Noticias

La industria planea repartir las pérdidas por falta de energía
06/03/2008

Con la certeza de que los faltantes de gas y electricidad durante este invierno serán mayores a los del año pasado, en los despachos de las principales compañías de la Argentina comenzó a germinar un plan para enfrentarlo. El espíritu de la receta se basa en “distribuir la falta de energía” entre todos los consumidores, desde los hogares hasta las industrias y los edificios públicos. “Vamos a sentir los efectos de la falta de energía, pero si la repartimos nos resultará posible amortiguar las pérdidas, algo que no pudimos concretar el año pasado”, resumen en el sector productivo.

La propuesta, que en principio se presentará a la presidenta Cristina Kirchner en las próximas semanas por la Unión Industrial Argentina (UIA), contemplará varias medidas. Muchas de ellas se reflotarán de planes que los industriales elaboraron el año pasado pero no contaron con el visto bueno del ex presidente Néstor Kirchner, reacio a brindar señales que implicaran un reconocimiento de la crisis energética.

A nivel de la demanda general de gas y electricidad, las ideas contemplan el racionamiento en espectáculos masivos, campañas para uso eficiente, la acentuación de los planes de uso racional de los recursos, la disminución de la calefacción en los edificios públicos y la disminución de la luminosidad en las ciudades y en las autopistas. En paralelo, las industrias organizarían mecanismos de ahorro de energía dentro del sector productivo. Por caso, adelantar producción para generar stock y bajar la intensidad en los días más crudos del invierno e, incluso, organizar el trabajo por etapas para que algunas industrias liberen energía. ”Por ejemplo, la zafra del limón requiere de gas y se realiza, sí o sí, en una determinada época del año. En ese caso, otra industria puede liberar volúmenes que luego recibirá“, explicó un industrial del interior.

Cambio de actitud

El próximo invierno promete ser más crudo que el anterior en cuanto al abastecimiento energético, debido a que la demanda interna continuará en aumento, habrá menos electricidad de Brasil, menos gas de Bolivia y los embalses del sur están con poco agua. Sin embargo, en el sector productivo brotó el optimismo con la llegada de Cristina a la Casa de Gobierno, por un motivo simple: reconoció que la Argentina tiene problemas de suministro, algo que los industriales creen que será el sustrato para repartir la escasez. “La situación es complicada. Hace falta una coordinación entre industria y el ejecutivo para que haya el menor daño posible”, aseguran en la industria. ”Hay distintos tipos de iniciativas. Ahora se nos abre una posibilidad distinta a la de antes de las elecciones de octubre. La presidenta reconoció la crisis y abre más panorama. A partir de eso podemos distribuir la crisis“, resumen en otra de las empresas.



Fuente: El Cronista

Más actualidad eléctrica


Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.