Noticias

La Patagonia le venderá electricidad al resto del país
08/04/2010
Empresarios amigos del Gobierno, tras un negocio de $ 3.000 millones. Cuatro consorcios pelean por una obra eléctrica millonaria en Santa Cruz.

La administración kirchnerista se apresta a adjudicar una nueva y millonaria obra eléctrica que beneficiará a la provincia de Santa Cruz. Se trata de la denominada "interconexión fría" que unirá eléctricamente la provincia patagónica con el resto del país e implicará para el Estado nacional una inversión de $ 3.000 millones.

Tras evaluar las ofertas presentadas a mediados de marzo, el Comité de Administración del Fondo Fiduciario del Transporte Eléctrico Federal que lleva adelante la licitación estableció una precalificación por orden de mérito que dejó en carrera a cuatro grupos de empresas constructoras y de ingeniería que tienen buena llegada a la Casa Rosada.

Los oferentes que quedaron a un paso de repartirse el "paquete" de las obras en juego son los siguientes:

- Intesar, la empresa controlada por la cordobesa Electroingeniería.

- Iecsa, la constructora que Franco Macri le vendió a su sobrino Angelo Calcaterra y que ahora está asociada con la italiana Ghella.

- La sociedad integrada por la constructora local Cartellone y la española Isolux. Esta última tiene en ejecución su principal obra a nivel nacional en Río Turbio, donde está construyendo la cuestionada usina térmica a carbón de 240 MW.

- El consorcio conformado por Roggio, Eleprint y Esuco, la empresa del titular de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Carlos Wagner.

Los cuatro tramos de las obras en danza comprenden el tendido de cuatro líneas eléctricas en alta tensión y la construcción de cinco estaciones transformadoras que enlazarán la red nacional con Pico Truncado, Río Gallegos, Río Turbio y Calafate.

La malla eléctrica diseñada para el territorio santacruceño consiste en una línea de 500 kV (kilovoltios) de 550 kilómetros entre Pico Truncado y Esperanza; dos enlaces en 220 kV entre Esperanza y Río Turbio (148 km.) y Esperanza- Río Gallegos (129 km.) y otra línea en 132 kV que recorrerá 132 km. entre Esperanza y Calafate.

Con la nueva red de transporte eléctrico, la provincia quedará interconectada y podrá "exportar" al resto del país la energía que generarán en el mediano plazo la central térmica de Río Turbio y los nuevos emprendimientos eólicos que están en carpeta.

Si no aparecen impugnaciones, las obras a los cuatros oferentes precalificados se adjudicarían a fines de abril con el fin de que se puedan iniciar los trabajos en el segundo semestre del año. Según los datos oficiales, las obras tendrán un plazo de ejecución de 36 meses y deberán generar unos 1.000 puestos de trabajo.

La "interconexión fría" es la octava y última obra del Plan Federal de Transporte Eléctrico que arrancó a mediados de 2003. De las 8 nuevas líneas de alta tensión que se incluyeron en dicho plan, 5 ya se terminaron (Choele Choel-Puerto Madryn, Puerto Madryn-Pico Truncado, Yacyretá-Buenos Aires, Mendoza-San Juan y Recreo-La Rioja) y dos están en actualmente en construcción (NOA-NEA y Comahue-Cuyo).

 

Fuente: Clarín

 

 

Información relacionada

Comunicado IAE: Condor Cliff – Barrancosa

Cuestionamientos técnicos a las represas santacruceñas

Un proyecto millonario para generar energía

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.