Noticias

Impsa se ‘latinoamericaniza’ para hacer negocios con la energía
21/01/2008

Además del contrato por u$s 520 millones que acaba de cerrar la semana pasada con el gobierno de Venezuela para la provisión de equipamiento destinado a una central hidroeléctrica, Enrique Pescarmona sigue haciendo negocios gracias a la energía en varios países de América latina, con excepción de Argentina.

El dueño de Impsa no ha recibido la bendición oficial para ser un proveedor privilegiado del Estado argentino versión K, a pesar de sus esfuerzos por acercarse a la sombra del kirchnerismo. De hecho, hoy factura más gracias a la “latinoamericanización” de su holding que por los proyectos encarados en el país, donde hasta ahora no logró hacer pie en las principales licitaciones organizadas por el Gobierno para el área energética.

La última vez que intentó ofrecer los servicios de su grupo para una obra hidroeléctrica fue para la represa de Caracoles, un emprendimiento de u$s 150 millones en San Juan que se adjudicó Techint. Esto lo llevó a ofrecer sus turbinas para centrales energéticas a Venezuela, Brasil, Colombia y Ecuador. En conjunto, lleva facturados cerca de u$s 1.400 millones gracias a la provisión de turbinas, grúas y otros productos para generadoras de energía hidroeléctrica y eólica en varios países de la región.

Impsa está proveyendo actualmente turbinas, generadores y otros componentes para las centrales hidroeléctricas de Macagua I, en Venezuela; Acaray II, en Paraguay; Porce III, en Colombia; y Simplicio, Anta y Dardanelos, en Brasil. El último contrato que se adjudicó fue la provisión de 10 turbinas y generadores para la central hidroeléctrica de Tocoma, en Venezuela, donde compitió con la estadounidense General Electric; la francesa Alstom; la alemana Siemens; las japonesas Marubeni, Sumitomo, Hitachi y Mitsui; la austríaca Vatech y las chinas Dong Fang y Harbin.

El contrato fue anunciado por la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, el viernes pasado en la Casa Rosada, durante el lanzamiento de la construcción de la línea eléctrica de alta tensión que unirá Cuyo con el Comahue. Rubén Valenti, vicepresidente de Impsa, sostuvo en esa oportunidad que el grupo no hace negocios energéticos en la Argentina “porque no se dio la oportunidad”, y recordó que presentó un proyecto de iniciativa privada para Añacua, asociada a Yaciretá, que actualmente se encuentra postergado.

 

Fuente: El Cronista

Más información sobre Generación y transporte de electricidad


Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.