Noticias

Sabotaje: derribaron dos torres de alta tensión
26/03/2010
Están en Bahia Blanca y pertenecen a la central Luis Piedrabuena. Un par de días le demandará a los técnicos de Transener reponer en su lugar las dos torres de alta tensión derribadas la noche del martes en cercanías de Bahía Blanca en un acto de vandalismo que aún no pudo ser esclarecido por las autoridades.

El corte de seis riendas que las sostienen provocó su caída y obligó a la salida de servicio de la Central Luis Piedrabuena, propietaria de las instalaciones atacadas.

La maniobra de sabotaje, cuya motivación y autores se desconocen, ocurrió el martes a poco más de dos kilómetros de la usina termoeléctrica que aporta 620 megavatios al Sistema Interconectado Nacional y al momento de la acción delictiva se encontraba en servicio por lo que las líneas que cayeron al suelo, de quinientos kilovoltios cada una, tenían carga.

"Las torres están sostenidas por cuatro riendas y cortaron tres en cada una de ellas lo que motivó su caída" confirmó a Clarín el ingeniero Mario Cebreiro, jefe de planta de la Piedrabuena. De acuerdo a las primeras pericias realizadas en el lugar por la policía científica, se habría usado una sierra para el corte de los sostenes de las torres que tienen el número siete y miden unos quince metros.

"Estimamos que no les debe haber llevado mucho tiempo porque son riendas similares a las de un cable común y se cortan fácil" admitió el representante de la empresa. Ante la emergencia, Transener, la operadora responsable del transporte de la energía eléctrica destinó técnicos de diversos puntos del país para trabajar en el lugar, un sector descampado ubicado a menos de cien metros de la ruta 252 que lleva al puerto de Bahía Blanca.

Ayer a la tarde, una treintena de personas ya se encontraba armando en el campo las nuevas torres que reemplazarán a las dos derribadas.

"Estimamos que llevará un día montar cada una de ellas" reveló un vocero de Transener, mientras una fuente de Luis Piedrabuena adelantaba que la usina volvería a producir en cuanto una de las líneas, que comunican a la central con la estación transformadora de Transba ubicada sobre la ruta 51, haya sido repuesta.

La termoeléctrica es una de las centrales denominadas de reserva que ingresa en operaciones a la red nacional sólo cuando la demanda del país es alta.

Inaugurada en 1988 por el ex gobernador Antonio Cafiero, fue adquirida en 2007 por Pampa Holding, subsidiaria del Grupo Dolphin, accionista de Transener y de Edenor y propietario de otras centrales eléctricas. El grupo, comandado por Marcelo Mindlin y que desde el año pasado cotiza en Wall Street, es uno de los principales actores del mercado energético del país.

 

Fuente: Clarín

 

 

Información relacionada

Empresas generadoras de energía reclaman al Gobierno una deuda de $ 1600 millones

Mindlin le cambia el nombre a Pampa Holding

Mindlin sale a buscar otros $ 200 millones para proyectos eléctricos

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.