Noticias

Procesan a cuatro jefes policiales por hacer trabajar a un sargento de electricista
08/01/2010
Lo hicieron trabajar en una casa que se estaba construyendo el jefe de la comisaría 10ma. El juez consideró que cometieron los delitos de peculado y falsedad ideológica de documento público.

Cuatro jefes policiales y un subinspector fueron procesados por hacer trabajar a un sargento como electricista en unas casas dúplex que uno de los imputados se estaba construyendo, en el mismo horario en el que el efectivo debía estar en la seccional.

La medida fue dictada por el juez de instrucción porteño Alejandro Cilleruelo contra el comisario Edgardo Ramis, tres subcomisarios y un subinspector, a quienes les imputó los delitos de peculado y falsedad ideológica de documento público.

Los cinco imputados cumplían funciones en la comisaría 10a. en el momento del hecho y varios de ellos aún siguen trabajando en la misma seccional.

También fue procesado por el mismo delito el sargento Eduardo Díaz quien, de acuerdo a la resolución del juez Cilleruelo, realizó trabajos de electricidad entre julio del 2007 y abril del 2008 en cinco dúplex que el comisario Ramis y su pareja estaban construyendo al lado de su casa en la localidad bonaerense de Monte Grande.

Pero el comisario no sólo mandaba a Díaz a su casa, sino que contrató al padre y al hermano del sargento y todas las tareas se efectuaron durante el horario de trabajo del efectivo, por los cuales cobró con adicionales de prevención de servicio que quedaron asentados en los registros de la seccional para después pagarle.

"Ramis insertó o hizo insertar en los libros obligatorios de registro y control y en las planillas de servicios especiales, falsedades que daban cuenta que Díaz había cumplido los servicios cuando esto no fue así", remarcó el juez en el fallo.

Para el magistrado, a fin de llevar a cabo esta maniobra, el comisario "debía contar con la activa complicidad criminal" de los subcomisarios Alejandro Pitaro, Hernán Caselli y José Salmoiraghi y del subinspector Norberto González, también procesados, "quienes todo lo que estaba a su alcance hicieron para posibilitar las ausencias de Díaz en su lugar de trabajo".

Según la resolución, Ramis es actualmente comisario de la División Medicina Legal de la PFA, Pitaro de la División Individualización Criminal, Salmoiraghi es el segundo jefe de la comisaría décima, mientras que el resto sigue cumpliendo tareas en la seccional policial.

En uno de los párrafos, el juez se refirió a que la actitud de la cúpula policial perjudicó la seguridad ciudadana.

"En momentos como el que vive el país, donde se reclama claramente mayor presencia policial en las calles, en lugar de encontrarse Díaz cumpliendo las funciones específicas por las cuales percibe sus emolumentos, estaba trabajando por su cuenta a favor de su jefe directo", expresó.

Agregó que "en los hechos quedaba librada a su suerte la seguridad ciudadana por cuanto quien debía estar allí cumpliendo un rol para la comunidad de la percibe su sueldo, la dejaba abandonada a su suerte en pos de intereses inconfesablemente criminales".

Lo llamativo del caso es que llegó a descubrirse porque el sargento Díaz denunció en la División Asuntos Internos de la Policía Federal al comisario Ramis por presuntas amenazas, luego de la supuesta desaparición de material que había comprado para la obra.

Entonces, se efectuó la denuncia judicial y el juez no sólo procesó a estos policías, sino que ordenó que se investigue si otros oficiales también cumplían tareas que nada tenían que ver con sus funciones y si el comisario Ramis se enriqueció en forma ilícita ya que "aparece encarando obras de envergadura".

 

 

Fuente: Online-911

 

 

 

Información relacionada

 

Ilícitos y robo de energía: Un problema extendido en Córdoba

Detienen a ladrones que decían ser electricistas y asaltaban ancianos

En San Telmo, los nuevos postes de luz son una invitación para los ladrones

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseņo y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.