Noticias

México: Sale la CFE de cacería; va por 8 mil 500 diablitos
11/10/2010

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) intensificará las revisiones de domicilios particulares para detectar tomas ilícitas o ‘diablitos’ a través de los cuales algunas personas roban energía a la paraestatal, informó personal de esa empresa descentralizada del Gobierno federal.

A la fecha se tienen identificadas 8 mil 500 tomas clandestinas diseminadas en la ciudad, las cuales se pretende combatir todos los días del año, incluso en horarios de la tarde-noche, a través de acciones que se intensificarán en los próximos días, se dijo.

El robo de luz es uno de los principales problemas que enfrenta la CFE y por el cual mantiene una campaña permanente para erradicar esa práctica.

Por ello, recientemente la empresa paraestatal firmó un convenio con el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (Suterm) que le permitirá a la CFE utilizar a las cuadrillas de trabajadores en horarios ampliados y durante los fines de semana.

“El que toma la energía de manera ilícita puede creer que no se revisa en horarios nocturnos, pero ahora sí se tendrá una cobertura completa y ampliada para detectarlos”, señaló personal de la paraestatal.

La CFE tiene censadas 8 mil 500 tomas clandestinas que serán visitadas de acuerdo con la capacidad de la empresa para cortar el servicio tomado ilegalmente.

Aunque el robo de energía eléctrica se presenta en todos los sectores de la ciudad, se encuentra más focalizado en el poniente y sur de la ciudad, lo que representa cuantiosas pérdidas que la Comisión Federal de Electricidad debe absorber.

Por ese delito cometido a través de los llamados ‘diablitos’, la CFE absorbe bimestralmente pérdidas por más de 2.8 millones de pesos, de acuerdo con datos estimados por esa paraestatal, difundidos anteriormente. Se estima que cada toma clandestina consume alrededor de 350 pesos cada bimestre.

El número de personas que mediante tomas clandestinas roba energía eléctrica se ha mantenido constante en los últimos años.

El año pasado la CFE tenía detectado que el 65 por ciento de las conexiones ilegales se ubican en asentamientos irregulares sin ningún tipo de infraestructura, ubicados en el sur y poniente de la ciudad, donde por sus condiciones de ilegalidad, no se les puede suministrar el servicio.

Pero el resto, que es el 35 por ciento, se encuentran diseminadas por toda la ciudad en zonas que sí cuentan con infraestructura, pero donde los usuarios optan por robar la luz para evitar pagar el pago, a pesar de que realizan altos consumos derivados del uso en exceso de aparatos electrodomésticos.

 

 

Fuente: El Diario

 

 

 

Información relacionada

México: Empresas dudan para regularizarse en CFE

México: CFE enfrenta aumento en el robo de energía

México: Los grandes morosos aún consumen energía

 

 

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.