Noticias

Uruguay: Vulnerabilidad energética seguirá hasta 2012
01/12/2010
Gonzalo Casaravilla, el presidente de UTE, dijo en entrevista con El País que "somos vulnerables" energéticamente y el panorama se mantendrá así por 2011 y 2012 porque todavía no estarán incorporadas las inversiones necesarias en eólica, biomasa y térmica. Por esto, la empresa eléctrica decidió adelantar la construcción de una central a ciclo combinado cuya licitación prevén lanzar en el primer semestre de 2011. La misma tendrá tres máquinas: dos turbinas de gas o gasoil y una a vapor. La central sería de entre 350 Mw y 500 Mw y estaría operativa en 2013. Además hacen gestiones para "traer energía desde Paraguay y ampliar los contratos con Argentina", dijo.

 

-¿Para 2011 el país seguirá siendo vulnerable a los efectos climáticos y dependiente de la importación de países vecinos?

-Van a ingresar algunos generadores privados eólicos y otros de biomasa que van a reafirmar su producción. Tendremos una preocupación por un tiempo hasta que logre incorporarse toda la energía eólica y biomasa que está proyectada. Hace un año había un plan para instalar más motores en el corto plazo; sin embargo, con el cambio relativo de los costos de los combustibles y, en particular, del fueloil, el proyecto quedó por el camino. Ahora a lo que UTE está embarcado es a incorporar una central a ciclo combinado que si bien estaba proyectada dentro de las previsiones a mediano plazo (para que comience a funcionar en 2014), ahora en vistas de los riesgos de que algunos de los proyectos de biomasa o eólica se atrasen y en función de los riesgos que vamos a tener en 2011, 2012 y 2013, la decisión que tomamos en el directorio fue de adelantar la construcción de la central a ciclo combinado lo más rápido posible. De hecho, ya estamos trabajando para la elaboración de los pliegos cuya licitación pensamos sacar en el primer semestre del próximo año.

 

-¿Va a ser similar a la central de Punta del Tigre?

-No. Se trata de turbinas a biocombustibles (gas o gasoil) que son más eficientes que las máquinas que hoy tiene Punta del Tigre. Este proyecto consta de tres máquinas: dos turbinas de gas o gasoil y después, aprovechando el vapor de esas máquinas, se calienta agua y se pone a funcionar una turbina a vapor. No obstante, primero tendríamos que solucionar algunos temas financieros y ajustar este emprendimiento a los tiempos del plan de inversiones. Lo tenemos que hablar con el gobierno porque es un tema importante a solucionar. Desde el punto de vista del sistema eléctrico y los riesgos que podemos tener de suministro y los costos que tiene, esa inversión tiene que ser adelantada. Vamos a tratar de no hacer paliativos. Hoy tratar de instalar motores sería un paliativo que nos deja asociados a un combustible (fueloil) que no es el más conveniente para el país. Más allá o no de la llegada del gas, desde el punto de vista del sistema eléctrico necesitamos más capacidad térmica. Si viene el gas espectacular; de hecho para eso estamos trabajando. Pero si no llega, debemos incorporar más máquinas térmicas que además le van a dar el soporte a toda la eólica que se va instalar en el sistema.

 

-¿Esto es por la variabilidad en la generación de las granjas eólicas?

-La eólica no es potencia diaria segura. Sí es energía semanal y anual segura. El problema es si mañana hay viento o no. Por ese motivo, en el despacho horario es donde una turbina de gas o lo que son las turbinas de Punta del Tigre, son de rápida entrada al sistema energético.

 

-¿Qué potencia tendrá la nueva central a ciclo combinado?

-Si fijamos demasiado la potencia estamos limitando cuántos podrían ser los oferentes de máquinas. Hoy los números dicen que la máquina tiene que ser de 300 megavatios (Mw), pero si pongo esa potencia en la licitación las turbinas de vapor tienen que ser del orden de 100 Mw lo que me limita casi a un solo oferente. Por ese motivo, quizás cometamos un pecado que es sobreequipar. La historia de Uruguay es que siempre hemos corrido de atrás. Si ponemos un poco más de potencia no va a ser grave porque la vamos a necesitar porque el país viene creciendo. Por ese motivo, la central tendrá una potencia instalada que estará entre 350 Mw y 500 Mw.

 

-¿Cuándo estaría operativa?

-Estamos apuntando a tener operativa la primera turbina en 2013. La inversión será importante. No estamos buscando las máquinas más caras ni mucho menos.

 

-¿Y el financiamiento?

-Vamos a intentar hacerlo con presupuesto genuino de la empresa. Igualmente UTE tiene una cartera de financiadores muy amplia.

 

-¿UTE no se enfrenta a un cuello de botella para ofrecer energía suficiente a megaproyectos como el de la minera Aratirí que necesitaría 200 Mw? ¿O cada empresa debería obtener la energía por su cuenta?

-El problema del privado es que si produce ese volumen no tiene un sistema alternativo que lo respalde. Un privado puede generar la energía pero también debe tener respaldo por lo que debe invertir más. En cambio, si la que suministra es UTE la misma puede generar un nivel de respaldo. En Uruguay cualquiera puede generar energía, el problema es cuando hay que invertir en el respaldo del suministro. Es por eso que todos optan por UTE, salvo en el caso de las papeleras donde es viable porque el proceso industrial está asociado a la cogeneración de energía. Lo más razonable es que UTE haga la inversión para atender el consumo que pueda tener Aratirí porque si la genera por su cuenta le va a salir más cara en comparación con comprarle a UTE. Cuando hablamos de 200 Mw, que no es una potencia menor, UTE tiene que negociar con la parte para ver en qué plazo necesitará esa potencia.

 

-Pero en definitiva, esa demanda de Aratirí abarcará gran parte de la potencia que generará la nueva central térmica. ¿Qué pasa con el resto de la demanda que seguirá creciendo?

-Para eso estamos haciendo gestiones para traer energía desde Paraguay y ampliar los contratos con Argentina. Evidentemente es un negocio donde se maneja mucha incertidumbre. Por ejemplo, para tener esa flexibilidad, en un año se puede instalar una turbina de gas o de gasoil. Ahora, es muy diferente si la única alternativa fuera una planta a carbón porque se requieren por lo menos cuatro años o tres para empezar. Hay que pensar bien las decisiones para disminuir la vulnerabilidad.

 

-¿Uruguay sigue siendo vulnerable energéticamente?

-Somos vulnerables, claro que sí. Si en este momento tuviéramos la crisis del petróleo cuando vamos a tener un 2011 y 2012 en los cuales todavía no vamos a tener las inversiones que necesitamos en eólica, térmica y biomasa, nos vas a encontrar en una situación complicada. Pero más rápido de lo que estamos haciendo las cosas no podemos ir. Yo veo los cronogramas de los proyectos y me tiro de los pelos porque soy ansioso. Pero lo que hay que hacer es definir una estrategia y ejecutarla. Por eso el desafió de UTE es realizar un plan de inversiones agresivo que en su momento no pudo hacer. De lo contrario, las consecuencias van a ser cosas como las que pasaron en 2008, de no tener el equipamiento en el sistema y sobrecostos que fueron muy onerosos.

 

-¿En qué puede ayudar en esta estrategia la concreción de la planta regasificadora?

-Es evidente que el gas tiene consecuencias económicas, incluso aunque no estuviera la planta. Hoy Punta del Tigre podría estar funcionando con sus seis máquinas. Que esté el gas seguramente cambie los números. Pero la consecuencia más directa es que determinará el potencial de energía eólica que podrá instalar el país. Porque se requiere de las máquinas térmicas para respaldar el crecimiento de la industria eólica y la biomasa porque con la energía hidráulica no alcanza. Cuando tenga 600 Mw de eólica se va a necesitar más potencial térmico. Y la inversión en esas máquinas se van a hacer en función de los costos del combustible. El respaldo térmico en Uruguay es inevitable. La apuesta de Uruguay es tratar de zafar en todo lo posible del combustible pero eso no quiere decir que no tengas que tener máquinas térmicas para el pico de la demanda. Por eso es que implementamos e insistiremos con la tarifa inteligente porque podemos aplazar inversiones en térmicas.

 

-¿Hay algún avance sobre el estudio de las tarifas y los posibles subsidios cruzados que se manejaron en su momento?

-Se han detectado algunos subsidios cruzados que vamos a discutir con la Dirección de Energía y la Ursea. En la UTE por ahora nadie habló de ajustar las tarifas en vistas de que tuvimos un buen año. Hoy no está en la agenda inmediata. Evidentemente hubo un incremento de costos en los últimos meses y también hay un ajuste salarial como todos los años y eso repercute. Un posible ajuste quedará para el próximo año. Si aumentan los costos es claro que debe aumentar la recaudación.

 

UTE incorporará 178 empleados

El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, anunció que en 2011 prevén incorporar más personal al ente "aumentando la cantidad de funcionarios" para atender la infraestructura que incorporen. Hoy hay un llamado para 140 operarios y 38 ingenieros, dijo. Casaravilla afirmó que "realmente es un problema para UTE la renovación de la plantilla". Agregó que "estamos suman-do negocios que significan aumentar el trabajo sin dejar de hacer lo que se venía haciendo. Si juntamos esto con que la gente se está jubilando y las necesidades del cambio tecnológico, eso es explosivo". "Tenemos una situación que no quiero catalogar de crítica sino importante" al punto que se negocia el pago de licencias a quienes están para jubilarse para que capaciten al nuevo personal antes del retiro. 

 

 

 

Fuente: El País

 

 

 

 

Información relacionada

Avanza el acuerdo energético entre Uruguay y Bolivia

Uruguay: ALUR comenzará a vender energía a UTE

Uruguay: UTE ajustará tarifa de los comercios según consumo

 

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.