Noticias

México: Empresas buscan ahorros a través de energía renovable
18/07/2010
En la fila de firmas que innovan están Grupo Bimbo, Galletas Lara y Barcel, entre otras.

El pasado 6 de mayo en el auditorio Sam Walton y con la presencia de altos funcionarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de la Secretaría de Energía (Sener), Walmart de México y Centroamérica anunció el inicio de las operaciones del Parque Eólico Oaxaca I Lamatalaventosa, ubicado al sur del país.

Con una inversión de 180 millones de dólares, dicho complejo fue desarrollado por la compañía Eléctrica del Valle de México —que es una subsidiaria de EDF Energies Nouvelles—, ésta última cotiza en la Bolsa de Valores de París y en su capital social participa en un 50% Electricite Du France.

Lamatalaventosa le permitirá a la cadena minorista reducir en 17% el costo de su segundo insumo con mayor importancia en sus operaciones en el país: la energía eléctrica.

El primer insumo más importante es la nómina: la organización emplea a poco más de 176 mil 463 personas.

Dicho desarrollo es parte de un proyecto más amplio que tiene como límite el año 2025, fecha a partir de la cual la compañía pretende abastecerse al 100% de energías renovables, generar cero descargas de aguas contaminantes, producir cero desechos, mediante la reducción, reúso y reciclaje de residuos y empaques; y ampliar la oferta de productos amigables con el medio ambiente.

“Este parque es el proyecto de autoabastecimiento que alimenta de energía eólica a más puntos en nuestro país, con enormes beneficios ambientales para nuestro entorno, como dejar de emitir al ambiente 137 mil toneladas de CO2 al año, lo que equivale a sacar de circulación a 21 mil automóviles”, explicó Scot Rank, presidente ejecutivo y director general de la compañía.

 

Energías renovables ¿una moda?

Y aunque la compañía no es la primera en explotar este tipo de desarrollos, posiblemente la empresa ponga de moda entre los grandes corporativos del mundo la búsqueda de los beneficios de utilizar energías renovables.

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) dio el visto bueno para que la empresa Desarrollos Eólicos Mexicanos de Oaxaca ponga en marcha nuevos proyectos que en estos días se desarrollan en el sur del país; la primera fecha del inicio de uno de dos desarrollos llegará en diciembre de 2010, la segunda será en junio de 2011.

En la fila de las firmas que esperan obtener ahorros no menores a 30% en su abasto energético destacan las firmas Barcel, Grupo Bimbo, Continental de Alimentos, Corporativo Bimbo, Galletas Lara, Gastronomía Avanzada Pastelerías, Grupo Renovalia de Energía, Hazpan, Moldes y Exhibidores, Mundo Dulce, Pan del Hogar, Panificación Bimbo, Productos Marinela, Ricolino y Renovalia Wind International.

Participan también como socios consumidores Cal de Aguascalientes, Cal Apasco, Cal Química Mexicana, Caleras de Guanajuato, Caleras de la Laguna, Calidra de Occidente, Fábrica de Galletas La Moderna, Nueva Walmart de México, Operadora Vips y Suburbia.

El esquema es el mismo que en el caso de la cadena minorista: un desarrollador de parques eólicos elabora y ejecuta el proyecto, y el pool de empresas se compromete a ser consumidoras durante un periodo determinado, probablemente un periodo no menor a 15 años.

 

El caso de Bimbo

Por ejemplo, en el caso de la empresa panificadora Bimbo la idea es abastecer con energías renovables las 45 plantas productivas con las que cuenta el país.

“Es un proyecto que va caminando, creemos que el asunto podría estar listo a finales de este año o principios del siguiente”, comentó Luis René Martínez Souvervielle, director de Asuntos Corporativos de la compañía.

En opinión de Alfredo Elías Ayub, titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), hablar del desarrollo de energías renovables en México “representa un cambio cultural muy importante para las empresas”.

“Por muchos años se percibió, no sé si correcta o incorrectamente, a CFE como un enemigo de las fuentes pequeñas de energía; solamente se dedicaba a las enormes plantas que construimos y estas pequeñas plantas parecían más un trabajo muy laborioso para nuestro equipo de planeación, para nuestro equipo de redes, etc; y se consideraba CFE casi enemigo de las energías renovables, hemos caminado y yo creo que muy bien en un cambio interno en donde vemos la imperiosa e indispensable necesidad de que el país evolucione hacia las energías renovables”, dijo el funcionario el día que Walmart hizo el anuncio oficial del inicio de operaciones de Lamatalaventosa.

“¿A qué atribuye usted el creciente interés de las diversas empresas mexicanas por abastecerse con energías eólicas o renovables?”, se le preguntó.

“Primero que nada porque representa una reducción de sus costos de producción, ya que en promedio al comprar energía bajo el esquema de autoabastecimiento se logran ahorros de entre 30 y 40% del costo del kilowatt/hora comprado a la CFE.

“También el aspecto ambiental y de generación limpia de energía representa un nuevo aspecto de responsabilidad social y de prestigio de marca que actualmente reditúa muy bien a las empresas interesadas en este tipo de energía”, comenta un directivo de la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE), que pide no ser citado.

Los especialistas consideran que los corporativos mexicanos están orillados a utilizar energías renovables, sobre todo aquellos que cuentan con operaciones en países industrializados y en donde es ya un requisito.

 

Nuevas políticas empresariales

“Las empresas deberán aprender a operar en un mundo con muchas y diferentes políticas de cambio climático y de reducción de emisiones. Entre éstas, como ejemplo, se encuentra un potencial arancel sobre las importaciones de carbón mineral de países con bajo control en emisiones de CO2, o la prohibición a la construcción de nuevas plantas de generación a base de carbón en las naciones en desarrollo”, asegura el empresario Jesús González Arellano, socio de asesoría a cargo de la práctica de desarrollo sustentable de la firma KPMG de México.

Las empresas serán el principal impulsor del cambio climático, al tiempo que los efectos del Acuerdo de Copenhague empiezan a afectar a las economías mundiales, revela el estudio de KPMG International titulado El Acuerdo de Copenhague, perspectiva del trabajo en curso. Las economías que dependen de la manufactura, recursos y servicios se verán afectadas por dicho acuerdo, por lo que las naciones y empresas están siendo obligadas a evaluar el impacto que éste tendrá y su respuesta ante el mismo, asegura el documento de la consultoría.

El especialista dice que a medida que los gobiernos mundiales trabajan para afinar las políticas, es evidente que la comunidad empresarial de México debería ponerse a trabajar para capitalizar las oportunidades, incluyendo el desarrollo de instrumentos financieros y en la atenuación o mitigación del carbono.

 

La Estrategia Nacional

A decir del funcionario de la AMDEE, alrededor de 20 empresas en México, la mayoría extranjeras, se dedican al desarrollo de este tipo de proyectos.

Cada desarrollador requiere tener la capacidad de análisis del sector eléctrico, conocerlo a fondo, conocer los precios de la energía, las tecnologías de cada equipo, así como los componentes que incluye la construcción de un parque eólico, explica a El Universal. Es decir, turbinas, palas, torres, generadores, alternadores.

La empresa debe también conocer el aspecto económico y de administración financiera de cada proyecto que se quiera desarrollar; conocer el mercado de energía, clientes, los aspectos regulatorios del sector energético en México, los aspectos ambientales, de tenencia de la tierra, de desarrollo regional y relaciones a nivel de los estados en donde se pueden desarrollar nuevos proyectos.

Desarrollar relaciones con autoridades federales, estatales y municipales, conocer todos los aspectos legales de contratos de compra de energía, de renta de tierras, de interconexión con la CFE, entre otros temas.

Hoy en día los recursos renovables permanecen sin ser explotados en todo su potencial, afirma la Estrategia Nacional de Energía, documento elaborado por la administración pública federal y que tiene por objetivo el desarrollo de este sector.

En el año 2008, México tuvo alrededor de mil 984 mega watts (MW) de capacidad instalada de generación eléctrica basada en energías renovables sin incluir grandes hidroeléctricas, lo cual representa al menos 3.3% de la capacidad instalada para el servicio público del país y el autoabastecimiento de energías.

 

Los retos del gobierno

Entre los retos que el gobierno federal ha establecido como los principales para detonar el sector, figuran por ejemplo, que las inversiones de capital son elevadas y requieren de largos periodos para generar retornos, aunque se espera que disminuyan en un futuro.

Que las tecnologías renovables deben estar ubicadas donde está el recurso natural a explotar y, en algunos casos, las zonas se encuentran alejadas de la red, por lo que requieren de ampliaciones de la capacidad de transmisión.

Otro problema es la falta de internalización de las ventajas que ofrecen estas tecnologías a la salud, el medio ambiente y la seguridad energética, y falta de información sobre los mecanismos de apoyo y financiamiento. Los esquemas utilizados para su promoción no cuentan con los incentivos que se ofrecen en otros países, por lo que resulta difícil atraer inversión, tanto pública como privada, salvo en aquellos lugares como el Istmo de Tehuantepec, donde las condiciones son particularmente favorables, según la Estrategia, que es un documento elaborado a partir de la reforma petrolera.

Para enfrentar estos retos, en agosto de 2009, el gobierno federal publicó el “Programa Especial para el Aprovechamiento de las Energías Renovables”, en el cual se establece que la capacidad instalada con energías renovables alcance 7.6% en 2012, sin contar con proyectos hidroeléctricos con capacidad mayor a los 30 MW.

Actualmente está en curso el levantamiento del inventario nacional de energías renovables para conocer el potencial total de estas fuentes de energía.

Este inventario proveerá al sector de una visión más clara de la dimensión y localización de las oportunidades de desarrollo de las energías renovables en toda la República Mexicana.

A partir del inventario será necesario evaluar los recursos que son técnicamente factibles y económicamente viables, lo cual permitirá su inclusión en la planeación integral del sector.

 

El escenario actual

Después de que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) tomó las operaciones de Luz y Fuerza del Centro, los problemas para las zonas industriales en la zona centro de México no cesan, incluso una amenaza importante se cierne sobre las empresas que decidieron adquirir energía de manera fraudulenta.

Hoy en día CFE actualiza el padrón tarifario de la zona centro del país y la regularización de las tarifas representan penalizaciones de hasta 3 años de consumo “hacia atrás” para las firmas que robaban la energía. Esa situación ha puesto en entredicho las operaciones de, al menos, 30 mil entidades, entre casas-habitación y comercios.

Gabriel Galicia Rocha, director general de la Asociación de Industriales del Estado de México (AIEM), dice que desde el inicio de operaciones de CFE se han reportado cerca de 400 apagones.

“Tenemos zonas abastecidas o industrias abastecidas por plantas de luz, que contratan a una compañía que les renta una planta de luz y así se están abasteciendo”, comenta el directivo, quien considera que hasta este momento no se percibe una diferencia entre la operación de ambas paraestatales.

Jaime Williams, presidente de la Comisión de energéticos de la Confederación de Cámaras Industriales de México (Concamin), dice que CFE reporta entre un 16 y 17% de pérdidas en su facturación por falta de cobro, robos, diablitos, entre otras anomalías.

Ambos empresarios coinciden al comentar que los esquemas de co-generación, así como la generación de energías renovables son necesarias en México, dado que el potencial de los combustibles fósiles se encuentra en declive.

 

Fuente: El Universal

 

 

Información relacionada

Más artículos sobre energías alternativas

México: Empresas dudan para regularizarse en CFE

Más de cien mil personas protestan en la capital mexicana por el cierre de la empresa pública de luz

 

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.