Noticias

Costa Rica: ICE evalúa asociarse con Brasil y China por represa Reventazón
08/04/2011
El proyecto de 305 megavatios debe estar listo en diciembre del 2015. Compañías de ambos países podrían acelerar construcción y abaratar costos. Chinchilla detonó ayer dinamita que unió túneles de desvío en Siquirres, Limón.

El ICE analiza la posibilidad de conformar un consorcio con Brasil y China para abaratar los costos y apurar la construcción del Proyecto Hidroeléctrico Reventazón.

“¡Fuego!”, gritó Laura Chinchilla y en menos de un segundo el túnel se sacudió por la explosión. El plan completó ayer 21% de avance.

Así lo confirmó ayer Gravin Mayorga, subgerente de Electricidad, durante “el tope de túneles”, con el cual se concluyó la excavación de los dos pasos subterráneos para el desvío del río Reventazón.

Según explicó el funcionario, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) aún no tiene definido si va a escoger solo a la firma estatal brasileña Electrobrás, o a su homóloga china Sinohydro.

Mayorga más bien dejó abierta la posibilidad de “un sistema mixto” en el que se involucren “todos los actores”, para abaratar los costos de capital y reducir el tiempo de construcción.

“En las próximas semanas vamos a empezar conversaciones para formalizar cuáles son las condiciones de participación de las distintas entidades”, dijo Mayorga.

Según explicó, si se logran este tipo de alianzas, el país podría abaratar el costo del kilovatio.

Este gigante de 305,5 megavatios tendrá capacidad para abastecer a 525.000 hogares, el equivalente a la demanda eléctrica de Cartago, Heredia y San José juntas.

La obra completa tiene un costo total de $1.200 millones y debe estar lista en diciembre del 2015.

Hasta ayer, con la ruptura de los dos túneles se completó el 21% de la obra y se habían invertido $200 millones, según precisaron los voceros del Instituto.

El ICE ya negocia parte del financiamiento con el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Europeo de Inversión, aunque también hay interés del Banco Centroamericano de Integración Económica.

 

 

Primer paso estratégico

A las 10:32 a. m. y al grito de “fuego”, la mandataria Laura Chinchilla detonó ayer la última carga de dinamita que faltaba para completar la excavación de los dos túneles de desvío del río Reventazón.

Esta es la conclusión de la primera etapa de la obra subterránea más grande del país.

Decenas de funcionarios del ICE, tuneleros, ingenieros y decenas de invitados especiales “enterrados” en el túnel 1 se cubrieron los oídos con tapones, pero eso no impidió que escucharan la potente explosión de 135 kilos de dinamita.

Según expuso Marvin Chaves, supervisor del túnel, la cantidad de dinamita que se requiere varía según los materiales de la montaña.

Luego, el impacto reverberó por el canal y el impacto de una ola de viento sacudió la melena de la presidenta.

Los túneles de 680 metros de longitud y 14 metros de diámetro constituyen los más anchos y extensos que se construyen en el país. Está previsto que el agua del Reventazón se desvíe por ahí cuando empiece a construirse el sitio de presa.

La represa se construirá con materiales propios del río y tendrá 130 metros de altura (Pirrís es hoy la más grande con 113) y 527 metros de longitud.

La mandataria aplaudió ayer que se trate de un proyecto diseñado y construido con talento costarricense.

“Este proyecto no solo representa mayor bienestar, mayor enriquecimiento para el país o mayores oportunidades de empleo. Esta imponente obra nos reafirma que cuando Costa Rica quiere pensar en grande, se organiza y trabaja cada uno por igual, podemos cumplir los sueños”, destacó Chinchilla.

 

 

 

 

Fuente: La Nación

 

 

 

Información relacionada

Indígenas piden detener construcción de gran represa en Costa Rica

Costa Rica y Panamá intercambiarían energía eléctrica a finales de agosto

Costa Rica: TEC firma convenio para aprovechar energía de la piña

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.