Noticias

Con otro Chocón y otra refinería no faltaría nafta ni luz, dos carencias
02/01/2011
Se necesitan una nueva central hidroeléctrica por año y una destilería para evitar los faltantes actuales. Un Chocón nuevo por año. Una central eléctrica como ésa de Neuquén es lo que deberían pedir los consumidores argentinos a los Reyes Magos el próximo jueves, para no pasar sofocones energéticos en tiempos de picos en el uso de electricidad. Pero, al igual que los chicos que ansían recibir su regalo, tendrán que mostrar a cambio una buena conducta, es decir, hacer un uso mesurado del aire acondicionado y demás aparatos eléctricos.

Este juego de pinzas, que incluye una estrategia estatal de mediano y largo plazo para modificar la matriz energética (hoy muy dependiente del gas y los combustibles líquidos) y un cambio cultural en los hábitos de consumo, que posibilite un mayor ahorro de energía, es la solución que sugieren los especialistas consultados por La Nacion a la escasez actual no sólo de electricidad sino también de combustibles.

Claro que hay datos de la coyuntura que llevan por otros caminos. Enrique Devoto, ex secretario de Energía, señala dos de ellos: "Faltan inversiones y hay gran incentivo al despilfarro, consecuencia de la imprevisibilidad económica, por un lado, y de precios muy bajos de los servicios, por el otro".

Las altas ventas de equipos de aire acondicionado, alentadas por las promociones y el pago en varias cuotas, y su uso abusivo aumentaron la demanda eléctrica en los últimos años. Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en 2010 se incrementó el consumo energético 5,3%, respecto de 2009. Gran parte de ello encuentra explicación en el 56% de aumento que mostraron las ventas de aire acondicionado el año pasado, comparado con el anterior.

Según la consultora especializada en electrodomésticos GfK Retail and Technology, entre 2007 y 2010 se vendieron 2,5 millones de equipos de aire acondicionado, con picos en 2008 (871.179) y 2010 (679.028). "Con temperaturas máximas de 35 grados y splits a todo vapor, no hay cable que aguante", graficó un ex subsecretario de Energía Eléctrica que recomienda moderar el tiempo de uso y la potencia de los aparatos.

Los expertos afirman que el sistema no está preparado para picos de consumo de 20.000 megavatios (MW) como los de esta semana. "¿Eso debería preverse? Sí. ¿Se previó? No", dice Devoto. Y opina que el alquiler de unidades portátiles que se adoptó de emergencia no es la solución. "Para cubrir esta suba estacional de la demanda se necesitan 1300 megas más por año. Es decir, un Chocón nuevo por año", afirma.

Si bien esa estimación sirve para mensurar el déficit energético, la solución de fondo reside en un cambio de la matriz energética, que permita sesgarla más hacia la energía hidroeléctrica y nuclear y tornarla menos dependiente de la térmica (gas, combustibles líquidos y carbón).

La Argentina tiene 9000 MW de energía hidráulica "dormida" (equivalente a siete centrales como El Chocón) por no aprovechar al máximo los ríos que la surcan. Francisco Medrazzi, economista especializado en temas energéticos, relata que, desde 2002 hasta 2007, el país no invirtió nada en generación. "Recién en los últimos tres años se sumaron 4500 MW, pero que se nutren con gas y combustibles líquidos", indica.

En tanto, las futuras centrales hidroeléctricas de Barrancosa y Cóndor Cliff, en Santa Cruz, y de Chihuidos, en Neuquén, tienen dos contras: la Secretaría de Energía no les dio prioridad de ejecución y, además, tienen bajo factor de carga (sólo se podrán usar 25% del tiempo).

"Tal como está la situación, hay que ir hacia la generación nuclear", opina Medrazzi. Francia sería un ejemplo a seguir, ya que se abastece totalmente con esa energía. En el país ya existe Atucha I y Embalse, sigue en construcción Atucha II y se proyecta Atucha III, para lo que se estudia la compra de tecnología rusa, coreana o canadiense.

En tanto, los 615.000 autos que, según la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara), se patentaron hasta noviembre de 2010 son sólo un grano más entre las causas que agudizaron en los últimos días la escasez de nafta y gasoil, que se explica principalmente por un paro de petroleros en el Sur, la rigidez en la capacidad de destilación y la enorme demanda de gasoil de las centrales eléctricas.

Juan José Aranguren, presidente de Shell en el país, cree que el problema coyuntural se resolverá en un par de días más, pero el estructural tiene otros bemoles. Aquí, toda similitud con "la realidad eléctrica" es pura coincidencia. "En un país donde se perpetúa una política de precios bajos, se incentiva el consumo a valores que la oferta no puede satisfacer -porque, cuando no hay precios, la inversión escasea y la demanda sube- tarde o temprano, eso eclosiona", opina el directivo.

El petróleo en este país se destila mayormente en Ensenada, Luján de Cuyo y Campana (más otras destilerías chicas ubicadas en Santa Fe y en el Sur). Todas operan hoy al máximo de su capacidad. "Con una refinería más se soluciona este tema", calculó alguien que conoce a fondo el sector. Esa planta bien podría ser la General Mosconi II, cuya construcción, por un valor de US$ 2250 millones, fue encomendada al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, a fines de 2006. Pero hay un detalle: la obra nunca se hizo. Ni siquiera se empezó.

 

 

Dos carencias

 

• 1300: Son los megavatios que se necesitan por año para solucionar el pico estacional de demanda de energía, lo que equivale a un Chocón nuevo por año.

 

• -2,8%: Es lo que cayó la producción de petróleo en el país en el primer semestre de 2010, respecto del mismo período de 2009, pese al repunte económico, según el Indec.

 

 

 

 

Fuente: La Nación

 

 

 

 

Información relacionada

Los nuevos equipos de aire usarán la mitad de la energía de El Chocón

El Chocón seguirá produciendo electricidad

El Chocón se seca y no podría generar electricidad

 

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.