Noticias

Lamparitas: luces y sombras en el avance de las bajo consumo
14/02/2010
La reconversión atrae nuevos jugadores: New San analiza entrar en el negocio, y Osram aún no sabe si cerrará su fábrica.

Almanaque en mano, los empresarios vinculados al negocio de la iluminación afinan sus estrategias para la reconversión del negocio. La prohibición de vender bombitas incandescentes, que comenzará a regir a partir de enero de 2011, ya produce fuertes ruidos. Dos ejemplos concretos: el futuro de la única planta de lamparitas que existe en el país, y que emplea a unas 170 personas, es un enigma. Y al menos un importante fabricante de electrodomésticos radicado en Tierra del Fuego estudia seriamente competir por primera vez en este mercado.

Estos dos casos anticipan el reciclado de un segmento que vende anualmente 160 millones de lámparas. La mayoría proviene del exterior: según datos de Market, Research & Technology (MRT), en 2009 se importaron 97 millones de unidades (64% incandescentes y 36% de bajo consumo). El resto (unas 60 millones de bombitas de filamento) son de origen nacional: las fabrica Osram en su planta de Béccar, en el GBA. Inaugurada en 1980, desde la empresa descartan su cierre. “Estamos buscando alternativas”, aseguró a iEco Luis Schmid, su gerente de Marketing.

En sentido inverso, New San, el fabricante de electrónicos radicado en Ushuaia, analiza lanzar en abril una línea completa de luces de bajo consumo de importación, un negocio desconocido hasta ahora por la empresa. New San pertenece al empresario Rubén Chernajovsky y a Sanyo, que posee el 45% del paquete accionario. Y ensambla LCD, acondicionadores de aire y equipos de audio, entre otras cosas. Pero el avance del recambio de lamparitas atrajo la atención de sus directivos. El objetivo, según reconoció un vocero de la empresa, sería reactivar Atma, una de sus marcas, pero añadió con tono tajante: “Atma tiene una larga trayectoria en el mercado de iluminación, pero estamos viendo si el negocio es viable”.

El recambio de lámparas irá profundizándose durante el año, coinciden fuentes de la industria. Todo comenzó con la promulgación de la ley 26.473, en enero de 2009, que impulsó el Gobierno para reducir la demanda energética. Eso produjo algunos resultados. El año pasado se vendieron 110 millones de luces incandescentes, 30 millones menos que en 2008. En sentido inverso, en 2009 se colocaron 38 millones de unidades de bajo consumo, y en 2010 “serán 45 millones”, pronosticó Gustavo Verna, CEO de Philips.

 

Final gradual

La balanza se va inclinando, pero el final de las incandescentes no será abrupto. Explica Verna: “La ley de prohibición aún no fue reglamentada. De todos modos, no cabe dudas de que éste será el año del recambio y que concluirá en 2011”. Luis Schmid, de Osram, coincide: “Hay un mercado (de lámparas incandescentes) muy grande que se irá liquidando de a poco, no va ser drástico. Y como la ley se refiere al uso residencial, no desaparecerá todo”, dijo.  

Gastón García, analista especializado en comercio exterior de la consultora MRT, remarca la tendencia: “Hace no mucho, la relación de las bajo consumo con las incandescentes era de 1 a 10; hoy, es de 4 a 10. El principal freno es la falta de conciencia, porque aún no se entiende el ahorro que representa en el largo plazo. Pesa mucho más el precio de góndola”.  

El rol del Gobierno no es menor, ya que puso en marcha un plan canje de lámparas (2 por hogar). Ya se repartieron 15 millones, seis millones de las cuales fueron compradas a nivel local y otros nueve millones –de origen chino– se importaron desde Cuba.

Para este año está previsto el reparto de otros 7,5 millones, una vez que se adjudique la licitación en marcha. Hay una decena de proveedores en la puja, entre otros Philips, Osram y General Electric, detrás de un negocio de US$ 8 millones. “El problema energético es global, no sólo de la Argentina. En el mundo entero avanzan restricciones con las lámparas incandescentes”, sentencia Carlos Tesler, presidente de Alic, otra empresa enfocada en el negocio de las luminarias.

 

Fuente: iEco Clarín

 

 

Información relacionada

Reutilización de una lámpara de bajo consumo

Disección de una lámpara de bajo consumo

Avanza con éxito recambio de lámparas incandescentes por otras de bajo consumo

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseņo y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.