Noticias

Miles de alemanes vuelven a manifestarse contra la energía nuclear
28/05/2011
Las protestas en unas 20 localidades, a las que llamaron organizaciones ecologistas, sindicatos y algunas formaciones políticas, transcurrieron de forma pacífica y tuvieron su máxima expresión en Berlín.

Decenas de miles de personas volvieron a salir hoy a las calles de las principales ciudades de Alemania para exigir el abandono inmediato de la energía nuclear y una rápida transición a las renovables.

Las protestas en unas 20 localidades, a las que llamaron organizaciones ecologistas, sindicatos y algunas formaciones políticas, transcurrieron de forma pacífica y tuvieron su máxima expresión en Berlín, donde se concentraron 25.000 personas según los organizadores, y 20.000, según portavoces policiales.

"¡Apaguen, apaguen!", coreaban los manifestantes que avanzaron por la arteria principal de la capital germana pasando por la emblemática Puerta de Brandeburgo y por la cercana Cámara baja del Parlamento alemán, el Bundestag, hasta llegar a la sede de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel.

Con ello quisieron enviar una señal al gobierno de centroderecha de Merkel, que el domingo se reunirá en la Cancillería para tomar la esperada decisión sobre el futuro energético de la mayor economía europea.

Hoy, la Comisión Ética designada por el gobierno de Merkel para analizar el fin de la energía atómica está reunida en Berlín celebrando su última deliberación.

Merkel recibirá a más tardar el domingo el informe de los 17 representantes del mundo económico, científico y religioso de Alemania y el lunes lo hará público. Aparentemente, los expertos recomendarán abandonar definitivamente la energía nuclear hasta 2021.

Paralelamente a la marcha en Berlín, en casi todas las ciudades alemanas tenían lugar protestas similares. En Hamburgo, en el norte, la cifra de manifestantes ascendió a 5.550, y en Múnich, en el sur, a unos 3.000.

En Maguncia, capital del estado federado de Renania-Palatinado, unos 5.000 se sumaron a una marcha que recorrió las principales calles del centro urbano y en la ciudad de Essen, cerca de 3.000 ecologistas, según fuentes policiales, se concentraron ante la sede del gigante energético RWE.

Por último, en la ciudad oriental de Dresde, capital de Sajonia y en la frontera con la República Checa, más de 3.000 exigieron con gritos y silbidos el fin de la energía atómica.

La participación fue así muy superior a la de las pasadas manifestaciones que tuvieron lugar por toda Alemania el 26 de marzo, y lograron un récord de 250.000 participantes.

El viernes, el ministro alemán de Medio Ambiente, Norbert Röttgen, y sus homólogos de los estados federados acordaron echar el cierre definitivo a las siete centrales más antiguas del país.

Las plantas, construidas hasta 1980, fueron cerradas provisoriamente tras el desastre en la planta japonesa de Fukushima y ya no encenderán más sus motores.

El Ejecutivo de Merkel aprobó el año pasado una polémica ley para prolongar la vida útil de las 17 centrales y revocar el apagón gradual acordado con las operadoras energéticas en el año 2000 por el anterior gobierno, del socialdemócrata Gerhard Schröder.

Pero tras el desastre en Japón, la canciller anunció una moratoria de tres meses a esa ley y dispuso el cierre temporal de las siete plantas de mayor antigüedad.

 

 

 

Fuente: La Tercera

 

 

 

 

Información relacionada

Alemania invierte en energía renovable para lograr 'apagón' nuclear

Navidad con interés ecológico en Alemania

Werner von Siemens

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.