Noticias

Formosa tendrá su central nuclear
04/12/2009
El Gobierno está avanzando en la construcción de un generador nuclear de energía –del tipo Carem–, cuyo desarrollo estará a cargo de la CNEA. Se localizará en Formosa. Desde 2004 se invirtieron en el sector energético más de 10.000 millones de dólares.

El ministro de Planificación, Julio De Vido, confirmó ayer que el Gobierno está avanzando en la construcción de un generador nuclear de energía –del tipo Carem–, cuyo desarrollo estará a cargo de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). Según adelantó el funcionario, que participó del encuentro anual de la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana (Iirsa), el reactor se ubicaría en la provincia de Formosa. A mitad de año, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner había adelantado la voluntad del Ejecutivo de revitalizar la actividad de la industria nuclear.

Por otro lado, De Vido señaló que desde 2004 se invirtieron en el sector energético más de 10.000 millones de dólares. De esta manera, salió al cruce de Cristian Rattazzi, presidente de Fiat y dirigente de la UIA, quien había señalado a principios de la semana la falta de inversiones en ese sector. Sobre la Revisión Tarifaria Integral, De Vido señaló que “no existe la necesidad de modificarlas, por el momento”.

Según informó el ministro de Planificación, la CNEA está dando los primeros pasos en el desarrollo del prototipo del Carem, que se instalará aguas arriba de las centrales nucleares de Atucha I y Atucha II, en Lima, partido de Zárate. “Evaluamos la posibilidad de avanzar en un prototipo de 100/150 mega. Por conversaciones que hemos tenido con la Presidenta (Cristina Fernández), hemos decidido que el primer generador de este tipo se ubique en Formosa”, afirmó el ministro.

El funcionario realizó estas declaraciones al inaugurar una jornada del proyecto “Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana”. Este es un mecanismo institucional instrumentado para coordinar acciones intergubernamentales tendientes a avanzar en la integración física de la región, de la cual participan representantes de todos los países que conforman la Unasur. Además sirve como foro para la construcción de una agenda común de proyectos de integración de infraestructura de transporte, energía y comunicaciones.

El modelo de gestión privada de la energía de la década menemista, pese a que ofreció excelentes condiciones para el capital privado, no logró impulsar la inversión, que ahora es reclamada por muchos ex secretarios de Energía. Cuando el país ingresó en un período de rápido crecimiento, a partir de 2003, la oferta energética entró en crisis.

Sin embargo, desde 2004 a la fecha se realizaron inversiones –principalmente públicas pero también privadas– por 10.000 millones de dólares, según indicó ayer De Vido. “Hay una política energética en la que líneas de transporte y plantas de generación se construyen simultáneamente”, aseveró el titular de Planificación.

En el caso de las represas hidroeléctricas, el ministro aseguró que “no tenemos problemas”. “Lo que sí tenemos desde 2007 es una política totalmente diferente en materia de acumulación de agua para encarar fundamentalmente los picos que se dan entre marzo, abril y mayo, que es cuando más se requiere su despacho. En épocas anteriores se exportaban entre 15 y 20 millones de metros cúbicos diarios de gas y se consumía el agua de las represas y, cuando llegaba el otoño, estábamos sin la reserva de agua estratégica. Este problema lo hemos ido corrigiendo”, recalcó el ministro.

Para seguir aumentando la oferta energética, el Gobierno está considerando la construcción de Atucha III –se está terminada la segunda–. Además, se consideran algunos aportes secundarios al sistema eléctrico, como Punta Negra (San Juan), Portezuelo del Viento y Los Blancos (Mendoza), Chihuido I y II (Neuquén) y Cóndor Cliff-Barrancosa (Santa Cruz), estos dos últimos con una potencia instalada conjunta de 1740 megawatts. Además están las energías alternativas (eólica, biocombustibles, biomasa, residuos), en que el objetivo es alcanzar dentro de los próximos siete años una participación del 8 por ciento (hoy no pasan del uno) de la demanda interna. En relación con el cuadro tarifario de las empresas generadoras de energía, el funcionario informó que se está realizando una revisión de la cual “no habría que esperar grandes novedades”.

 

 

 

 

Fuente: Página/12

 

 

 

Información relacionada

 

Por una cuarta central nuclear

Anuncian obras para regiones postergadas

Confirman que las obras en la central de Atucha II siguen de acuerdo con el cronograma

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.