Noticias

México: CFE halla redes con desgaste alarmante
03/12/2009
Sugiere invertir 71.4 mdd para acabar obras que inició LyFC. Al momento de ocupar las instalaciones que venía operando LyFC, la Comisión Federal de Electricidad detecto que la red de distribución del norte y sur del área metropolitana de la ciudad de México presenta signos de alarmante desgaste y obras que quedaron inconclusas.

Información de la Coordinación de Distribución de CFE, revela que los cables que permiten conectar las subestaciones al sistema de distribución (alimentadores de salida) tienen más de 25 años de operación y fueron construidos “con calibres inferiores a las necesidades de demanda actuales”, lo cual provoca sobrecargas y fallas que podrían incidir en un deficiente servicio en amplias zonas del Distrito Federal y zona conurbana.

Subestaciones que atienden áreas como Aragón, Azcapotzalco, Naucalpan, Netzahualcóyotl, Pantitlán, Remedios, Tecamachalco, Condesa, Cuauhtémoc, Huixquilucan, Magdalena, Peralvillo, Reforma, Tacuba, Vertiz y Polanco, entre las principales, estarían en estas condiciones lo cual pone en peligro la propia operación del sistema, tomando en cuenta que la capacidad actual de suministro de electricidad “es muy limitada”.

CFE considera necesarios desembolsar 71.4 millones de dólares entre lo que resta del año y 2010 para concluir las obras de infraestructura de redes de distribución: sustituir 31 alimentadores de salida de circuito en la zona norte de la capital y 24 en la sur.

La paraestatal argumenta que estos proyectos iniciaron su construcción bajo la administración del personal de la extinta LyFC, quedando inconclusa su terminación por varios motivos entre los que destacan negociación con la comunidad para permitir la construcción, derechos de paso pendientes de obtener y coordinación entre entidades sindicales para la ejecución de los trabajos (se busco originalmente que fueran sólo miembros del SME).

Hoy, la empresa que dirige Alfredo Elías Ayub se propone la administración directa de las obras y prevé contratar empresas, “exclusivamente para mano de obra”.

Dentro de este esquema podrían incorporarse los ex trabajadores de LyFC que serán recontratados, una opción que evalúa la paraestatal.

La urgencia de llevar a cabo estas obras, añade la Coordinación de Distribución de CFE, radica en la obligación adquirida por la empresa tras el proceso de liquidación de LyFC, de garantizar el suministro suficiente y confiable de energía eléctrica a casi 5.4 millones de clientes residenciales o domésticos; 702 mil clientes comerciales; 3 mil 800 locales prestadores de servicios; mil 300 del sector agrícola y 16 mil 200 del industrial.

Los recursos para estas tareas se prevé sean asignados por la Federación, bajo la modalidad de recursos propios a ejercer en el periodo de 2009 y 2010, correspondiendo exclusivamente los fondos a inversión federal.

Para ello, la Comisión Federal de Electricidad licitará entre contratistas la ingeniería, suministro de los equipos y materiales, construcción integral de la obra civil y electromecánica, aseguramiento de calidad, pruebas, capacitación, fletes, seguro, aranceles, manejo aduanal, afectación sobre infraestructura existente y todos los demás costos asociados que estén a cargo del contratista y en que se incurra en la etapa de construcción.

 

CFE: obsoleta, parte del equipo de Luz y Fuerza

En la zona centro del país, Comisión Federal de Electricidad (CFE) se topó con la obsolescencia de 81 subestaciones, que en su mayoría datan de 1960, y que son consideradas críticas.

En la zona centro del país, Comisión Federal de Electricidad (CFE) se topó con la obsolescencia de 81 subestaciones, que en su mayoría datan de 1960, y que son consideradas críticas porque en cualquier momento pueden provocar una falla “catastrófica” y grandes pérdidas económicas tanto en equipo como en afectación a los usuarios del área metropolitana de la ciudad de México, Hidalgo, Puebla y Morelos.

La paraestatal considera apremiante la compra de transformadores, interruptores, equipos de prueba y plantas de emergencia que requieren estas subestaciones, porque de otra forma no puede garantizar la continuidad del suministro de energía a casi 6.2 millones de usuarios que contrataron el servicio con Luz y Fuerza del Centro.

La Subdirección de Transmisión tiene encomendada la responsabilidad de recuperar y mantener la confiabilidad de estas subestaciones y “mejorar sustancialmente su imagen” ante la sociedad, pues desde que tomó control de las instalaciones ha registrado “casos de explosión de transformadores con daños a terceros”. Por ello, solicitó 44 mil millones de pesos para adquirir 165 transformadores; 45 millones para 110 interruptores de media tensión y 12 bancos de batería; y 46 millones de pesos para 11 planta de emergencia y 10 equipos de prueba. Explica que tener equipos con muchos años de operación implica mayor riesgo y reducir la confiabilidad y la garantía de suministro de electricidad entre los clientes.

La compra de transformadores de corriente resolvería problemas de seis subestaciones que presentan una situación severamente crítica: San Bernabé, Santa Cruz, La Paz, Teotihuacán, Victoria y Deportiva, cuya antigüedad es mayor de 35 años.

Al momento que los trabajadores de CFE empezaron a efectuar los mantenimientos y pruebas detectaron que sus componentes están diseñados para no cambiarse, de ahí que sea necesario sustituir todo el equipo, dado que su prolongado tiempo de operación se traduce en continuo desgaste hasta el punto de llegar a fallas o apagones.

Se contempla la sustitución de interruptores y bancos de batería, componentes de las subestaciones, que “por haber sobrepasado su vida útil resultan obsoletos además de enfrentar falta de refaccionamiento”, lo que afecta la operación de las subestaciones. En estas condiciones vienen operando 18 más, entre ellas Chapingo, Magdalena, Remedios, Valle de México, Las Águilas, Cuauhtémoc, Contreras e Iztapalapa.

En el caso de las plantas de emergencia, “al no tenerse en existencia en las subestaciones se requiere su adquisición e instalación para su operación ante cualquier contingencia”. Según la Subdirección de Transmisión de CFE. las seis subestaciones críticas adolecen de estos equipos, además de Chapingo, Atenco, Aurora y Contreras.

 

 

 

Fuente: El Universal

 

 

 

Información relacionada

 

México: Los grandes morosos aún consumen energía

Todos saquearon a Luz y Fuerza

Calderón retrocederá parcialmente en el recorte de empleados del sector energético

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.