Noticias

Los Piletones, con paneles solares para calentar el agua
17/01/2011
Es una prueba piloto; cuatro familias y un club se abastecen de esa forma desde hace un mes. La ciudad de Buenos Aires cuenta con un nuevo proyecto de colectores solares para proveer agua caliente. Pero el proyecto no está en ninguno de los edificios modernos del microcentro, sino que se está desarrollando en Los Piletones, el asentamiento que está detrás del parque Indoamericano, en el que viven unas 1250 familias.

Desde hace un mes, el polideportivo de Villa Soldati y cuatro familias cuentan con un sistema de paneles que captan la energía calórica del Sol y la transmiten a un tanque acumulador que se integra a los sistemas convencionales de calefones o termotanques. Con esta instalación no es necesaria la utilización de la red de gas.

El proyecto es llevado adelante por la Agencia de Protección Ambiental porteña, el Instituto Argentino para el Desarrollo Sustentable, la Corporación Buenos Aires Sur, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y la embajada de Alemania en la Argentina.

Precisamente, fue la embajada la que prestó la asistencia económica para la compra de los colectores solares. La prueba piloto insumió una inversión de 80.000 pesos.

"La instalación de este tipo de tecnología puede resolver en forma sencilla las limitaciones de infraestructura, ya que permite aprovechar la energía del Sol para calentar agua en forma eficiente y económica. Las energías renovables representan una posible solución para la problemática de estos sectores", explicó el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable porteño, Diego Santilli.

La instalación en el polideportivo de Los Piletones, por ejemplo, consta de cuatro paneles solares y un tanque de almacenamiento de 650 litros. Alcanza para abastecer las actividades que allí se realizan. Entre ellas, una colonia para 60 chicos y clases de kung-fu y de danza árabe.

Respecto de las cuatro viviendas en las que se instalaron, fueron seleccionadas según la cantidad de personas que serían beneficiadas con el sistema. Además, debían contar con las siguientes condiciones de infraestructura: baños con el equipamiento necesario, techos fuertes para soportar el peso de los colectores con los tanques de agua fría y caliente, además de una distancia de emplazamiento superior a los dos metros para la presión de agua.

Los resultados preliminares son satisfactorios. Aunque el INTI se encuentra aún en la etapa de evaluación respecto de los niveles de ahorro de energía tradicional, los vecinos están satisfechos con el sistema.

Jorge Fernández Celaya vive en uno de los hogares que tienen el sistema en marcha. Con él residen otras nueve personas. "Es un placer bañarte con agua caliente todas las mañanas. La provisión alcanza perfectamente para todo el día", contó a La Nacion este obrero de la construcción.

La casa cuenta en el techo con un panel solar y un tanque acumulador de 175 litros de agua.

 

 

Electricidad

"Esta alternativa también puede contribuir a que los problemas del suministro de electricidad en las viviendas puedan ser superados. En la actualidad, el suministro es inadecuado y complejo. Además, ningún usuario valora el recurso, dado que la energía eléctrica la abona el gobierno porteño y, por ende, se genera un gran derroche. Contar con una fuente de energía alternativa, visible, con impacto directo en la calidad de vida, puede contribuir a que los vecinos del barrio valoren el recurso y lo utilicen en forma más eficiente", agregó Santilli.

En la Capital ya existen otros proyectos de desarrollo de energía solar. Uno de ellos, también impulsado por la agencia de protección, está situado en las terrazas del CGP 2, en el barrio de Recoleta.

También la Legislatura porteña aprobó una ley el año pasado que fomenta el desarrollo de la tecnología fotovoltaica para la alimentación de los semáforos y del alumbrado público. La iniciativa corresponde al diputado por Pro Bruno Screnci Silva.

"La aplicación de esta ley se realizará de acuerdo con la mejor tecnología disponible basada en el conocimiento consolidado de las distintas técnicas constructivas en materia de captación de energía solar", indicó el legislador.

La energía solar puede ser utilizada tanto para la generación de energía calórica como para la generación de energía eléctrica. En la Argentina, los desarrollos de proyectos comenzaron a mediados de la década del 70, según informó la Cámara Argentina de Energías Renovables.

 

 

 

Fuente: La Nación

 

 

 

 

Información relacionada

Más artículos sobre energías alternativas

Energía solar de uso cotidiano

San Luis instalará 420 pantallas solares en el interior de la provincia

 

 

 

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseņo y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.