Noticias

Advierten que se deben sincerar las tarifas de la luz y del gas
11/09/2010
Acto de la Fundación Mediterránea. El ex secretario de Energía Carlos Bastos dijo que se deben reestructurar los subsidios

La necesidad de un sinceramiento de las tarifas, con subas de cuatro o cinco veces sobre los valores actuales, el reclamo del control de la inflación y la revelación de que el índice actual de pobreza en el país es superior al 24 por ciento, un 11 por ciento más que la cifra oficial, fueron algunos de los datos preocupantes que presentaron distintos economistas en los festejos de los 33 años de la Fundación Mediterránea. En el acto, la entidad presentó su anunciada propuesta económica nacional.

El consultor Carlos Bastos, ex secretario de Energía de la Nación durante la gestión de Domingo Cavallo al frente del Ministerio de Economía en la década del noventa, planteó que se deben sincerar las tarifas de electricidad y de gas actualmente subsidiadas.

"Si el próximo gobierno sigue con los mismos criterios que ha desarrollado el actual, de una alta intervención sobre los precios y sobre la inversión, sólo tengo una cosa clara y segura: va a ser un tema de gran impacto. No se puede seguir la política de este gobierno, donde lo que no se paga con tarifas se paga con impuestos. Ante ello, yo prefiero siempre un sistema de precios sinceros", puntualizó.

Sostuvo que si se quiere volver a los precios de mercado, se deberán revisar los sistemas de subsidios y reestructurar los contratos de concesión. Según sus análisis, en las tarifas de gas "se deben esperar aumentos por cuatro (sobre los actuales valores) para los sectores residenciales".

Bastos dijo que si se eliminan los subsidios, se puede bajar el IVA al 16 por ciento y que, incluso, se pueden quitar algunos puntos en otros impuestos.

A su juicio, los subsidios deben otorgarse "a la persona" y no en forma generalizada. "Es mucho más engorroso y más difícil, pero así se subsidia a quien más lo necesita", opinó.

Se pronunció a favor de los contratos de concesión de largo plazo, pero advirtió que "tienen que tener la seguridad de ambas partes y deben ser respetados".

Bastos señaló que la amenaza que pende sobre esos contratos es que "el Gobierno, frente a problemas del servicio público, se apropie del gas o de la energía eléctrica". Para evitar ello, consideró necesario contar "con un sistema de garantías específico".

En materia de gas, estimó que va a haber un déficit de 15 mil millones de metros cúbicos, lo que equivale a 40 millones de metros cúbicos diarios, por lo cual será necesario importar ese combustible.

A su vez, Orlando Ferreres y Ernesto Kritz coincidieron en que se debe controlar el problema de la inflación. Al respecto, Kritz señaló que el beneficio de la asignación universal por hijo "se diluye con la inflación" y que ésta acentúa los niveles de pobreza.

En este sentido, al igual que Ferreres, estimó que la pobreza en el país supera el 24 por ciento, muy por encima del 13 por ciento informado por el Indec. "No hay datos confiables", dijo Kritz, quien sostuvo que "hoy, uno de cuatro argentinos está en situación de pobreza".

Al insistir en el tema de la inflación, el especialista sostuvo que "más progresista (por la ideología del gobierno kirchnerista) es contener los precios" y recordó que cuando se instituyó la asignación por hijo "cubría la mitad del costo de la canasta familiar".

Criticó la desigualdad que se generó con la jubilación para quienes no tenían los años de aportes porque dijo que benefició a gente de niveles sociales que no la necesitaban.

Afirmó que si se hubiera aplicado en la forma debida, los 28 mil millones de pesos que demanda se hubieran reducido a 9 mil millones, lo cual "permitiría pagar el 82 por ciento sin problemas".

"En definitiva, la idea progresista, tiene resultados conservadores", sentenció Kritz.

Sobre la inflación, Ferreres advirtió que "cuando tenga que aumentar la luz, el gas, el teléfono, por cuatro o por cinco todas las tarifas de servicios, evidentemente ahí va a ser un momento de impopularidad muy grande, pero necesario, o que va a ocurrir de hecho".

Indicó que "hoy se dibujan los costos a través de los subsidios para que la gente no se dé cuenta, pero ya se vuelve imposible seguir con eso y ahí va a haber que ser auténtico".

 

 

 

Fuente: La Nación

 

 

 

 

Información relacionada

Aseguran que “se terminó la energía barata y abundante”

Tarifa social y realismo energético

Advierten que el problema de energía no se soluciona con alza de tarifas

 

 

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.