Noticias

Alto Voltaje
22/01/2011
Manejamos en Estados Unidos el nuevo auto eléctrico. Es un sedán mediano, muy moderno, que tiene una autonomía extendida a 610 kilómetros.

Finalmente, varios años después de que se lo presentara por primera vez como concept car, tuvimos oportunidad de manejar el nuevo Chevrolet Volt.

Cuatro años pasaron desde que en el Salón de Detroit de 2007 los directivos de GM se mostraran orgullosos con el modelo que inauguraría una nueva era en la compañía.

En aquel momento, el entonces vicepresidente de General Motors, Bob Lutz, le aseguraba a este cronista que "el Volt es una solución global. Si algo tienen en común todos los países del mundo es que tienen electricidad, más allá de la forma en que se genera. Por eso, el Volt es una solución global".

Por aquellos años, los fabricantes japoneses de automóviles iban ganando la batalla, ya que los modelos híbridos llevaban tiempo circulando por las calles de Estados Unidos; desde 2001 el Toyota Prius y desde 2002 el Honda Civic híbrido.

Lejos de ser una realidad, el Volt era apenas una intención. Por eso, Lutz nos decía que "necesitamos que las baterías sean confiables. Deben tener una vida útil de 10 años. Pero estamos muy entusiasmados con este modelo. El 78 por ciento de los habitantes de los Estados Unidos recorre menos de 60 kilómetros diarios con su automóvil. Con un Volt, no gastarían absolutamente nada de nafta. Un usuario promedio ahorraría 1900 litros de combustible anuales. Multiplíquelo por cientos de miles de usuarios, no sólo se trataría de ahorro de combustible, sino que además habría mucha menos contaminación en el planeta".

Después de cuatro años (con la gran crisis de por medio), el Volt finalmente es una realidad y tuvimos la oportunidad de manejarlo por las heladas calles de esta ciudad.

Se trata de un sedán mediano, moderno, de cuatro puertas. Y se diferencia de las otras marcas por usar un sistema totalmente distinto a los conocidos. Los modelos híbridos (como el Prius, que se vende en la Argentina) tienen dos motores, uno eléctrico y otro naftero, que de a uno por vez, o ambos en conjunto, transmiten su movimiento a las ruedas. Si la batería se agota, pueden seguir su marcha como un auto convencional usando el motor de combustión interna.

Los eléctricos en tanto, como el Nissan Leaf recientemente lanzado en los Estados Unidos, sólo tienen un motor eléctrico, alimentado por una batería, que es el que hace mover el auto. La carga se logra conectándolo a la red eléctrica, pero una vez agotada la batería es imposible seguir viaje.

El Leaf, por ejemplo, tiene una autonomía que en condiciones ideales llega a los 160 kilómetros con una carga completa.

El Volt, en tanto, no es ni híbrido ni solamente eléctrico. En GM aseguran que es un "elétrico de autonomía extendida". ¿La razón? Tiene un motor eléctrico de 151 CV de potencia que es el único que transmite tracción a las ruedas, alimentado por una enorme batería de ion-litio. Sin embargo, la autonomía de ese sistema oscila entre 40 y 80 kilómetros solamente, distancia que depende de factores como la velocidad, el tipo de terreno por el que se circula y de la temperatura. Sin embargo, el Volt tiene también un motor naftero 1.4 de cuatro cilindros con turbo de 85 CV, que se pone en funcionamiento antes de que la carga de la batería disminuya del 20 por ciento, que es el mínimo necesario para garantizar el funcionamiento pleno de todos los sistemas del auto (luces, climatización, audio, navegación, etc.).

Pero este motor, a diferencia de los híbridos, no transmite impulso a las ruedas sino que simplemente recarga la batería. De ese modo, el Volt alcanza una autonomía total de unos 600 kilómetros.

 

 

El sonido del silencio

Teníamos mucha curiosidad por saber cómo se comportaba un auto de estas características.

Lo primero que sorprende, además de un diseño interior muy moderno, es el silencio del auto.

Apenas pisamos el acelerador con fuerza, se mueve con la misma agilidad que un naftero, y acelera de 0 a 100 km/h en 9 segundos, mientras que la velocidad máxima del Volt es de 160 km/h.

Respecto del comportamiento dinámico, es el de un sedán de alta gama. Se siente bien afirmado, con una dirección suave y frenos que respondieron con eficiencia, a pesar de transitar por calles con nieve.

El confort de a bordo es el de un auto de alta gama, y es llamativo el diseño del panel de instrumentos y de la consola de mandos. Tiene dos pantallas de siete pulgadas: una como panel de instrumentos, donde se pueden configurar los datos de muestras (carga de la batería, distancia recorrida, velocidad, nivel de aceite, presión de inflado de los neumáticos), y otra en el centro de la consola de controles, con touch screen, que se utiliza para controlar la climatización de la cabina, para usar el sistema de navegación y para manejar las opciones de audio del vehículo.

Se pueden seleccionar tres modos de conducción: normal, que optimiza el rendimiento del vehículo; sport, que prioriza la respuesta al acelerador entregando mayor torque, y de montaña, que ajusta los sistemas para disponer de la máxima potencia para conducir en zonas con elevaciones.

La batería, pieza clave de este auto, es fabricada por GM, y tiene una garantía de 8 años o 160.000 kilómetros. Tiene un sistema de enfriamiento o calefacción, que permite que el Volt sea utilizado en un rango de temperaturas de -25 a 50 grados centígrados, lo que lo hace apto para casi todos los países.

Conectado a 240 V la carga completa tarda unas cuatro horas, y más de 10 si se carga desde 120 V.

Por ahora, no está contemplado que el Volt se venda en la Argentina, aunque sí llegarán algunas unidades (también a Brasil) para que los técnicos de GM evalúen el comportamiento del auto en estos países. El precio en los Estados Unidos es de unos 40.000 dólares, pero varios estados aplican créditos fiscales de hasta 7500 dólares.

 

 

 

Fuente: La Nación

 

 

 

Información relacionada

Modelos súper compactos y eléctricos, la nueva tendencia de las automotrices para 2011

Este año sale a la venta un Ford Focus eléctrico

General Motors pone a la venta el Chevrolet Volt

 

 

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.