Noticias

Ingenieros de todo el mundo vendrán a debatir sobre energía
14/03/2010
Entrevista a Pablo Bereciartua, organizador del Congreso Mundial de Ingeniería. De la cita participarán 5000 especialistas; además hablarán sobre cambio climático, entre otros temas.

La Argentina será sede del Congreso Mundial de Ingeniería 2010. Más de 5000 especialistas se reunirán durante cuatro días para debatir sobre el papel de la ingeniería en la innovación y el desarrollo de proyectos sustentables.

"Es un encuentro que cubrirá la mayoría de los temas donde la ingeniería juega un rol importante. El objetivo no es solamente revisar proyectos innovadores, sino considerar cuáles son las soluciones óptimas para los problemas sociales", explica Pablo Bereciartúa, miembro del comité académico y presidente del foro de jóvenes del congreso.

Se tratarán cuatro temas específicos: la energía y el cambio climático; innovación e industrias agroalimentarias; infraestructura para grandes ciudades y tecnologías de la información y del conocimiento", agrega.

Los organizadores del encuentro, que se realizará en la Rural del 17 al 20 de octubre, decidieron dedicarle un espacio a la presentación de trabajos para compartir entre colegas de diferentes partes del mundo. Hasta el 1° de abril, ingenieros, profesionales y emprendedores del sector pueden presentar sus investigaciones y experiencias. Los documentos serán evaluados por profesionales de la ingeniería, la academia y el sector productivo.

También será un punto de encuentro entre profesionales y empresas, ya que estarán presentes firmas de los sectores de infraestructura, energía, alimentos y telecomunicaciones, entre otros.

 

-¿Por qué los foros están dedicados a la mujer y a los jóvenes?

- Porque son los dos temas que hasta el momento no han tenido la relevancia que se merecen en la ingeniería. El interés por los jóvenes ha crecido enormemente. Hay mucho interés por promover el cambio generacional.

 

-¿Por qué el congreso se realiza en la Argentina?

-Este será el cuarto congreso que se organiza. Se hizo en Alemania, China, Brasil, y el próximo será en Suiza. La Fundación Mundial de Ingenieros, que es el órgano más representativo en el nivel global, elige las sedes. El país hizo una propuesta, cumplió con todos los méritos y fue elegido como sede. Se estima que concurrirán alrededor de 5000 ingenieros y un 20% de ellos serán extranjeros. Habrá una concentración muy grande e inédita de ingenieros en distintas actividades y especialidades. Además, en la semana anterior y la posterior se realizarán reuniones con entidades globales, como por ejemplo la Federación Internacional de Consultores y la Unión Panamericana de Ingenieros.

 

-¿Quiénes pueden concurrir al congreso?

-No es un congreso exclusivo para ingenieros. Puede ser de enorme interés para empresarios y empleados del sector público y privado que se dedican a desarrollar emprendimientos en cualquiera de las temáticas que propone el congreso. También me parece que es de gran interés para otros profesionales, como arquitectos y paisajistas, que participan junto con la ingeniería en el desarrollo de estrategias para solucionar la vulnerabilidad por el cambio climático, por ejemplo. Y para quienes llevan adelante estrategias aplicadas a la tecnología de la información. Se puede extender a abogados y economistas que se dediquen a la planificación.

 

-¿Qué escenario laboral enfrentan los jóvenes ingenieros?

-La Argentina, proyectada a crecer, tiene una demanda infinita de ingenieros, ya que, según mi entender, el país se va a globalizar a través de los servicios. En los últimos años se está dando algo muy interesante. Disminuyeron los jóvenes recibidos que quieren trabajar en multinacionales, y a la vez creció la expectativa de desarrollar emprendimientos o bien de trabajar en organismos sociales.

 

-¿Qué ocurre con la demanda de ingenieros?

-La cantidad de estudiantes de Ingeniería no crece. En la década del 90 disminuyó notablemente. Luego, tuvo un punto de inflexión en 2003 y volvió a crecer. Hasta hace muy poquito, la demanda superaba la oferta. Esto quiere decir que los chicos en los últimos años de la carrera ya tenían trabajo garantizado y muchos dejaron la facultad por las obligaciones laborales.

 

-¿Qué ocurre en la actualidad?

- La ingeniería es bastante sensible a la volatilidad de las inversiones. Ahora bajó un poco la demanda por parte de las empresas. La razón es que hay una respuesta a la macroeconomía. Hay inflación, la actividad industrial empezó a estancarse y todavía persiste la crisis global. De todas maneras, la cantidad de ingenieros que hay en la Argentina es bajísima. En total, debe de haber 70.000. Todos los ingenieros argentinos entran en la cancha de River. Esa cantidad, comparada con cualquier país avanzado, es inexistente. La gente estudia carreras más oportunistas e Ingeniería tiene fama de ser muy difícil.

 

-¿No es muy difícil?

-Es difícil porque tiene mucha matemática al principio. A mí me gustó la carrera. Me recibí a los 22 años en la Universidad Nacional de La Plata. Después estudié en Holanda y en Estados Unidos. Lo que vi en el exterior es que se enseña la ingeniería de una manera más agradable.

 

-¿Por qué?

-Porque el planteo de la enseñanza de ingeniería acá es totalmente inductivo. Saben resolver una ecuación no lineal de segundo orden compleja, pero no le dedican suficiente tiempo para que entiendan qué cosas van a poder resolver con eso. En la Argentina ves algo notable, que está lleno de profesionales que no son ingenieros que realizan la planificación de la infraestructura argentina.

 

-¿Por qué forma pocos profesionales?

-Hay una parte que es la oferta, pero también hay otra que es la demanda. Nuestros mercados hacen poca innovación y no siempre te premian. Tenés que tener una vocación muy importante.

 

- ¿Qué habilidades tiene un ingeniero argentino?

-Se diferencia en algunos aspectos, al igual que en otras profesiones. Hay una enorme flexibilidad. Somos bastante hábiles con la incertidumbre y la capacidad de adaptación.

 

Pablo Bereciartua

-Miembro del Comité Ingeniería 2010

-Profesión: ingeniero civil, hidráulico y de vías de comunicación

-Edad: 39 años

-Origen: argentino

-Es director fundador del Centro de Estudios Estratégicos para el Desarrollo Sostenible del Instituto Tecnológico Buenos Aires (ITBA), que lidera iniciativas sobre competitividad, planeamiento y medio ambiente.

 

Un espacio reservado para los jóvenes

Uno de los foros, Los jóvenes en la ingeniería y la empresa, se realizará el 17 de octubre en la Rural. Para participar es necesario tener el 75% de la carrera de Ingeniería aprobado o estar recibido y tener menos de 40 años. "Nuestra intención es tener alrededor de 2000 jóvenes. Los tres temas que se van a abordar son el mercado laboral de los jóvenes ingenieros, la innovación de la actividad emprendedora y la visión de futuro que tienen los ingenieros", comenta Bereciartúa. Quienes se encuentren interesados en participar pueden escribir a forojovenes@ingenieria2010.com.ar o visitar la página www.ingenieria2010.com.ar

 

Fuente: La Nación

 

 

Información relacionada

La UNLP busca una salida a la crisis energética

Fernando Pujals: “Este país tiene reglas estables”

Modifican el proyecto del complejo hidroeléctrico del Rio Santa Cruz por falta de financiamiento

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.