Noticias

Cristina cortará cinta en la usina de Campana
13/03/2008

El próximo martes, cuando la Central Térmica Manuel Belgrano (CTMB) inaugure sus primeros 278 Megawatts de potencia, la presidenta Cristina Fernández de Kircher dirá presente en el acto. Esta usina ubicada en Campana, la primera de importancia construida en los últimos años, duplicará esta potencia durante abril, y en el primer trimestres del año próximo llegará a un total de 827 MW, un 5% del consumo récord. “Para la generación de energía es una muy buena noticia, no solamente por la capacidad de la central sino también porque fue hecha en apenas un año, contra el doble de otras construidas durante los ’90”, dijo una fuente del Ministerio de Planificación. “Dos meses –agregó– después entrará en servicio la central de Timbúes, con lo que se podrá responder al crecimiento de la demanda energética”.

Durante el caluroso comienzo de año, cuando se llegó a 17.885 MW de consumo (el martes 8 de enero), se acentuó la decisión oficial de apurar las obras para sumar generación al Sistema Argentino de Interconexión (SADI). “El sistema sumará 1.300 MW durante el primer cuatrimestre del año”, adelantó este diario el 10 de enero. Durante sus primeros meses, la CTMB funcionará a gas, pero cuando se acerque el invierno lo hará con gasoil o fuel oil.

El combustible (gaseoso o líquido) representa 30% a 40% del costo de funcionamiento de una usina. Pero, debido al Plan Energía Total anunciado esta semana en Casa de Gobierno, la diferencia será financiada con el dinero que se recaude por retenciones a los hidrocarburos. Tanto esta central, como la de Timbúes, son construidas por la firma alemana Siemens en sociedad con la local Electroingeniería. A la hora de elegir esta oferta sobre otras, en el Gobierno se privilegió la rapidez prometida para las obras, además de una entrega de energía lista por etapas, sin esperar hasta el final de la construcción. Además de Campana, también la central de Timbúes comenzará a entregar energía pronto: entre mayo y junio próximos. Su terminación, que le permitirá llegar a una potencia total de 824 MW, está prevista para mediados del 2009, pero el objetivo de máxima es adelantar el proceso. En círculos oficiales celebran el adelantamiento de plazos, como también la decisión de contratar a Siemens, que ya en noviembre pasado trajo al país dos turbinas a gas –una para Campana y otra para Timbúes– fabricadas en su planta de Berlín. “Con la alta demanda de turbinas que hay en el mundo, conseguirlas tan rápido fue importante”, señaló una fuente de Planificación. “Eso mismo –reconoce– impide que centrales ya existentes pongan en marcha generación adicional, aunque los mayores precios del Plan Energía Plus sean un incentivo”.

Las nuevas centrales se construyen con dinero del Fondo de Inversión para el Mercado Eléctrico Mayorista (Foninvemen), que convirtió la deuda del Estado con las generadoras en inversión para este tipo de obras. Además, ambas serán parte del esquema Energía Plus, por el cual podrán vender la electricidad a uno o varias industrias, según el precio pactado libremente entre las partes. Con una salvedad: sin tocar las tarifas del sector residencial.

 


Fuente: El Cronista

Más actualidad eléctrica


Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.