Noticias

Desarrollo con fines pacíficos, la postura en la cumbre nuclear
12/04/2010
La presidenta participa del encuentro convocado por Obama. La Argentina defiende el derecho de los países a acceder a la tecnología.

No a la proliferación, sí al desarme, sí al desarrollo de energía nuclear con fines pacíficos. En síntesis, esa será la posición que expondrá la presidenta Cristina Kirchner durante la Cumbre de Seguridad Nuclear que se inicia mañana en esta ciudad, primera en su tipo y convocada por Barack Obama con el telón de fondo de la preocupación de EE.UU. por el programa nuclear iraní.

La Argentina cree que llega con la ventaja de poder exhibir un desarrollo nuclear de sesenta años "con carácter estrictamente científico, ni ofensivo ni defensivo", declaró la Presidenta.

En un anticipo de lo que seguramente expondrá en las sesiones de la Cumbre que tendrán lugar recién el martes, Cristina se mostró crítica de que las discusiones del cónclave estén acotadas a las restricciones en el uso civil de la energía nuclear. "Si se plantearan limitaciones en lo militar hubiera habido dos o tres países muy importantes que no hubieran concurrido", afirmó.

El canciller Jorge Taiana dio precisiones. Dijo que la Argentina está a favor del desarme y la no proliferación, pero además, que se busca que "todos los países que tienen desarrollo de energía nuclear puedan mantenerla y competir en el mercado mundial".

Este punto es importante para la Argentina, que exporta reactores nucleares y lleva adelante un proyecto de desarrollo nacional, el Carem, un reactor de baja y mediana potencia.

Además, la Argentina retomó en esta década su programa nuclear abandonado en los 90 y aunque con demoras en los plazos, el gobierno kirchnerista ha impulsado las obras de centrales nucleares para producir energía. Atucha II entraría en servicio en 2011, mientras se apunta a licitar Atucha III.

En la Cumbre se plantearán los desafíos a la seguridad internacional ante la posibilidad de que la tecnología nuclear caiga en manos de organizaciones terroristas, o ante su empleo por países cuyos programas son objetados, como Irán o Corea del Norte por EE.UU.

Pero la Argentina tiene reparos de que estas cuestiones sean excusa para frenar las posibilidades de las naciones en desarrollo. En este sentido, la Presidenta podría apelar a su concepto del "doble estándar" que ha usado para criticar las políticas de los países centrales en su manejo de las relaciones internacionales.

 

Fuente: Clarín

 

 

Información relacionada

Invertirán u$s 6000 millones en las centrales nucleares para incrementar la oferta energética

Reactores nucleares más pequeños y baratos

Obama también apuesta a un programa nuclear

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.