Noticias

Los autos híbridos y eléctricos ya acaparan la escena en Detroit
16/01/2012
Las automotrices lanzan una lluvia de modelos para combustibles alternativos, haya clientes o no. Se anticipan así a la regulación que se viene, según se vio esta semana en la mayor vidriera de la industria. Para el 2020, los híbridos llegarían a un cuarto de las ventas en EE.UU.

En una carrera para lograr mayor ahorro de combustible y estar a tono con la regulación que se avecina, las automotrices inundan de coches híbridos y eléctricos el salón del automóvil de Detroit.

Ojalá que los compradores lleguen tan rápido como los automóviles.

Cuando, en el 2011, los precios de la nafta bajaron, las ventas de híbridos cayeron (de un 2,4% del mercado en 2010 a 2,2% el año pasado, según la firma investigadora LMC Automotive). Y las ventas del eléctrico Nissan Leaf y del enchufable (plug-in ) Chevrolet Volt decepcionaron.

Los analistas no esperan que el segmento crezca en forma notable este año: la combinación de precios de la nafta a menos de US$4 dólares el galón (4,5 litros aprox.) y un aumento del costo de los autos no atrae a los consumidores.

Pero esto no impide que Toyota, Honda, Ford Motor y varias automotrices europeas lancen nuevos modelos híbridos y enchufables.

“El mercado va en una dirección y las regulaciones sobre ahorro de combustible, en la otra”, señala Jeremy Anwyl, vicepresidente del sitio web Edmunds.com de información automotriz. “Que se empiece a fabricar más de algo no significa que el segmento crezca”.

Como sea, las automotrices no tienen mucha más opción que desarrollar y tratar de imponer más vehículos híbridos, preparándose para los requisitos de ahorro de combustible que exigirán un aumento importante antes del fin de esta década. Avances como la tecnología EcoBoost de Ford han incrementado el rendimiento de los motores a nafta –el nuevo sedán mediano Fusion que se presentó el lunes puede recorrer 60 kilómetros con un galón (unos 13 km/litro), según Ford– pero esto no basta.

“Con la combustión interna no alcanza, por eso se necesita una alternativa”, dice Russell Hensley, socio de la consultora McKinsey. “La única que tenemos en este momento es la electrificación”.

En un informe del lunes, McKinsey incluyó “la incertidumbre sobre la adopción futura de tecnología híbrida/eléctrica” como uno de los desafíos que enfrentarán las automotrices y autopartistas en los próximos años.

Según McKinsey, los híbridos podrían representar un cuarto de las ventas para 2020, y las unidades a baterías, el 5%. Pero, explicó, los motores de combustión interna dominarían la industria hasta 2030, como mínimo. “La demanda está en pañales”, sugirió.

Los híbridos y eléctricos suelen costar varios miles de dólares más que sus pares convencionales. BMW dijo el lunes que su ActiveHybrid 5 se vendería a US$8.700 más que su naftero 535i. El Volt cuesta casi el doble que el Chevy Cruze, de similar tamaño.

La mayoría de los consumidores quieren recuperar el costo extra de un vehículo de tecnología alternativa en el término de un año, afirma Anwyl. A los precios actuales de la nafta, recuperar ese dinero generalmente lleva varios años.

Los fabricantes de automóviles dijeron que la escasez de baterías y otros componentes también retrasaron las ventas en 2011.

“Tenemos un cuello de botella con las baterías”, dice Carlos Ghosn, CEO de Nissan, y agrega que espera que mejore el abastecimiento cuando el Leaf desembarque en nuevos mercados estadounidenses y la producción del auto y de la batería comience en Tennessee en los próximos meses.

“Muchos consumidores están encantados con la posibilidad de comprar un eléctrico”, afirma Ghosn. “Vendimos 9.700 el primer año. Podemos duplicar esa cifra”.

“Soy más optimista que muchos sobre las perspectivas de los autos eléctricos. Estamos muy, muy lejos de nuestro potencial”.

General Motors quiere vender 45.000 Volt este año, pese a que no llegó a su meta de vender 10.000 unidades en 2011.

Las ventas del híbrido más popular, el Toyota Prius, bajaron 3,2% en 2011, a raíz del terremoto y tsunami en Japón, donde se fabrica. Casi la mitad de los híbridos vendidos fueron Prius

El martes, Toyota presentó el Prius C, una versión más pequeña. Y planea lanzar un Prius plug-in a mediados de este año.

Otra de las novedades de Toyota es el NS4, el prototipo de auto híbrido enchufable que lanzó el martes. Su marca Premium, Lexus, presentó un prototipo de coupé deportiva híbrida.

Honda dio a conocer dos autos, el ILX y el NSX, los primeros híbridos para su marca Acura.

El lunes, Volkswagen presentó una versión híbrida de su auto compacto Jetta. BMW, por su parte, aportó a Detroit dos nuevos híbridos y un par de prototipos eléctricos. Mercedes sumó dos híbridos Clase-E, aunque uno no se venderá en Estados Unidos, y un prototipo de pickup eléctrica para su marca Smart. Y Volvo trajo un prototipo de híbrido enchufable.

Ford está retirando la opción híbrida de su utilitario chico, el Escape, pero está lanzando las versiones híbrida y enchufable del Fusion. El enchufable tiene una autonomía de 160 kilómetros por galón, según Ford.

“Aún pensamos que la electrificación va a jugar un papel importante en el sector, tanto por los requisitos CAFE (Corporate Average Fuel Economy) como por la influencia de los precios de la nafta en la sensibilidad de los consumidores”, explicó Mark Fields, presidente de la división Américas de Ford, aludiendo a las normas que regulan el ahorro de combustible para las automotrices.

 

 

 

Fuente: iEco – Clarín

 

 

 

Información relacionada

Nissan prueba sistema de carga solar para el leaf

Tiene el auto eléctrico débil arranque en México

Los nuevos modelos de autos preocupan a las compañías de electricidad

 

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.