Noticias

La revolución bolivariana a media luz
13/01/2010
Venezuela anunció un plan de cortes masivos de electricidad. Hugo Chávez intenta evitar el colapso del sistema de generación hidroeléctrica con interrupciones de cuatro horas cada dos días.

La polémica devaluación de la moneda venezolana se estrenó en simultáneo con un plan nacional de racionamiento eléctrico que alcanzará a todos los hogares del país. El ministro para la Energía Eléctrica, Ángel Rodríguez, admitió que el gobierno está “tratando de evitar que a finales de febrero se llegue a una situación crítica que derive en un apagado general del país”. Mientras la oposición denunció falta de inversiones oficiales en el sistema de generación eléctrica, Caracas atribuyó el déficit energético actual al fenómeno meteorológico El Niño, responsable del descenso en nueve metros de la cota del embalse Guri, en el sudeste del país, del que depende el 70% de la energía venezolana. Según el proyecto del gobierno, los cortes de electricidad serán de cuatro horas cada dos días en todos los estados de Venezuela, incluida la capital, Caracas, y se extenderán al menos hasta mayo, cuando comienza la temporada de lluvias y los embalses vuelven a llenarse.

El presidente Hugo Chávez ya había ordenado a industrias pesadas y ligeras, centros o locales comerciales y grandes complejos residenciales que elaboraran un plan obligatorio de reducción del consumo, al menos de un 20% en relación con cada mes del año anterior. Y desde ayer los funcionarios públicos trabajan cinco horas diarias en vez de ocho, para ayudar al ahorro eléctrico. “Sólo en Caracas lograremos ahorrar cerca de 187 megavatios; ésta es una de las varias medidas que aprobamos” para afrontar la crisis, dijo Chávez, que hasta ahora había evitado que la escasez eléctrica llegara a los hogares.

A quienes cumplan con el plan de racionamiento y además cambien “hábitos de derroche capitalista”, el gobierno prevé premiarlos con un “incentivo” en sus facturas. Chávez prometió que “a aquellos que bajen el consumo en un porcentaje significativo les eliminaremos buena parte de la tarifa” eléctrica.

El plan de cortes se concentrará sobre todo en la capital venezolana, donde el déficit en el suministro es del 12%, según Javier Alvarado, presidente de Electricidad de Caracas. Allí el plan alcanzará a 7 millones de personas. Para reducir el impacto de las medidas, Alvarado dijo que el gobierno está construyendo plantas termoeléctricas para sumar 4 mil magavatios al sistema nacional, con una inversión de 2 mil millones de dólares.

Pese a las promesas, la oposición denunció que la crisis es responsabilidad del gobierno, que en once años no concretó, en su opinión, las inversiones necesarias en el sector. Lo cierto es que el malestar social que podría derivarse del plan de racionamiento dio nuevos estímulos al antichavismo, donde ya suenan voces que auguran el ocaso de la revolución bolivariana.

A las críticas al plan de racionamiento, los discursos opositores sumaron un rechazo a la devaluación del bolívar, que desde el lunes perdió un 50% de su valor. Para el secretario general del partido Acción Democrática, Henry Ramos, Chávez no pudo evitar la devaluación que eludió durante meses por “populismo, la terquedad y la corrupción” de su gobierno.

En la misma línea atacó el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, quien prometió el fin de la desmovilización opositora en las calles. Erigido en vocero del antichavismo, Ledezma anunció una marcha para el 23 de enero para protestar por medidas que “empobrecen más a los venezolanos”.

 

Freedom House desaprobó a Caracas

Venezuela forma parte de los “Estados autoritarios” del mundo, junto a Irán y Rusia, según el informe anual “Libertad en el mundo 2010” presentado en Washington por el centro independiente Freedom House. “Los derechos políticos en Venezuela se han deteriorado debido a la continuada concentración de poderes del presidente Hugo Chávez y la mayor marginalización de la oposición política”, asegura el informe, que incluye el análisis de 194 países.

 

El bolívar débil golpea a la Argentina

La crisis financiera venezolana tendrá un alto impacto en las exportaciones de la Argentina, que podría perder hasta 500 millones de dólares por el encarecimiento de sus productos frente a un bolívar que se devaluó a la mitad de su valor. Los productos más afectados serán los automóviles, las manufacturas de hierro, las medicinas y los plásticos, que por tratarse de productos no esenciales deberán pagar 4,3 bolívares por dólar, frente a los 2,15 que pagaban hasta el lunes. Según un informe de la consultora argentina Abeceb.com, la devaluación de la moneda decretada por Hugo Chávez también puso en duda el acuerdo por el que Venezuela adjudicó a nuestro país el cupo de 10 mil autos que antes compraba a Colombia. La Argentina exportó el año pasado productos por 1.417 millones de dólares, equivalentes a casi un 3% de las importaciones totales del país caribeño.

 

Fuente: Crítica de la Argentina

 

 

 

Temas relacionados

Más información sobre ahorro de energía

Energía y desarrollo económico en América Latina

Seguimiento y Control Preventivo de las Pérdidas no Técnicas de Energía en ELEVAL – Venezuela

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.