Noticias

El uso racional no afectará la facturación de las distribuidoras
04/02/2008

El ahorro energético del 4%, en gran parte debido a la eficiencia del Estado en el consumo, no afectará la facturación de las distribuidoras metropolitanas de electricidad.

El menor ingreso que tendrán del lado estatal, podrá compensarse con los números crecientes en usuarios residenciales, comerciales e industriales, cuyo gasto energético seguirá en aumento, de la mano de un PBI en ascenso continuo. Ni siquiera el prometido reemplazo de lámparas incandescentes por las de bajo consumo producirá mella en los números de estas empresas, que facturan como promedio mensual $ 167 millones (Edenor, tomando los primeros nueves meses del 2007) o $ 172,5 millones (Edesur durante el mismo período). “No nos preocupa el efecto que el Pronuree puede producir en nuestra facturación, sino la menor exigencia sobre nuestras redes, que así trabajan con poco margen de error”, comenta una fuente de Edenor. “El Puree hará que paguen menos los que ahorran energía, pero esto no modificará nuestra facturación”, apuntan desde Edesur.

Desde ambas empresas, señalan que habrá un consumo más eficiente de energía. “Se arma un círculo virtuoso: lo que antes se derrochaba ahora es aprovechado por usuarios que lo necesitan”, comenta uno de los consultados. Aunque no lo dicen, se refieren a los usuarios comerciales e industriales, que pagan mayor tarifas que los residenciales y en los días de crisis –principalmente la primera quincena de enero– restringieron su consumo a pedido del Gobierno.

La ecuación es simple: si la energía que ahorra el Estado es usada por los usuarios corporativos, la misma entrega de megavatios equivale a una mayor facturación. Durante los primeros 11 meses de 2007, el consumo creció 6,2%, según el informe “Uso responsable de la energía eléctrica” de Fundelec. Pero este promedio fue superado por los tres tipos de usuarios que sostendrán no sólo el alto consumo, sino también la facturación de las concesionarias: el comercio insumió 7% más que igual período del año anterior, la industria 7,5% más (a pesar de los pedidos oficiales durante el invierno) y los usuarios residenciales 11,2%. Por debajo del promedio, en cambio, estuvo el alumbrado público, que subió 3,6% y este año podría mantener su nivel, e inclusive bajarlo si el recambio de lámparas es masivo. De las tres categorías en crecimiento, mientras tanto, no se espera un menor consumo.

En los usuarios residenciales porque el reemplazo de lámparas incandescentes por las de bajo consumo, aunque sea tan masivo como se promete (5 millones en todo el país), no producirá una merma de consumo en hogares que siguen prendiendo el aire acondicionado y comprando electrodomésticos.

En tanto que industrias y comercios, aunque tengan vidrieras más apagadas o zonas más oscuras, realizan sus grandes consumos para responder al crecimiento de la economía. Lo que ya ocurre con el Puree marca la tendencia futura: de cada tres usuarios, dos consumen más que años anteriores y uno menos. Una ecuación que redunda en mayor facturación para las distribuidoras.

 

 

Fuente: El Cronista

Más información sobre ahorro de energía


Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.