Noticias

$1500 millones de las provincias van para pagar importaciones de energía
21/07/2010
Los transfirió el Gobierno. Eran para refinanciar deudas. Ahora los manejará Enarsa y Cammesa.

El Gobierno reasignó partidas presupuestarias por 1.500 millones de pesos para asegurar el abastecimiento energético. La medida fue publicada ayer en el Boletín Oficial, a través de la Resolución Administrativa 499 de la Jefatura de Gabinete: aprobó transferencias por $1.000 millones para la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) y por otros 500 millones de pesos para la empresa Energía Argentina SA (Enarsa). En los fundamentos de la resolución, se explicita: “Resulta necesario incrementar el presupuesto vigente de la Secretaría de Energía dependiente del Ministerio de Planificación Federal para asegurar el suministro de energía eléctrica”.

Los fondos para Cammesa y Enarsa fueron tomados de partidas correspondientes al Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, que acaba de ser reemplazado por el denominado Programa de Desendeudamiento de las Provincias. La reasignación presupuestaria coincide con el incremento de compras adicionales de gas y electricidad por parte de Cammesa y Enarsa, para paliar el déficit de gas natural. La demanda local, a partir de la ola de frío, se ubica en unos 150 millones de m3 diarios, con una capacidad de autoabastecimiento que no supera los 120 millones de m3. Ante esa situación de déficit, se mantenía ayer recortado el suministro a unas 300 fábricas (135 de la región metropolitana), así como la provisión de GNC a las estaciones de servicio en unas seis provincias.

Tal como reveló Clarín el domingo, las importaciones de combustibles alternativos y de energía eléctrica que se deben hacer para paliar la falta de gas le costarán a las arcas estatales 2.300 millones de dólares durante este año.

Los rubros principales de esas compras son las importaciones de fuel oil y gasoil para las centrales de generación térmica (US$ 800 millones), las compras de gas natural a Bolivia (US$ 600 millones) y las adquisiciones de GNL (gas natural licuado) que arriban por barcos regasificadores desde Puerto Príncipe (Haití) al puerto de Bahía Blanca (US$ 500 millones). Este año ya fueron contratados 14 de esos buques, aunque no se descarta que haya más compras de este tipo de combustible antes de fin de año. Las compras de energía eléctrica a países limítrofes (Brasil y Paraguay) sumarían a lo largo del año otros 400 millones de dólares: en total, US$ 2.300 millones en compras de energía al exterior.

Las encargadas de concretar esas compras son, precisamente, Cammesa y Enarsa.

A Cammesa le corresponde negociar la compra de electricidad de los países limítrofes, así como las compras de fuel oil para alimentar las centrales termoeléctricas. En el caso de Enarsa, es la encargada de contratar los buques regasificadores y administrar la compra del gas boliviano.

En ese sentido, en la empresa que encabeza Exequiel Omar Espinosa se encendieron luces amarillas: ayer el embajador de Brasil en La Paz, Federico Cezar de Araujo, reclamó a Bolivia que le incremente la cuota de envío diario de gas, que actualmente está en el tope convenido de 30 millones de metros cúbicos. “Bolivia está enviando el nivel máximo de lo previsto en nuestro acuerdo, pero requerimos en este invierno más gas natural, sobre todo para el sur de nuestro país”, dijo el diplomático. En el Enargas tomaron nota de que ese reclamo podría afectar las exportaciones de gas boliviano a la Argentina, que también están desde hace diez días en niveles tope de 7 a 8 millones de metros cúbicos por día.

 

Fuente: Clarín

 

 

Información relacionada

La demanda de electricidad mayorista creció 2,7% en junio

Para pagar el fueloil de Pdvsa, le sacan dinero a la energía nuclear

Deuda con las generadoras: Más plazo para pagar

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.