Noticias

Cuanto más desenchufado, mejor
27/06/2011
Cuidado con los vampiros de energía eléctrica: son los artefactos que, cuando no se usan, quedan enchufados en el modo stand by con la idea de que no se produce gasto. Pero si se suman los consumos de todos los aparatos "apagados", se ve que la realidad es otra.

Si uno analizara la factura de electricidad que cada bimestre llega a su casa, se encontraría con un monto inesperado de kilovatios por hora que pertenecen a los artefactos enchufados, pero no apagados. La comodidad de dejar el televisor en stand by para luego prenderlo desde la cama con el control remoto, o la costumbre de mirar la hora en el reloj del horno de microondas o del reproductor de DVD tienen su costo económico y ambiental. "La gente en la Argentina no tiene la cultura suficiente para apagar los aparatos que no está usando", se lamenta el ingeniero Julio di Salvo, presidente de la Asociación Electrotécnica Argentina (AEA).

Por otro lado, como explica el presidente de la Cámara Argentina de Instaladores Electricistas, el electrotécnico Oscar Cardone, hay equipos que no se apagan porque al tener reloj, por ejemplo, cada vez que se prenden es necesario reprogramar el horario. Los avances tecnológicos todavía no lograron eliminar el consumo energético generado por aparatos que no se usan. Aunque en los equipos más nuevos se redujo la cantidad de kilovatios, la realidad es que el gasto energético de los aparatos en stand by sigue afectando al planeta.

"Los aparatos modernos que fueron mejorándose con el tiempo, como los televisores LCD, los monitores de computadoras y los hornos de microondas, cuando están en stand by consumen cada uno, como mínimo, dos kilovatios por hora, por bimestre", explica el ingeniero Claudio Damiano, gerente de Normas del Ente Nacional Regulador de Electricidad (ENRE). En equipos de más de tres años los consumos se duplican, como en el caso de los televisores tradicionales de tubo, que en stand by consumen seis kilovatios por hora bimestralmente.

"En los televisores convencionales, el tubo está permanentemente alimentado y, aunque no se vea brillar, en realidad está semiencendido, y consume mucha energía en stand by", explica Juan José Svarinski, responsable técnico de la empresa J&S Electronics.

Y como si fuera poco, si se tiene en cuenta que los primeros reproductores de DVD o las videocaseteras de más de cinco años pueden consumir, cada uno, 10 kilovatios por hora por bimestre, la cantidad es significativa cuando una factura que llega a un departamento chico ronda los 300 kilovatios, según datos que aporta Damiano. Los teléfonos móviles también son un problema. "Dejar el cargador del teléfono enchufado sin el celular es un gasto inútil de energía. Es una mala costumbre que se puede tener con diferentes dispositivos", sigue Svarinski.

La buena noticia es que con algunas actitudes muy simples se puedecombatir el gasto innecesario de energía. Sólo es cuestión de tomar conciencia de que apretar un botón puede ayudar al planeta y, de paso, a la economía.

A los que conectan todos los equipos de audio y televisión a una misma zapatilla, Damiano recomienda interrumpir la corriente de esa zapatilla mientras no haya nada en uso. "Si cuando uno se va acciona ese botón, corta todos los stand by y así ahorra un montón de energía", anima. Otra buena conducta consiste en apagar el interruptor principal de los televisores tradicionales, propone Svarinski. Después de todo vale la pena acercarse a encenderlo si esos pasos significan cuidado ambiental.

Los monitores de las computadoras también se deben apagar por completo, al igual que los CPU. La mayoría de los equipos tiene un botón con tres posiciones: una de encendido, una de stand by y otra de apagado. O sea que en la mayoría de los casos ni siquiera es necesario tomarse la molestia de desenchufar el aparato. "El stand by depende de la comodidad del que lo usa. Si un equipo pierde parte de la programación, como la hora del reloj, cada uno tendrá que juzgar si vale la pena apagarlo o no. Pero cuando se van una semana de vacaciones, sí o sí hay que apagarlo", dice, firme, Cardone.

"Al estar en stand by, además de desperdiciar energía y atacar al medio ambiente, los equipos tendrán un envejecimiento más rápido y acabarán por no servir en poco tiempo", advierte Di Salvo. Así que apagarlos, es mantenerlos jóvenes.

 

 

Agenda de bolsillo

• Apagar los monitores de las computadoras cuando no se usan.

• No dejar el teléfono celular con el cargador enchufado cuando la batería está lista.

• Quitar la batería de la notebook mientras esté enchufada.

• Cargar las baterías cuando están vacías y con los equipos apagados.

• Cuanto más viejo sea el equipo, más hay que preocuparse en apagarlo porque consume más energía.

• Apagar siempre las zapatillas cuando no estén en uso: así se ahorra la energía de los aparatos enchufados en ella.

 

 

 

Fuente: La Nación

 

 

 

Información relacionada

Vampiros eléctricos: cómo combatirlos

Más artículos sobre ahorro de energía

Encienda las luces de Navidad, pero no olvide ahorrar en consumo de energía

 

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.