Noticias

Por primera vez, el avión solar logra volar de noche
09/07/2010
Partió hacia el cielo, buscando un sueño y una hazaña: marcar un hito en la historia de la aviación, ser el primer avión solar en viajar un día entero. El Solar Impulse, el avión experimental propulsado por energía solar, despegó ayer a la madrugada desde una base en Suiza para realizar un vuelo de 25 horas.

El Solar Impulse fue creado por el explorador suizo Bertrand Piccard. Piloteado por el cofundador del proyecto, André Borschberg, despegó ayer (a la 1.51 de la madrugada, hora argentina) de la base militar de Payerne, en el oeste de Suiza, a una velocidad de 35 km/h. Al cierre de esta edición, continuaba en vuelo.

“Si todo va bien, hoy debería ser un gran día –dijo Piccard poco antes del despegue–. El objetivo es volar sin combustible y mostrar que podemos ser mucho menos dependientes de la energía fósil”. Es que para Piccard, si el Solar Impulse funciona, su modelo podría aplicarse a automóviles, aire acondicionado, computadoras y a cualquier otro objeto que consuma electricidad o combustibles.

 

Una verdadera revolución ecológica

Para diseñar y construir la aeronave, fueron necesarios siete años de trabajo. Su envergadura es semejante a la de un Airbus A340 y pesa 1.600 kilos. El avión tiene como única fuente de energía unas 12.000 células fotovoltaicas que cubren sus alas y alimentan cuatro motores eléctricos de una potencia de 10 caballos de fuerza cada uno, que cargan sus baterías de litio polimerizado de 400 kilos. Eso debería permitirle a Borschberg, ex piloto de combate, permanecer unas 25 horas en vuelo a unos 8.500 metros de altura, sin utilizar un piloto automático.

El vuelo de bautismo del Solar Impulse fue el 7 de abril, cuando logró permanecer 90 minutos en el aire. El objetivo de sus creadores es construir un aparato más grande, que afrontará el desafío de dar la vuelta al mundo, sin escalas y en cinco días, dentro de dos años.

El intrépido Bertrand está decidido a dejar su marca en la historia de la aviación.

No sería el primer Piccard en hacerlo: su abuelo, Auguste, fue el inventor de la cabina presurizada y del globo aeróstatico.

 

Un avión a energía solar intenta mantenerse 25 horas en vuelo

El "Impulse" despegó esta madrugada desde una base en Suiza. Pesa apenas 1.600 kilos y se aliemnta exclusivamente de la energía que producen las 12.000 células fotovoltaicas instaladas en sus alas, tan extensas como las de un Airbus.

Un avión propulsado por energía solar despegó esta madrugada desde una base en Suiza para realizar un vuelo de 25 horas.

El avión, llamado Impulse, es experimental y fue concebido por Bertrand Piccard, un explorador suizo. El despegue desde la base militar Payerne, en el oeste del país fue a una velocidad de 35km/h. André Borschberg, cofundador del proyecto y ex piloto de combate pilotea la nave.

Borschberg tratara de permanecer en el aire por 25 horas a una altura de 8.500 metros sin usar un piloto automático. El avión adquiere su energía únicamente de 12.000 células fotovoltaicas que cubren sus alas y proveen de energía a cuatro motores eléctricos de 10 caballos de fuerza cada uno.

Después de trece horas de vuelo, el equipo de control en tierra decidirá si Borschberg podrá seguir volando durante la noche. La decisión tendrá en cuenta la capacidad del sol para cargar las baterías del avión y los vientos de altura.

El diseño del avión insumió siete años, y la construcción arrancó el año pasado. Las alas tienen una envergadura de 63,40 metros (similar a la de un Airbus A340) y la aeronave pesa apenas 1.600 kilos. Los desarrolladores ya planean construir una nave más grande que dé la vuelta al mundo en 2013 o 2014.

Fuente: Clarín

 

Información relacionada

Aviones espía capaces de “robar” energía

Un avión solar que puede volar de noche

Un avión voló con combustible a base de algas made in Argentina

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.