Noticias

Cuatro alternativas de inversión para ganar con las energías renovables
04/04/2010
Apuestas para tener en cuenta con miras al largo plazo. En los últimos 12 meses, el índice que nuclea a las acciones de las principales empresas dedicadas a la producción de biocombustibles o de energía solar y eólica subió 62%. Sin embargo, estos activos todavía prometen y mucho. Ya son 73 los países del mundo que tienen políticas específicas para promover la generación de energías limpias. EE.UU. invertirá u$s 150.000 millones.

En los últimos 12 meses, las acciones de empresas dedicadas a la producción de energías limpias, tales como energía solar, eólica y biocombustibles, subieron con mucha fuerza. Lejos de haber alcanzado un techo, las previsiones de los expertos ya hablan de que, con el petróleo a u$s 85, este año las energías verdes seguirán siendo una opción de inversión más que interesante. Pero, ¿cómo puede hacer un inversor argentino para no quedarse afuera de este negocio?

Las opciones a las que se puede acceder desde el mercado local son pocas, pero que las hay, las hay. En acciones, existen al menos dos empresas –la productora de azúcar Ledesma y la energética Capex– que podrían sacar provecho de un despegue de las energías limpias. Para quien quieran opciones más diversificadas, las apuesta pueden ser dos: el fondo Compass Natural Resources, o el fondo cotizante (ETF) PBW. De todos modos quienes estén interesados en apostar a este fenómeno deben hacer sus inversiones con un horizonte de mediano o largo plazo.

Por ahora, hay tres argumentos que hablan a favor de las energías limpias. En primer lugar se cuenta el firme apoyo que vienen brindando al desarrollo de estas energías los gobiernos de todo el mundo. Actualmente, 73 países tienen políticas específicas para promover la generación de energía renovable con objetivos mensurables; y varios gobiernos redireccionaron paquetes de estímulo hacia las industrias que utilizan energía limpia. Por ejemplo, Estados Unidos invertirá u$s 150.000 millones en este tipo de generación energética durante los próximos 10 años.

En segundo término se encuentra el elevado precio del petróleo, que ayer alcanzó los u$s 85. Esto no es un dato menor, ya que la producción de energías limpias comienza a ser rentable (sin subsidio) a partir de un determinado precio del crudo. Las estimaciones indican que en el caso del etanol producido con caña de azúcar, el petróleo debe valer al menos u$s 35 para que sea rentable.

Además de estas dos cuestiones, los inversores se entusiasman con el resultado que han tenido hasta ahora quienes apostaron por esta actividad. El WilderHill Clean Energy Index –compuesto por las 48 acciones estadounidenses más importantes del sector de energías renovables – subió 62% en dólares en los últimos 12 meses.

En este contexto, cabe mirar las alternativas que permiten subirse a este fenómeno. Dentro del mercado local, las acciones ligadas al sector son al menos dos. Una de ellas es Capex, que desde 2007 tiene previsto construir un parque eólico de 1.600 km2 en las provincias de Chubut y Santa Cruz. El proyecto estuvo suspendido hasta hace poco, aunque recientemente la empresa indicó que lo ha retomado. La compañía también inauguró días atrás una planta de hidrógeno –otra fuente de energía limpia–. Sin embargo, “esta es una alternativa para arriesgados. La empresa está muy endeudada hoy por hoy, y sus acciones no tienen demasiada liquidez en el mercado local”, indicó un operador, que prefirió no ser nombrado.

Por su parte, se espera que la azucarera Ledesma se desarrolle en el mercado de biocombustibles. Se prevé que para 2011 los ingenios estarán proveyendo el 5% del etanol obligatorio para las naftas, a raíz de una ley que impuso el Gobierno nacional dos años atrás. Por esta normativa, el país tendrá que producir 210.000 toneladas de etanol por año. El mercado local también ofrece una alternativa en Fondos Comunes de Inversión (FCI) para aquellos que quieran apostar a las energías limpias. Se trata del fondo Compass Natural Resources, que fue lanzado en octubre del 2007 e invierte en “compañías de todo el mundo relacionadas con el descubrimiento, desarrollo, producción y distribución de los recursos naturales”, explicaron desde la administradora. “Lo orientamos en cuatro rubros: agricultura (agribusiness), minerales y metales, oil and gas y pulpa y papel”, agregaron. Entre otras empresas, el FCI tiene posiciones en compañías como las multinacionales de agricultura Monsanto y Bunge, y las brasileñas SLC Agrícola y Cosan -que se especializa en la producción de etanol de caña de azúcar–.

Otra forma simple de invertir en Energías Renovables es a través del ETF PBW, que replica una canasta de acciones de empresas vinculadas al desarrollo de energías limpias y firmas que desarrollan aplicaciones industriales no contaminantes. Este ETF registró un aumento del 35% en los últimos 12 meses. “Se trata de un instrumento para inversores de perfil agresivo ya que las energías renovables aún no representan una porción importante de la demanda mundial de energía,”, indicó un informe de Puente Hermanos.

 

Fuente: El Cronista

 

 

Información relacionada

Al furor por las acciones de metalúrgicas ahora se suman las de energía eléctrica

Pampa Energía recompró acciones por 12,5 millones de dólares

Edenor recompra acciones

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.