Noticias

Las mismas tarifas, un año después
30/07/2010
Aclaran que las variaciones en luz y electricidad son por cambios estacionales en el subsidio. El cuadro tarifario de este año repite el fijado para el año pasado. Todos los hogares reciben el subsidio en la tarifa en los meses de mayor demanda. Y se reduce en un 30 por ciento en agosto y septiembre para los de alto consumo.

El cuadro tarifario para los consumos eléctricos y de gas domiciliario regulados por el Estado nacional mantendrá el esquema establecido en el año 2009. La tarifa subsidiada en ambos servicios que pagan todos los usuarios durante los meses de junio y julio se mantendrá inalterada para la mayor parte de los consumidores residenciales (el 90 por ciento de los hogares en el caso del gas, el 85 por ciento en el caso de la electricidad) durante los meses de agosto y septiembre. Los hogares con consumos mayores pagarán en el bimestre que arranca el domingo próximo la misma tarifa que abonaban los consumos similares el año pasado: la correspondiente a junio y julio con una reducción del 30 por ciento en el subsidio. Ello supondrá una tarifa superior a la de junio/julio del 25 al 30 por ciento en promedio para consumos eléctricos mayores a 1000 kw/hora bimestrales y de gas por encima de 1500 m3 anuales. Pero para meses con una demanda estacional sensiblemente menor.

Los servicios alcanzados por este esquema tarifario son los que se encuentran bajo regulación del ENRE y Enargas: los clientes de Edenor, Edesur y Edelap, en el caso del servicio eléctrico, y los de las ocho distribuidoras gasíferas que operan en el país la red de transporte hasta los hogares o establecimientos usuarios.

El invierno pasado, la oposición había instalado la polémica ante la decisión oficial de eliminar los subsidios al gas y la electricidad. El Ministerio de Planificación decidió, a mediados de agosto de 2009, volver sobre sus pasos y restablecer los subsidios, de manera retroactiva (con vigencia desde junio y julio), con el mismo esquema que se aplica este año: descuentos plenos para todos los usuarios residenciales en los dos meses de mayor consumo y reducción posterior del subsidio a los hogares de mayor consumo en los meses de agosto y septiembre. En dicha oportunidad (agosto de 2009), el ministro del área, Julio De Vido, estimó el costo fiscal de la medida en 493 millones de pesos.

El clima adverso a la quita del subsidio se había potenciado, el año pasado, porque la medida coincidía con la recomposición tarifaria dispuesta a fines de 2008. Ante el salto en el consumo de los meses de invierno, la acumulación de variaciones explotó en el valor de las facturas. En aquel momento fueron frecuentes los reclamos por boletas que cuadruplicaban o quintuplicaban valores anteriores. De Vido le cargó parte de la responsabilidad a “la mala evaluación de las concesionarias” sobre el impacto en las facturas por aquellas modificaciones, particularmente en el sector eléctrico.

Este año, en cambio, no se percibió ninguna de esas consecuencias. Por un lado, porque el esquema tarifario modificado a partir de agosto del año pasado combinó el retiro del subsidio a grandes consumidores con la fecha de baja estacional en la demanda. Pero, además, porque el cuadro tarifario repite el vigente el año pasado, “sin modificaciones”, subrayan en Planificación. “La tarifa de junio y julio para cada nivel de consumo es, este año, la misma que se terminó fijando para iguales meses del año pasado; y la de agosto y septiembre será la misma que la de agosto y septiembre del año pasado”, señalaron desde esa cartera.

En un comunicado emitido ayer por el Ministerio de Planificación se explicó que “la quita progresiva de subsidios alcanza a los hogares que consumen más de 1000 kv bimestrales de electricidad (10 por ciento del total) y más de 1500 metros cúbicos anuales en el caso del gas (15 por ciento del total). El resto de los hogares (5,8 millones en gas y 9,9 millones en electricidad) no sufrirá ninguna modificación porque recibe el ciento por ciento del subsidio durante todo el año”.

El comunicado recuerda que en el año 2008 “comenzó a aplicarse una quita progresiva de subsidios para los sectores de mayores consumos, con excepciones para jubilados, desocupados y electrodependientes, que incluyó la elaboración de un padrón de excluidos tanto para el gas como para la electricidad”.

Por otra parte, el comunicado hace referencia al título de tapa de un diario nacional, señalando que “se pagará más por luz y gas”. La cartera de Planificación señaló que, así presentada, la información provoca confusión en el público, “ya que se presenta como noticia una quita de subsidios que ya rigió con idénticas características en agosto y septiembre de 2009”.

 

Fuente: Página/12

 

 

 

Información relacionada

Mal momento para subir la luz

De Vido desmintió una suba de luz y gas

Edenor pidió subir la tarifa a los altos consumos

 

 

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.