Noticias

La industria se alista para un invierno con poca energía
05/03/2008

La industria argentina no quiere repetir la experiencia del año pasado, cuando los cortes de luz y de gas pusieron un freno al crecimiento en el invierno. Por eso las empresas ya pusieron en marcha una serie de acciones "destinadas a mejorar la utilización del insumo energético", según un comunicado difundido ayer por la Unión Industrial Argentina (UIA).

Firmas de rubros tan diversos como el alimentario, el metalmecánico, el automotor y el farmacéutico, entre otros, ya instrumentaron este tipo de medidas. Las más preocupadas compraron generadores eléctricos, pero también hubo reorganización de las paradas técnicas para hacerlas coincidir con los horarios de mayor consumo de energía, cambios de turnos de producción, modificación en los sistemas de refrigeración de las oficinas y hasta entrega de lámparas de bajo consumo y realización de campañas de concientización para que los trabajadores apliquen en sus hogares.

"Durante los primeros cinco meses del año, las empresas y asociaciones vinculadas entregarán un total de 200.000 lámparas de bajo consumo en reemplazo de lámparas incandescentes", dice el texto de la UIA. Consultado por LA NACION, el presidente de la entidad industrial, Juan Carlos Lascurain, negó que el comunicado haya sido motivado por una preocupación por posibles cortes energéticos en el invierno. "No, no, no. No lo hicimos por eso. Hoy [en la reunión que el comité ejecutivo hace todos los martes] repasamos varios temas y entre ellos surgió el de la energía, y se nos ocurrió contar qué es lo que estamos haciendo", afirmó.

Pero ¿qué creen que puede pasar con la energía en el invierno?, le preguntó LA NACION. "Nosotros no prevemos nada", respondió el empresario. Otros representantes de la industria, sin embargo, coincidieron en que la provisión energética va a estar al límite y que mucho dependerá del factor climático y de que no se repitan las bajas temperaturas de 2007, que tuvo el mes de julio más frío de los últimos 45 años.

"Creo que vamos a tener un invierno en el que no va a sobrar la energía", dijo Miguel Acevedo (Aceitera General Deheza), uno de los vicepresidentes de la UIA. "Si podemos ser previsores desde ahora e ir ahorrando, aunque sea con la bombita de luz, eso nos va a evitar muchos dolores de cabeza en otro momento. Esperemos que no nos pase lo del año pasado."

Por su parte, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, firmó un convenio con la Unión Industrial de esa provincia (Uipba) para coordinar esfuerzos en el diseño de una política de uso racional de la energía, que incluye la posibilidad de realizar inversiones en fuentes alternativas de generación eléctrica. "La semana que viene se pondrán en marcha las comisiones técnicas y allí se discutirá qué es lo que va a pasar en los meses de invierno", anticipó el jefe de la Uipba, Osvaldo Rial.

Antecedentes

En 2007, los grandes usuarios de luz y gas sufrieron cortes diarios durante gran parte del invierno. Esas restricciones se combinaron con otros factores para que la industria pasara de expandirse el 6,4% en la primera mitad del año a sólo el 2,7% durante julio. Aunque luego la industria pudo recuperar el ritmo de crecimiento (finalizó el año con un alza de 7,5%), las interrupciones provocaron numerosos inconvenientes, por ejemplo, a aquellas firmas que tenían entregas programadas.

Por ello, varias fábricas resolvieron invertir en generadores de energía propios para evitar sufrir nuevamente esos sobresaltos, aunque el costo de esa electricidad sea significativamente mayor.

Es lo que ocurrió, por caso, en el sector de la maquinaria agrícola. "Por lo que sabemos va a ser un invierno difícil, y ya lo sufrimos el año pasado. La mayoría de nosotros hemos invertido en la compra de generadores, porque nos conviene realizar ese desembolso antes que dejar de entregar máquinas o implementar un turno nocturno", dijo Rosana Negrini (Agrometal), presidenta de la cámara del sector.

Otras empresas, como las fabricantes de neumáticos, han realizado inversiones para la adquisición de motores de menor consumo o para cambiar la iluminación de sus plantas, indicó el presidente de la cámara que representa a ese sector, Oscar Rapisarda. "También nos preocupan las restricciones de gas que puedan registrarse, fundamentalmente en aquellas empresas que tienen hornos que sólo funcionan a gas", dijo. La preocupación aumentó luego de que Brasil no aceptó ceder a la Argentina parte del gas que importa de Bolivia.

En la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra), uno de los pilares de la UIA, entienden que "es importante que se concientice a toda la población para que no se tenga que afectar la producción", según señaló su presidente interino, Sergio Vacca. El industrial indicó que en el invierno "el país va a estar muy justo de energía" y consideró que la incorporación de nuevas fuentes de generación, como la central que el Gobierno prometió inaugurar en el corto plazo en Campana, servirán para cubrir el aumento de la demanda por el crecimiento del país, pero no solucionarán los problemas que podrían producirse si se repitieran las bajas temperaturas. "En ese caso estaríamos en la misma situación que en 2007", se lamentó.

 


Fuente: La Nación

Más actualidad eléctrica


Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.