Noticias

Cómo ganar invirtiendo en energías limpias
17/01/2008

El año pasado, las acciones de empresas dedicadas a la producción de energías limpias, tales como energía solar, eólica y biocombustibles, subieron con mucha fuerza. Lejos de haber alcanzado un techo, las previsiones de los expertos ya hablan de que, con el petróleo a u$s 100 –y en camino a los u$s 200–, este año las energías verdes seguirán siendo una opción de inversión más que interesante.

Pero, ¿cómo puede hacer un inversor argentino para no quedarse afuera del boom de las energías alternativas? Las opciones en el mercado local son pocas, pero que las hay, las hay. En acciones, existen al menos tres empresas –la productora de azúcar Ledesma, la agropecuaria Cresud y la energética Capex– que pueden sacar provecho de un despegue de las energías limpias.

Para quien quiera una opción más diversificada la apuesta recomendada es el fondo Compass Natural Resources. De todos modos, los expertos coinciden en que quienes estén interesados en apostar a este fenómeno deben hacer sus inversiones con un horizonte de mediano o largo plazo, de entre uno y tres años. “Creo que son todas inversiones de mediano o largo plazo.

En la mayoría de los casos, los proyectos “verdes” que tienen estas empresas recién están empezando, habrá que esperar para ver resultados”, dijo Eduardo Fernández, de Rava Sociedad de Bolsa. Por ahora, hay tres argumentos que hablan a favor de las energías limpias, según indica un estudio realizado por IERAL Fundación Mediterránea. En primer lugar se cuenta el firme apoyo que vienen brindando al desarrollo de estas energías los gobiernos de todo el mundo. En segundo término se encuentra el elevado precio del petróleo. “No es fácil predecir el futuro del precio del petróleo, pero se prevé que se mantenga elevado: no se volverá al barril de u$s 20 que teníamos en los ‘90”, asegura el estudio. Esto no es un dato menor, ya que la producción de energías limpias comienza a ser rentable (sin subsidio) a partir de un determinado precio del petróleo.

Las estimaciones indican que en el caso del etanol producido a partir de caña de azúcar, el petróleo debe valer u$s 35 para que sea rentable. Además de estas dos cuestiones, los inversores se entusiasman con el resultado que han tenido hasta ahora quienes apostaron por esta actividad. El WilderHill Clean Energy Index –compuesto por las 48 acciones estadounidenses más importantes del sector de energías renovables– subió 58% en dólares el año pasado, bastante más que el 8% que ganó en 2006. Las empresas de energía solar fueron sin duda las protagonistas: la mayoría de las acciones de ese sector duplicaron su valor en el año. El recorrido más impresionante lo tuvo First Solar, fabricante de paneles para captar la energía del sol, que avanzó un 795%. Este año, sin embargo, los expertos creen que las mejores apuestas en energías limpias pasarán por empresas relacionadas con los biocombustibles y la energía eólica, que son las más retrasadas. Justamente en estos dos sectores es en donde el mercado local ofrece alternativas.

En el caso de la energía eólica, la opción local es Capex, que a fin de 2007 anunció que tiene previsto construir un parque eólico en Comodoro Rivadavia, el cual estará listo en el 2009. La compañía también está construyendo una planta de hidrógeno –otra fuente de energía limpia– que estaría funcionando en el primer semestre de este año. “Al conocerse la noticia, las acciones de Capex subieron mucho. Y si bien hoy están algo caras, pueden ser una opción interesante en el mediano plazo”, dijo Fernández. “Una contra de este papel es que no tiene demasiada liquidez”.

Por su parte, Ledesma aparece como la alternativa más interesante de este grupo, coinciden los expertos. Recientemente se supo que los ingenios azucareros podrían acceder al cupo fiscal que los eximiría del pago de impuestos a los combustibles. Esto sucede a raíz de que en octubre del año pasado, el ex presidente Kirchner firmó un decreto que establece que desde 2010 el 5% de las naftas deberán contener combustibles de origen vegetal. Eso implica que habrá que producir 210.000 toneladas de etanol por año, de los cuales un 75% provendría de ingenios azucareros. Por este motivo, la acción de Ledesma cobró impulso, y se convirtió en la segunda de mejor performance en lo que va del año, con una suba acumulada del 5%. Otra de buen desempeño viene siendo Cresud, que avanzó un 4%. La empresa agropecuaria es un importante productor de maíz, la otra materia prima con la cual se realiza el biodiesel. Y si bien podría verse beneficiada con el desarrollo de los biocombustibles, lo cierto es que los expertos consideran que el biodiesel hecho en base al maíz es más caro y menos eficiente que aquel que se hace con etanol.

Más allá de las acciones, el mercado local ofrece una alternativa en Fondos Comunes de Inversión (FCI) para aquellos que quieran apostar a las energías limpias. Se trata del fondo Compass Natural Resources, que fue lanzado en octubre del 2007 e invierte en “compañías de todo el mundo relacionadas con el descubrimiento, desarrollo, producción y distribución de los recursos naturales”, explicaron desde la administradora. “Lo orientamos en cuatro rubros: agricultura (agribusiness), minerales y metales, oil and gas y pulpa y papel”, agregaron. Entre otras empresas, el FCI tiene posiciones en compañías como las multinacionales de agricultura Monsanto y Bunge, y las brasileñas SLC Agrícola y Cosan –que se especializa en la producción de etanol de caña de azúcar–.

 

Fuente: El Cronista

Más información sobre energías alternativas

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.