Noticias

Empresas chinas desembarcan en América latina para conseguir energía y materias primas
16/12/2010
Empresas chinas reemplazaron a Africa por América latina como destino de sus negocios petroleros. También les interesan fertilizantes y minerales.

Cuando hace 14 años la mayor productora de petróleo de China miró hacia el exterior buscando dónde invertir, optó por las entonces no explotadas riquezas de Sudán. Esa inversión de 1996 fue el inicio de una serie de operaciones en Africa que les dieron a las que petroleras estatales chinas acceso a recursos en países que a solían ser considerados intocables para las compañías occidentales.

Pero hoy las grandes empresas chinas del sector envían su dinero en otra dirección: hacia Latinoamérica, donde este año dominaron en las operaciones vinculadas a la exploración, producción y desarrollo de petróleo y gas. Las compañías chinas han invertido más de u$s 15.000 millones en este tipo de operaciones este año, y los ejecutivos del área dicen que habrá más en el futuro próximo.

“No hay un CEO de una petrolera latinoamericana importante, ni uno solo, con el que los chinos no hayan hecho contacto”, dijo un ejecutivo especializado en Fusiones y Adquisiciones de un banco occidental.

La decisión de China Petrochemical, que la semana pasada le compró a Occidental Petroleum sus operaciones en la Argentina por u$s 2.450 millones, subrayó esta tendencia.

Poco antes China National Offshore Oil Corporation (Cnooc) y la local Bridas habían acordado pagar u$s 7.000 millones por la participación de 60% de BP en Pan American Energy de Argentina. La relación entre Cnooc y Bridas se consolidó cuando la compañía china pagó u$s 3.100 millones por una participación de 50% en Bridas; una operación que describió como una “cabeza de playa en América latina”.

Este vuelco hacia la región se explica, en parte, porque los grupos petroleros de China tienen cada vez más confianza a la hora de competir con sus pares occidentales en fusiones y adquisiciones. Algunas de las operaciones previas de China en el sector energético, como la de Sudán, fueron negociadas entre gobiernos.

“Hace cinco ó 10 años las petroleras chinas compraban activos negociando directamente con un número limitado de países. Ahora hay un cambio de percepción porque operan en el mundo real, junto a todas esas otras compañías que llevan años haciendo estas cosas, en términos de operaciones y crecimiento internacional”, dijo Gavin Thompson, titular de la división noreste de Asia de la consultora Wood Mackenzie.

Argentina y Brasil se beneficiaron con la tendencia. Este año, cuando salió a la venta una participación en el yacimiento submarino Peregrino, en la costa de Brasil, por lo menos dos petroleras chinas compitieron y el grupo químico estatal Sinochem obtuvo la victoria con su oferta por u$s 3.100 millones, aunque tiene menos de una década de experiencia en perforación offshore.

Para la industria petrolera argentina las inversiones chinas son una señal de confianza clave en un momento en que a muchos grupos occidentales los desalienta el oneroso régimen impositivo del país y la regulación provincial. Los chinos pueden permitirse apuestas a más largo plazo porque cuentan con apoyo estatal en su país y acceso a crédito barato.

Un alto ejecutivo de Cnooc admitió que “Argentina tiene un régimen fiscal duro, pero eso ocurre hasta en Australia”. Además, supone que las políticas enérgeticas en materia de impuestos podrían cambiar pronto ya que “vemos algunas señales alentadoras”.

El anuncio de YPF sobre el descubrimiento de enormes reservas de gas en la provincia de Neuquén probablemente intensificará el interés chino.

Argentina tiene reservas offshore de petróleo y gas potencialmente abundantes, pero en general la inversión en exploración ha estado refrenada por los controles de precios. “China es probablemente el único país que realmente compra en [Argentina] debido a la política de precios que tienen”, dijo Laban Yu, analista de petróleo y gas de Macquarie, en Hong Kong.

El mayor interés de China es en energía, pero ese país también está hambriento de otros recursos, incluyendo minerales y fertilizantes. Los chinos han invertido alrededor de u$s 600 millones en la producción de urea en Tierra del Fuego, y la firma Shandong Goldhas llegó a un acuerdo para explorar en busca de oro en La Rioja.

 

 

 

Fuente: El Cronista

 

 

 

Información relacionada

China supera a USA y se convierte en el mayor consumidor global de energía

Philips se une a la iluminación LED de China

China deja atrás a Occidente en la carrera por producir energía limpia

 

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.