Noticias

Enorme movilización de la oposición italiana contra la energía nuclear
07/06/2011
El fin de semana se hará un referendo que puede significar otro revés para Berlusconi. La oposición de centroizquierda, que le acaba de ganar a Silvio Berlusconi las elecciones municipales parciales, lanzó ayer la movilización masiva para que al menos 25 millones de italianos vayan a votar el domingo y lunes próximos cuatro referendos: uno contra el uso de la energía nuclear, dos contra la privatización y comercialización del agua, y otro por la derogación de la ley del “legítimo impedimento”, que otorga privilegios de impunidad al premier para no comparecer en los procesos penales que se le siguen. Si logran el quórum, el triunfo será seguro y significará también un repudio a il Cavaliere.

Toda Italia está empapelada de carteles que invitan a votar “sí” en los cuatro referendos, con el lema “cuatro sí para decir no”. Hay marchas, fiestas y desfiles carnavalescos por las calles, debates encendidos en la TV, la radio, diarios y revistas. La movilización irá aumentando con varias concentraciones hasta el viernes, cuando concluirá oficialmente la campaña.

El deseo del gobierno y sobre todo de Berlusconi es que las consultas fracasen por falta de quórum.

Para que sean legítimas debe votar el 50% más uno del padrón.

Desde 1997, naufragaron cinco consultas populares y hasta hace poco parecía que la situación se repetiría, pero tres cosas han puesto aún más difícil el presente y futuro para el premier. En primer lugar, el terremoto con tsunami en Japón, que desató el desastre de la central nuclear de Fukushima, reavivó todos los temores por la inseguridad de la materia atómica. En 1986, los italianos votaron a favor de la prohibición de los reactores de energía nuclear tras la catástrofe de Chernobyl, en Ucrania.

Berlusconi, que estaba por hacer aprobar con gran despliegue propagandístico una ley que reimplantaba la estrategia de apoyarse en la energía atómica, hizo cambiar las normas para esterilizar el referendo del 12 y 13 de junio. Pero sobrevinieron otros dos hechos: el desastre electoral en los comicios municipales –en los que il Cavaliere perdió las ciudades más importantes en juego, como Milán, Nápoles, Turín, Bolonia y Cagliari–, y la decisión de la Corte de Casación de admitir la consulta.

Hoy, la Corte Constitucional deberá examinar un pedido de último momento del gobierno contra el referendo. Y es muy probable que lo rechace. En Cerdeña, hace tres semanas hubo una consulta popular sobre el tema nuclear y el 97% de los electores rechazó que en la región puedan implantarse centrales atómicas para producir energía eléctrica.

La situación de la centroderecha gobernante se hace cada vez más difícil y ayer se realizó una cumbre entre Berlusconi y su principal socio político, el líder de la Liga Norte Umberto Bossi, también castigado en las urnas. Se anunció una “plena coincidencia” con el inevitable espíritu de continuidad. Pero la reunión demostró que el gobierno y la mayoría parecen una nave encallada.

El ministro de Economía, Giulio Tremonti, rechazó la pretensión de Bossi y Berlusconi de bajar los impuestos y promover medidas de desarrollo muy costosas. Aunque no se dijo nada a la prensa, se sabe que Tremonti demostró con números que Italia firmó un acuerdo con la Unión Europea para eliminar su déficit fiscal en 2014.

 

 

 

Fuente: Clarín

 

 

 

Información relacionada

La mafia en Italia combina energía limpia con dinero sucio

Italia nuclear

La italiana ENEL ya controla Endesa, dueña de Edesur

 

 

 

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.