Noticias

Argentina: La usina más moderna quedó fuera de servicio
11/03/2011
La central eléctrica más moderna del país está fuera de servicio y se estima que recién volvería a funcionar en el segundo semestre del año.

Se trata de la usina de ciclo combinado de Loma de la Lata que f ue inaugurada por la presidenta Cristina Kirchner a fines de noviembre y que pertenece a Pampa Energía, el grupo que comanda Marcelo Mindlin, el dueño de Edenor y la transportista eléctrica Transener.

Si bien los 180 MW que dejó aportar la unidad TurboVapor de la central neuquina no comprometen la oferta total del sistema eléctrico, la salida de servicio despertó inquietudes tanto en los técnicos del sector, como en los funcionarios del ministerio de Planificación que siguen con lupa el funcionamiento del sistema energético.

Hay dos cuestiones que llamaron la atención. La primera es la inesperada falla técnica que registró el flamante equipamiento del ciclo combinado. Y la segunda arista tiene que ver con la reparación de los desperfectos que podrían demandar hasta cuatro meses de trabajo.

La turbina averiada forma parte de la ampliación de Loma de la Lata que se había iniciado en 2008. Tras haber adquirido la central con 375 MW operando a ciclo abierto, Pampa Energía decidió incrementar la capacidad de generación con 3 calderas recuperadoras de gases y una turbina a vapor de 180 MW.

La obra “llave en mano” -que demandó una inversión de 1.000 millones, de los cuales $ 660 millones fueron financiados por la ANSES- fue adjudicada a la sociedad de Isolux y Tecna, que a su vez subcontrataron a Siemens como proveedora de los equipos.

La turbina de ciclo combinado dejó de operar el 18 de febrero y en ese momento se previó que el desperfecto se iba a solucionar en 60 días. A principios de marzo, Pampa Energía informó a las Bolsas donde cotizan sus acciones que el arreglo puede demandar 120 días y que ya había iniciado “las gestiones pertinentes para el cobro tanto de las compensaciones contractuales previstas, como de las indemnizaciones correspondientes por parte de las compañías aseguradoras”.

De acuerdo con los datos obtenidos por Clarín, la falla se originó en el sistema de control por una deficiente inyección de aceite que terminó dañando los cojinetes y el eje del rotor del generador.

Según indicaron fuentes del consorcio Isolux-Tecna, la reparación del generador ya se está efectuando en un taller de Burzaco y los cojinetes van a ser remplazados por nuevos importados de Suecia.

Más allá de los aspectos técnicos, uno de los puntos clave que seguramente será motivo de tironeos con las aseguradoras es el lucro cesante por la interrupción de las entregas de la producción eléctrica que Loma de la Lata había vendido bajo el esquema de “Energía Plus” con tarifas más elevadas que las del resto de los generadores.

 

 

 

Fuente: Clarín

 

 

 

Información relacionada

Atar con alambre, la opción de los privados

Ayuda fiscal a una eléctrica para levantar tres usinas

El Gobierno allana el camino a nuevas centrales energéticas

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.