Noticias

Greenpeace enojó a CFK en El Calafate
14/03/2010
Protesta por la megausina de río turbio. "Nadie más que yo defiende a los glaciares", dijo Cristina, al ver los carteles de ¿Carbón o glaciares? desplegados durante un acto oficial. El gobernador Peralta retrucó: "Habría que ver el capital accionario de estos, que cuestionan nuestros proyectos".

 A diferencia de sus últimas exposiciones, la presidente Cristina Fernández de Kirchner no sólo castigó a la oposición sino que también cargó contra la organización ambientalista Greenpeace por irrumpir en el acto en el que se abrieron los sobres de la licitación para la obra de interconectado Pico Truncado-Río Turbio a través de una mega usina de carbón.

"Nadie más que yo defiende a los glaciares", dijo la jefe de Estado minutos después de que el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, adoptara la misma postura y criticara a los manifestantes al señalar que “este carbón es cuestionado por algunos a quienes nunca vimos cuando 2.000 mineros no tenían trabajo”.

El mandatario provincial fue el primero en tomar la palabra en el acto que se llevó a cabo en el salón de conferencias del Hotel Posada de los Álamos en el Calafate. Luego de agradecer a Cristina por la realización de la obra, que –según afirmó- demuestra que “los sueños de Santa Cruz no son una utopía”, Peralta atacó a Greenpeace al aseverar que “habría que explicar cómo está formado el capital accionario de mucho de estos que vienen a cuestionarnos nuestros proyectos”. Y concluyó: “el interconectado es la columna vertebral de la economía de Santa Cruz y aunque a algunos no les guste, no nos vamos a dejar llevar por delante”.

Luego del discurso del gobernador alineado con el matrimonio presidencial, llegó el turno de la Presidente, que estuvo acompañada por su esposo Néstor Kirchner, el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido y otros funcionarios. Sin mostrarse ofuscada y ante la mirada de los ambientalistas que desplegaron pancartas con la consigna “carbón o glaciares”, defendió la megaobra al asegurar que “en 2003 la Patagonia estaba afuera del mapa energético y hoy es parte de un programa nacional de construcción de energía hidroeléctrica”.

Inmediatamente cargó contra Greenpeace: “Nadie ama y defiende a los glaciares más que esta presidente”. Y explicó que en Alemania la empresa Volkswagen industrializa su producción a través del carbón, que es una energía limpia si se utiliza con las nuevas tecnologías, que serán las que “se implementen” en Río Turbio. “Reconociendo que algunos puedan tener temores de buena fe, quiero dejarlos tranquilos de que el medioambiente de Santa Cruz se va a cuidar”, aseguró.

Greenpeace se opone a la construcción de la megausina de Río Turbio porque considera que el proyecto constituye “una irracionalidad ambiental y económica, ya que se está impulsando el desarrollo del carbón para producir electricidad, que además de ser cara es la opción que más contamina y más cambio climático genera”.

El director de Campañas de la filial argentina de la organización, Juan Carlos Villalonga, aseguró que “Río Turbio es el primer paso en el plan del gobierno para comenzar a quemar carbón a gran escala” y opinó que se está “apostando” por uno de los métodos más “sucios” para generar energía.

 

Fuente: Crítica de la Argentina

 

 

 

Información relacionada

Protesta contra una usina de carbón española en Río Turbio

Greenpeace protestó contra una usina

Protesta frente al Perito Moreno contra central térmica

El gobierno defendió la usina de Río Turbio: Niegan sobreprecio y contaminación

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.