que aún no tiene fecha de aplicación.

Los nuevos desembolsos –que aún no tienen un número preciso por parte de las compañías– son, según confirmaron fuentes del sector, una de las monedas de cambio que pidieron los funcionarios para autorizar las subas. “Antes de que explotara el conflicto con el campo, la decisión de aumentar a un segmento del consumo hogareño estaba tomada.

La contraparte de esa medida era el anuncio y la aplicación de un nuevo plan de inversiones”, reconocieron allegados a una de las grandes compañías del sector. “La intención es realizar desembolsos que estén a la altura del aumento que el Gobierno conceda”, explicaron en otra firma.

Las distribuidoras tenían acordada la aplicación de una suba en las tarifas que pagan los consumidores residenciales, que no se tocan desde el año 2001. De las empresas de servicios públicos, Gas Natural Ban es la única que tuvo una recomposición de precios en ese sector.

El aumento no tenía fecha definida, pero estaba previsto para abril. Sin embargo, el conflicto entre el Gobierno y el campo volvió a estirar los plazos. “Estaba todo maduro para comunicar la decisión, pero luego surgió esto”, se lamentan en una de las compañías.

Las subas se aplicarán de acuerdo con un criterio similar al que utilizó el gobierno de Mauricio Macri para ajustar el ABL: los clientes de mayor poder adquisitivo correrán con los mayores cargos, mientras que las boletas de los sectores con menores recursos no sufrirán modificaciones.

Buena letra

Tras siete años sin aumentos en el sector residencial, las distribuidoras prevén desembolsos que les permita mejorar el suministro, en especial en verano, cuando las altas temperaturas complican la prestación del servicio y provocan cortes. De esa manera, además, esperan tener un argumento de defensa cuando surjan críticas por la recomposición de tarifas. Esa es la política que el sector siguió hasta ahora. Luego de la renegociación parcial de los contratos, que les permitieron a Edenor y Edesur aumentos de 23% en el sector industrial, más un 5% destinado a inversiones específicas, las compañías pusieron en marcha nuevos desembolsos.

La distribuidora del norte de Buenos Aires, por caso, desembolsó $ 342,74 millones el año pasado, cifra que “supera holgadamente los compromisos asumidos con el Poder Concedente”, según explica en sus balances. Y el año pasado anticipó su decisión de invertir u$s 100 millones por año durante la próxima década.

 


Fuente: El Cronista

 

Más actualidad eléctrica


Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.